Barco en la Ría

Publicado: 20/02/2009 17:45 por castropol en Fotos antiguas
20090220174449-barco-en-la-ria-1035-bayeto.jpg

Comentarios  Ir a formulario

gravatar.comAutor: victor

Hola Ovidio,como estas?.
Perdi tu email,asi que tengo que escribirte aqui.Primero darte las gracias otra vez por tu trabajo con este blog.
Al ver esta foto me acorde de mi amigo Anton(el argentino),que Dios lo tenga ya en su gloria.Por favor le das un abrazo a Elisa de mi parte cuando la veas.Gracias Ovidio.Un saludo a Marisefa.
Victor(el de Rita).

Fecha: 25/02/2009 14:47.


gravatar.comAutor: victor

Hola Ovidio,creo que te di el email equivocado.Espero que esteis bien.Saludos a todos los participantes de este blog.

Fecha: 09/03/2009 20:36.


gravatar.comAutor: l. legaspi

FONDEADERO

El barco está fondeado en el Pozo de la Punta. En este blog hay otras fotos similares. El poso es (o era) la mayor profundidad de la margen derecha de la Ría. Era un caladero de pesca bueno para alguna maragota, salmonetes, quien sabe si algún pulpo y, desde luego, para farros y sarrianos.También pudiera picar alguna xulia o cabra, En una ocasión yo participé ahí en una pesca milagrosa: unas ciento cincuenta corvinas que nos rompieron la red, pero las recogimos, precisamente en la punta del pedregal que se ve en el centro de la imagen. Yo, a mis 12 ó13 años, andaba enrolado para la rapeta en la Gamela de Fernandón. Aún no se había inventado el “Día contra los niños en el trabajo”. En algún momento, si me queda mar por la proa, escribiré algún sucedido.

Volvamos al fondo del comentario. El barco bien pudiera ser el Pitas, el Gaitero, el Recalde… o cualquier otro patache de cabotaje que venían a cargar puntal de pino para entibar las minas de carbón. El pantalán del Penedón no se hizo hasta 1936. El puerto de destino era San Esteban desde donde, río arriba, el tren del Vasco acercaba la madera a las cuencas del Nalón, Caudal, Trubia y Narcea. Lo pinos, depositados en el muelle, se trasbordaban en gabarras o barlotes que acoderaban al buque para cargar su bodega y cubierta. Había cuatro o cinco lanchas de este porte: Montañés, Sanguín, Legaspi, la Lancha d`a Pedra de Vilavedelle, El Reviso de Vegadeo y no cuente mucho más.

El Pozo de la Punta fue el centro industrial del puerto, las rocas que lo rodean pudieran haber sido segura cimentación de un pantalán.

Una reducida colla de temporeros esperaban con ansia alguna recalada para un día o dos de jornal que ayudase a tapar algún agujero en la tienda de don Gumersindo o entretener el vicio con una cajetilla de mataquintos de casa de las Marignacias,

Pero ya que salió lo de ahujero, fíjese, caro lector, en la apertura en el centro del murete, era el acceso a un escalera que facilitaba el embarque o la bajada al pedrero. Un día argayó – hay tantos argayos en Castropol – y la solución fue tapar, el problema y ¡ahí te quedas! Señores, los que mandáis por mar y por tierra, ¿es mucho pedir el conservar lo que hay y sirve?

Fecha: 27/04/2009 21:58.


Añadir un comentario



No será mostrado.