Año 1.882: conflicto Castropol-Ribadeo

Publicado: 30/11/2018 11:30 por castropol en Castropol
20181130113009-sin-titulo-1-copiar.jpg

       Siguiendo con mis faenas de “pesca” en el caladero del archivo municipal de Castropol, me encontré con esta curiosa y desconocida historia (al menos para mi), relativa a la inspección sanitaria en los buques que arribaban a la ría (del Eo, por supuesto) y que una vez más, tiene por escenario  nuestro querido estuario, a cuenta de algunas competencias, en este caso relacionadas con la sanidad marítima. Voy con ello.

 

            Mal comienza el año para nuestra villa, puesto que el día uno de Enero,  el alcalde da cuenta a la corporación de una circular del Gobernador Civil, que tiene como  finalidad el establecer una relación de los puertos de interés local en la costa asturiana, según ordena la Ley de Puertos. Se conceden quince días para efectuar observaciones. Y en  este primer listado... ¡No figura el puerto de Castropol!

 

            Esta noticia, tan sorprendente como negativa,  crea  logicamente un gran malestar en el Ayuntamiento, que reacciona de inmediato, alegando que el puerto de Castropol ¡Tiene tantos méritos e incluso más!, que alguno de los puertos que figuran en esa primera relación. A saber:

 

            “En primer lugar, ofrece un magnífico y seguro fondeadero de cabotaje y altura,  permaneciendo los buques a flote incluso en bajamar. Castropol, es cabecera de Partido Judicial, con su correspondiente Aduana y Administración de Rentas Estancadas (1).  Dispone de Jefe de Línea de la Guardia Civil y de Sección de Carabineros, siendo el municipio más poblado del Partido (8.467 hab.). Ha sido capital del Juzgado de Marina, para toda la costa del Partido Judicial. En La Linera existe un astillero, donde se construyen barcos de todo porte y en el puerto, se verifica la carga y descarga de artículos de comercio, que se importan y exportan por los pueblos de la costa, desde Navia a esta villa”.

(1)   Artículos o géneros estancados o monopolizados por el estado, como el tabaco, fósforos, combustibles líquidos, lotería, correos...

 

            La corporación finalmente, acuerda también y para reforzar la posición de Castropol, que el alcalde justificará y certificará los buques despachados en el año 1.881, recabando información a la Aduana local sobre operaciones de carga y descarga en dicho año, formulando por supuesto la correspondiente reclamación, para que se clasifique al puerto de Castropol, según demanda su importancia y conforme a la Ley de Puertos de 7 de Marzo de 1.880.

 

            Hay que tener en cuenta, que la no inclusión en esta relación de puertos de interés local, era un asunto muy  importante para Castropol, ya que entre otras cosas, supongo que condicionaría  futuras inversiones en nuestro puerto.

 

            Por si lo anterior no fuera suficiente, la corporación en pleno reunida el día 22 de Marzo del mismo año, enterada de que el Ministerio de Gobernación había creado sendas Direcciones Locales de Sanidad en los puertos de Tapia y Vega de Ribadeo (Vegadeo, como sabéis ), exige el mismo trato para nuestro puerto, ya que dispone de un magnífico fondeadero para buques de cabotaje y altura, como ya se había manifestado en relación a la Ley de Puertos.

 

            Pudiera ser, que ambos muelles tuviesen más movimiento que el nuestro, de lo contrario es difícil de explicar esta clara discriminación y por segunda vez. Además, hay que tener en cuenta también que la construcción del puerto de Tapia había finalizado en 1870, gracias al interés, impulso e influencia del gran benefactor local, el Marqués de Casariego: puerto, instituto, creación de nuevo concejo (en gran parte a costa del nuestro)...  Relacionado con lo anterior,  hay que decir también, que siendo Manuel García Vior (2), Gobernador Civil de Asturias (bienio 1854/1856), dispuso importantes cantidades para varias obras en Castropol, entre ellas un muelle-embarcadero (3).  Pero, me da la impresión, de que tan solo fue una limosna, comparado con la obra tapiega.

(2)   Este abogado y político castropolense, fue además diputado provincial y también en las cortes madrileñas. En aquel momento, estaba considerado como uno de los miembros más distinguidos del Partido Progresista Asturiano. De él también se decía, que era una persona muy activa y abogado de sólido rezonar en Castropol.

(3)   ¿Dónde estaba situado ese muelle-embarcadero? ¿Dimensiones aproximadas, características…? Ahora mismo,  lo que yo puedo afirmar, es que si se hizo. No se si todo o parte. Desde luego al Marqués de Santa Cruz, se le ocupó  “parte de un prado” y hubo que construir en esa zona un muro de contención, donde había también un casa afectada ¿ Pudiera ser donde está hoy el Risón ? ¿Se utilizaron parte de los materiales o quedó enterrado en las obras de la carretera ?

 

            Y... como no hay dos sin tres, faltando unos días para el cambio de estación, llega la humillación desde Ribadeo,  impactando de lleno en la línea de flotación.

 

            El día 16 de Junio (1882), se recibe en el ayuntamiento una  comunicación del Gobernador Civil de Asturias, donde transcribe otra de su homólogo en Lugo y que a su vez inserta una orden de la Dirección de Beneficencia y Sanidad, instando para que el alcalde de Castropol no desempeñe el servicio sanitario en los buques que arriben al puerto, ya que corresponden al Director Local de Sanidad de Ribadeo.

 

            No hay que ser muy mal pensado, para imaginar que Ribadeo lanzó este órdago a través de su Gobierno Civil, una vez enterado que Castropol no tendría su Dirección Local de Sanidad.

 

            El Ayuntamiento castropolense, sorprendido y enojado, manifiesta en primer lugar, que este servicio es “completamente distinto” del que corresponde al puerto de Ribadeo.

 

            Además, vuelve a exponer de nuevo lo ya sabido: que Castropol es cabeza de Partido Judicial, tiene Administración de Rentas Estancadas, sección de Carabineros y también Aduana, donde se despachan los buques que cargan o descargan en este puerto.

 

            También se alega, que es “tradición constante”, el hecho de que las aguas de la ría del Eo, que divide a las dos provincias, están consideradas como pertenecientes a la provincia de Oviedo, de forma que los Escribanos de Castropol, antes de la organización del Notariado, podían “dar fe” (4) de contratos efectuados a bordo de lanchas en Figueirúa (Ribadeo) y en los buques anclados en el canal de esta villa, que no estuviesen amarrados a tierra y que a su vez dependían para todos los efectos: sanitarios, registros o vigilancia, del cuerpo de carabineros de Castropol.

            (4) Cuantas veces, hemos escuchado a personas de más edad,  “que los notarios de Castropol  hace muchos años,  podían desempeñar sus funciones como tales, al otro lado de la ría”. Esto se recordaba, especialmente, cuando por algún motivo reaparecía la polémica sobre el nombre o la titularidad de la misma.

 

            Considera también la corporación, “Que la citada orden priva de un derecho legítimo a este concejo, rebajando su importancia. Y también a la provincia, ya que implicitamente reconoce a favor de la de Lugo, el derecho de las aguas de la ría del Eo, que siempre fueron consideradas asturianas, como en su momento resolvió el Tribunal Superior de Gracia y Justicia, siempre que se plantearon conflictos de jurisdicción entre los jueces de 1ª Instancia de Castropol y Ribadeo, tanto en lo civil como en lo criminal”.

 

            Después de esta exposición de motivos, la corporación en un penúltimo intento, acuerda que el alcalde se dirija al Gobernador Civil de Asturias, solicitando con firmeza la revocación de la orden de la Dirección General, que dio lugar a este conflicto.

 

            Con el verano ya avanzado, nos acercamos al final de esta disputa entre las dos orillas . El día 24 de Agosto,  al no obtener respuesta del Gobierno Civil, el Ayuntamiento acuerda que el alcalde se dirija  directamente al Ministro de la Gobernación, para solicitarle que deje sin efecto la orden de la Dirección General de Beneficencia y Sanidad, en la que se le prohibía a la alcaldía desempeñar servicios sanitarios en los buques que arriben a Castropol. Solicitando también de nuevo, la creación de una Dirección Local de Sanidad  o que en su defecto y me imagino que a la desesperada, se autorice al alcalde, médico titular y secretario para la gestión sanitaria del puerto.

 

            Una vez más, de nada sirvieron todos estos “argumentos y méritos”,  ya que tampoco hubo respuesta desde Madrid, de lo cual se deduce, que Castropol  perdió frente a Ribadeo la inspección sanitaria en los buques que realizaban labores de estiba o viceversa en su puerto. Un triste y decepcionante  “annus horribilis” para los intereses de Castropol y su puerto, a pesar de su vieja aureola de  poder e influencia, tanto en Oviedo como en Madrid, que en esta ocasión no sirvió de nada.

 

            José Ramón Luanco, ya lo tenía bastante claro en esa época, cuando escribió (“Asturias”, de Bellmunt y Canella):

            “¡Triste condición la de un pueblo, que no tiene otro recurso para sustento del proletario, que el mezquino estipendio que le deja,  quien acude a su recinto en demanda de justicia!”

 

            Castropol, Noviembre de 2018                                 Pepe Llende

Comentarios  Ir a formulario

gravatar.comAutor: Apaga a luz mariposa ...

Y ahora para más inri se repite la historia , los letreros de los radares informando la velocidad adecuada que debemos llevar en el Puente de los Santos (San Román y San Damián) ,tanto en el lado asturiana como el gallego nos lo ponen en “Galego”. ¿Vendrán las sancione o multas también en galego?. En fin, a los asturianos y castropolenses de la ría solamente nos queda aun decir muelle de Figueirua , no de Figueiroa, y pagar el sumisitos eléctrico del Puente

Fecha: 03/12/2018 18:58.


gravatar.comAutor: Castripol corral de vacas ...

El cartel con la información en castellaño, este domingo. T. C.
El panel luminoso que ofrece información a los conductores que transitan por la Autovía del Cantábrico a la altura de Tapia y en dirección a Galicia ha dejado de ser bilingüe. Después de que LA NUEVA ESPAÑA se hiciera eco de la queja de un usuario al descubrir que el panel alternaba la información en gallego y en castellano, ahora el cartel ha dejado de parpadear y ofrece de manera constante el mismo mensaje escrito solamente en castellano: "Pte. Santos velocidad controlada". Fueron muchos los vecinos que expresaron su malestar por el uso del gallego en suelo asturiano.
Por otra poarte de los semafaros,seañes, paos de cebre que se iban a pner en la carretyera que da paso de la finca sQuintalonh¡ga y ¿que se sabe'

Fecha: 11/12/2018 19:38.


Añadir un comentario



No será mostrado.