20180202170813-fondo-literario.jpg

La Nueva España 2/2/2018

Los espacios habilitados dependerán de la biblioteca Menéndez Pelayo, a la que la Fundación Ría del Eo ha concedido 750 euros para comprar libros

  •  

El Ayuntamiento de Castropol ha decidido ubicar en dos salas de la vieja Cámara Agraria el fondo bibliográfico que el párroco castropolense Luis Legaspi legó tras su fallecimiento el pasado abril a la biblioteca local Menéndez Pelayo. "La idea es clasificarlos ahí y que si en algún momento alguien quiere acceder a ellos se haga la solicitud a través de la biblioteca", precisa la Alcaldesa en funciones, Teresa Dorado.

No sabe precisar cuándo será posible el traslado, clasificación y colocación de los ejemplares en estos espacios de la planta alta del inmueble, en pleno centro de Castropol, pero confía en que quede listo este año: "Lo haremos lo antes posible".

Este anuncio se suma a la decisión de la Fundación Ría del Eo, fundada por el párroco en 2008 con fines culturales y religiosos y ligada al concejo de Castropol, de subvencionar con 750 euros la compra de libros de la Menéndez Pelayo, a la que Legaspi tenía especial cariño. La bibliotecaria Manuela Busto ha mostrado su satisfacción por esta ayuda que permitirá reforzar "las secciones más cojas". Precisa Busto que, a falta de elaborar el listado definitivo, la idea es reforzar la sección local adquiriendo libros de la zona y de autores del concejo, así como apoyar secciones que quedaron flojas, reponer libros que están en mal estado y completar colecciones que han quedado incompletas. "Gestos como estos son muy importantes porque contribuyen a un crecimiento coherente y racional del fondo. No es comprar por comprar. Es un aporte muy importante y estoy muy contenta".

La Fundación Ría del Eo se ha planteado este año dar un impulso a su actividad, como le hubiera gustado a su fundador, alma de las misiones asturianas en África y América y precursor de Cáritas. Los responsables de la entidad, que ha heredado todo el patrimonio del párroco, quieren revitalizarla con nuevas propuestas e iniciativas para hacer justicia al legado de su fundador, fallecido en abril a los 93 años. Lo más inmediato será una exposición sobre la fábrica de Ensidesa que se instalará en la Casa de Cultura castropolense el próximo marzo.

La muestra, que estará abierta del 15 de marzo al 15 de abril, incluye cuarenta fotografías que recogen los primeros años de actividad de esta factoría donde trabajaron un buen número de vecinos de la comarca. También habrá una segunda muestra dirigida a los escolares de la comarca, que aún está sin definir. En verano, como es costumbre, también organizarán un par de conferencias, aún sin concretar y esperan colaborar con el proyecto educativo Foro Comunicación y Escuela en alguna de las actividades previstas.

Otro de los proyectos que maneja el colectivo es la contribución a la reparación del retablo de San Isidro, que se ubica a la entrada de la iglesia Santiago Apóstol de Castropol. Aunque todos los retablos del templo se restauraron en los noventa, éste no ha aguantado bien el paso del tiempo y está afectado por la carcoma.

Los que trataron en vida al párroco le definen como un " torbellino de ideas y proyectos" y destacan el profundo amor que siempre sintió por su pueblo natal.

Pese a residir en Oviedo de manera habitual mantuvo casa en Castropol y la visitaba con frecuencia.

 Tania Cascudo

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.