20151118131405-castropol-alerta.jpg

Pincha a continuación:

Castropol alerta de daños en el puerto por el aterramiento de la ría del Eo

Comentarios  Ir a formulario

gravatar.comAutor: Antonino

Todos aquellos que pasean, pescan, reman, navegan...en definitiva todos los que disfrutamos de nuestro tiempo libre en el muelle de Castropol somos conocedores del deterioro paisajístico (arboles semisecos, carretera bacheada y esfondada, construcciones nada pintorescas, escolleras etc)que se lleva produciendo en todo el paseo desde hace ya años y que el temporal del 2014 agudizó. Me da lástima ver "os furados" de la rampa de la Punta y que en poco tiempo harán caer parte de la solera de la única rampa que nos queda intacta. Ahora se alerta de los problemas del muelle y los justifican con el tesón; me gustaría saber donde estaban los 11 Concejales y los técnicos municipales cuando, hace ya mas de un año, el temporal arrasó el viejo muelle de Castropol; quizás estaban todos en el vecino puerto deportivo de Figueras pues para alli si se destinaron 59895 Euros de los 317000 Euros que gastó el Principado en obras por los daños del temporal.

Fecha: 18/11/2015 21:13.


gravatar.comAutor: Antonio Murias Vila

El “Ribanova”, Leopoldo Calvo Sotelo constataba que la Ría (“Ría del Nova” que no, nunca “Ría de Ribanova”) gozaba de vida propia y, quizás incluso –añado yo- de alma particular.
Un siglo más tarde, la Ría se nos aparece como un biotopo cada vez más pocho. Hasta parece que la fauna que la puebla participa de una progresiva desazón y tristeza.
Además, como sucede en la edad provecta, la Ría mengua. Cada año sigo su variable evolución, y cada vez la veo más pequeña, reducida, congrua. Mengua por los laterales y mengua por el fondo.
Es muy triste. Yo conocí la Ría de Ferrol cuando todavía los ferrolanos (yo entonces lo era y sigo siéndolo en parte) disfrutábamos de la playa artificial de Copacabana en la dársena de la Malata. También conocí la Ría de Viveiro cuando desde el antiguo Casino lanzábamos zarandas para pescar cangrejos. Y conocí una Ría del Eo muy distinta a la de ahora.
Si fuese cierto que Dios, al terminar su obra, dejó la impresión de sus dedos formando las rías, a lo mejor convendría que volviese a hacer unos retoques, porque si no es por intervención divina, aquí no hay fácil apaño.

Fecha: 19/11/2015 15:18.


gravatar.comAutor: Antonio Murias Vila

En “Ribanova”, Leopoldo Calvo Sotelo constataba que la Ría (“Ría del Nova” que no, nunca “Ría de Ribanova”) gozaba de vida propia y, quizás incluso –añado yo- de alma particular.
Un siglo más tarde, la Ría se nos aparece como un biotopo cada vez más pocho. Hasta parece que la fauna que la puebla participa de una progresiva desazón y tristeza.
Además, como sucede en la edad provecta, la Ría mengua. Cada año sigo su variable evolución, y cada vez la veo más pequeña, reducida, congrua. Mengua por los laterales y mengua por el fondo.
Es muy triste. Yo conocí la Ría de Ferrol cuando todavía los ferrolanos (yo entonces lo era y sigo siéndolo en parte) disfrutábamos de la playa artificial de Copacabana en la dársena de la Malata. También conocí la Ría de Viveiro cuando desde el antiguo Casino lanzábamos zarandas para pescar cangrejos. Y conocí una Ría del Eo muy distinta a la de ahora.
Si fuese cierto que Dios, al terminar su obra, dejó la impresión de sus dedos formando las rías, a lo mejor convendría que volviese a hacer unos retoques, porque si no es por intervención divina, aquí no hay fácil apaño.

Fecha: 19/11/2015 15:19.


gravatar.comAutor: NANO

De los "penedos" tirados (120.000 euros) en la destrucción de la rampa o escollera donde esta ubicado el Club de Vela nunca se preocuparon por lo estropicios ocasionados. Ahora tiempos de elecciones, no obstante gracias por que la corporación ponga interés en el paseo del Mulle o ¿Mateo de Ros'

Fecha: 24/11/2015 15:20.


gravatar.comAutor: l.legaspi

TERRORIFICO ATERRAMIENTO
Me aterra el aterramiento de la Ría. No es el santo entierro, ni tampoco el de la sardina, aunque, también, sino el de los salmonetes, sollas, lenguados, “ameixolas, incluidos bígaros, carneirolos y muxacais” El entierro o enfangamiento (¡qué riqueza de dicionario! ) lo hacemos los de greenpeace, con plásticos, hierros, adoquines, escolleras, “muertos” y toda a merda dos eorarios convertida en geiseres pestilentes. Menos mal que, después de Oscar Alzaga y Marcos Vizcaya, políticos y variados acuicultores, trabajando con tesón, decenas de años contra expertos emisarios de la autoridad constituida, por fin podremos gritar: ¡Ostras, que puntería!

Fecha: 07/12/2015 19:42.


Añadir un comentario



No será mostrado.