Jornada para cargar las pilas La Pola celebró los actos religiosos de la fiesta del Carmín, que hoy llega a su día grande con la romería
VOTE ESTA NOTICIA
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
Más fotos
La imagen de la Virgen del Carmen, alzada sobre la alfombra floral.
MULTIMEDIA
Pola de Siero,
Luján PALACIOS

Las fiestas del Carmen y el Carmín celebran hoy el día grande, con la romería de Asturias y la previsión de colgar el cartel de «lleno total» en los prados de la Sobatiella, buen tiempo mediante. Y ayer, antes de la gran traca final, la Pola vivió, como viene siendo habitual, la típica jornada de reflexión entre tanto jolgorio y folclore.

No en vano, ayer tuvo lugar el acto central religioso, con la misa de fiesta en honor de la patrona de los polesos. Una cita que no por más reposada dejó de ser multitudinaria y colorista. Así, este año, como principal novedad del acto religioso, la Virgen del Carmen tuvo a sus pies una alfombra floral que despertó la admiración de los vecinos.

Un grupo de artesanos de Castropol se desplazó expresamente hasta la capital sierense para elaborar un vistoso tapiz con hojas y pétalos de flores, una pequeña obra maestra que comenzó a tomar forma a las siete de la mañana y que permaneció expuesta al público hasta la tarde. Decenas de personas se acercaron hasta la iglesia parroquial para, cámara en alto, inmortalizar el vistoso tapiz, por el que transitó la procesión.


La misa solemne estuvo cantada por el «Coro Ángel Émbil», de Siero Musical, y la concurrida procesión de fieles fue acompañada por la banda de música de la Asociación Sierense Amigos de la Música y la banda de gaitas «Nalgañu», de La Carrera. El colofón a la mañana de actos festivos lo puso el tradicional concierto de fiesta de la banda de música local, en la carpa de la calle Luis Navia Osorio, seguido, como cada año, por cientos de vecinos.

Ya por la noche, la música corrió a cargo de la orquesta «Aroma», que dio paso al grupo atracción argentino, «Ráfaga», y a la descarga de voladores y fuegos artificiales desde el antiguo estadio de fútbol Luis Miranda.

Una jornada de transición entre el folclore de los días pasados, con encuentro de bandas de gaitas, concierto de música folk y desfile de grupos folclóricos, y el día de hoy, marcado también por el tambor y la gaita en la más genuina romería de prau de la región.
Merienda
Será a partir de las cinco de la tarde cuando se celebre la subida a la Sobatiella, animada, como siempre, por el grupo «Los Cascaos», que este año será homenajeado por Festejos. La fiesta continuará con merienda campestre hasta altas horas de la noche, con cita posterior en la verbena del centro de la Pola.

Y para los que mañana, martes, aún reserven algunas energías, la diversión está asegurada con la espicha-parrillada de la Sociedad de Festejos, la danza prima, que discurrirá por las calles Florencio Rodríguez, Pedro Vigil y el parque de Alfonso X el Sabio, y la actuación final de Luis Aguilé. Para no perdérselo.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.