20150703123343-sin-titulo-1-copiar.jpg

   Vemos una foto de la portada del Palacio de Santa Cruz, una vez repuestos en su lugar los escudos que habían sido retirados en 1.896 por D. Vicente Loriente Acevedo.

A continuación reproducimos un interesante artículo de Javier García Herrero, publicado en esta blog en mayo de 2011.

 

ESCUDOS DE LA PORTADA DEL PALACIO DE LA MARQUESA

Por Javier García Herrero

Sobre la portada de la casa conocida como Palacio de la Marquesa o de Loriente, reedificada a mediados del siglo XVIII, lucían tres espléndidas piedras armeras, que en campos ovalados recogían los linajes de sus propietarios. Estos escudos coincidían exactamente en su contenido con los que se encuentran en la Capilla de la Marquesa de la Iglesia parroquial de Castropol, por lo que se puede suponer que ambos conjuntos son de la misma época, mediados del XVIII.

A finales del Siglo XIX, en 1896, Vicente Loriente Acevedo, que había emigrado a Cuba con 12 años, de donde regresó como acaudalado comerciante, compra el palacio, al deshacerse el X Marqués de Santa Cruz de esta propiedad, al parecer por una deuda de juego.

Hombre de honor, Loriente considera que no le corresponde lucir en su casa unas armas que no son suyas y manda retirar los escudos de la portada, que son depositados en alguna dependencia de los bajos del Palacio, quedando allí olvidados. Allí fue tomada, con gran oportunidad, la foto que ilustra este comentario, ya que es el único documento, que conozcamos, que da fe de la existencia de dichas piedras. El autor probable de la foto fue Paco Marinero.

Décadas más tarde, cuando la familia Loriente, ya fallecido el patriarca, recuerda los escudos, descubre que estos han desaparecido del lugar donde estaban depositados. Caben dos hipótesis sobre la desaparición: la que nos parece más probable es la del robo y que hoy los escudos estén luciendo en la casa de alguien cuyo sentido del honor sea justo el contrario que el de Loriente. La segunda posibilidad sería que en alguna obra hecha en el palacio, el albañil, ignorante del valor de  las piedras, las utilizase como material de construcción o de relleno.

De cualquiera de las maneras, una grave pérdida para el patrimonio castropolense, ya que sin duda los escudos darían un gran realce a la casona, que aún sin ellos es uno de los edificios más destacados de la comarca.

 

Respecto a los escudos, comparando los desaparecidos con los de la Iglesia, vemos que salvo en la forma, ovalados unos, en la forma común de escudo los segundos, coinciden exactamente. Hay que hacer la salvedad de que los del palacio están cambiados de orden, probablemente al depositarlos, estando intercambiados el central con el derecho.

 

Heráldica de  los escudos, siguiendo la disposición de los de la Iglesia:

 

 

 

Izquierdo:

1º cuartel: LANTOIRA

2º: DONLEBÚN

3º: MONTENEGRO

4º: OSORIO

5º: NAVIA

6º: LANZÓS

 

 

Central:

1º: LANTOIRA

2º: BERMÚDEZ

3º: MONTENEGRO

4º: MIRANDA

5º: NAVIA

6º: AVILÉS

7º: VALDEPARES

 

Derecho:

1º: NAVIA

2º: LANTOIRA

3º: ARANGO

4º: MONTENEGRO

5º: AVILÉS

 

 

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.