Castropol, de flor en flor

Publicado: 24/06/2019 15:03 por castropol en Noticias

La villa luce por el Corpus su buen hacer con las alfombras: "Esto hay que verlo", dice el público

Castropol, Ana M. Serrano  24.06.2019 | 01:04

Los niños que recibieron este año la primera comunión en Castropol, seguidos de legionarios, ayer, durante la procesión por las alfombras florales.
Los niños que recibieron este año la primera comunión en Castropol, seguidos de legionarios, ayer, durante la procesión por las alfombras florales. A. M. SERRANO

Ni la tormenta perfecta frenaría a Castropol en el día del Corpus, cuando los vecinos llenan el suelo de sus céntricas calles con una alfombras florales difíciles de encontrar en Asturias. "Al final salimos sí o sí, el tiempo da igual", dice Ovidio Vila, uno de los que colabora con la causa de forma desinteresada.

La presidenta de la asociación "El Pampillo", Maite Muiña, concretó que se engalanaron casi 400 metros lineales de calle. Participó en las laboriosas tareas "todo el pueblo" y fue posible ver a gente trabajando desde las cuatro de la madrugada.

Este año, faltó la hortensia y hubo que suplir este pétalo con otros materiales. Teresa Fernández, vecina de San Juan de Moldes y oriunda de Fonsagrada, echó de menos más color floral, "pero el trabajo es impecable y las alfombras, las mejores que he visto. El pueblo se merece un gran reconocimiento".

Muchos visitantes son fieles a la cita y es que en Castropol "todo es nuevo cada Corpus", una fiesta declarada de interés turístico regional. Al faltar alguna flor típica de la temporada por el mal tiempo ha hecho en las últimas semanas se utilizaron más borras de café y serrín. También se pudieron ver conchas y las habituales bayas de eucalipto.

En Castropol, se esperaba por mal tiempo. Al final, la procesión se pudo celebrar sin una gota de lluvia.

Las amigas ovetenses María Teresa Iglesias, Manuela Fernández y Rosa María Lorenzo se pasaron el viaje por carretera, entre Oviedo y la villa, mirando al cielo. "Es que esto hay que verlo", dijo la primera. "Sería una pena verlas destrozadas por la lluvia". añadió. Los hermanos Cecilia y Esteban López también se acercaron a ver a la engalanada capital castropolense. La primera lo hace cada año "porque es tradición familiar"; el segundo, "porque me gusta el ambiente". Y es que si algo no faltó ayer Castropol fue público de la comarca, de otras zonas de Asturias y de fuera. Sólo el palio con el Santísimo pisó las alfombras. También lo hizo un grupo de la Hermandad Cofrade de Caballeros Legionarios de Asturias, los niños de primera comunión y la banda de gaitas.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.