El virus, en taxi de Benidorm a Castropol

Publicado: 24/03/2020 13:09 por castropol en Noticias

Un castropolense con síntomas de coronavirus rompe "por miedo" el encierro al huir de su casa alicantina con su mujer y viajar con un taxista hasta Asturias, donde le confirmaron que cruzó la Península con el virus

La Nueva España.

Jarrio (Coaña), Ana M. Serrano  24.03.2020 | 00:56

El virus, en taxi de Benidorm a Castropol
El virus, en taxi de Benidorm a Castropol

De Benidorm a Barres (Castropol) en taxi y con síntomas de tener coronavirus. Así fue el periplo de un matrimonio castropolense septuagenario con segunda residencia en la ciudad alicantina que se aventuró a recorrer miles de kilómetros para sentirse "a salvo" en Asturias.

Su aventura fue "denunciada" por una sanitaria de la plantilla del Hospital Comarcal de Jarrio, quien a través de un audio que circuló por redes sociales dio a conocer el caso para advertir, según se desprende de sus palabras, de que la gente debe quedarse en casa y, en caso de tener síntomas, llamar a los teléfonos habilitados por los gobiernos de cada comunidad. Pero no viajar ni acudir directamente a su hospital o centro de salud de referencia.

La sobrina de los afectados asegura que el matrimonio sintió "miedo". Los billetes de tren de regreso que tenían comprados eran para el 14 de abril. "Como allí estaban cerrando todo, creo que tenían miedo", insiste la mujer, quien accede a contar a LA NUEVA ESPAÑA una aventura que empezó el jueves por la tarde.

El matrimonio septuagenario decidió contratar los servicios de un taxi (servicio mínimo que puede funcionar con normalidad en estado de alarma) para hacer los más de 1.000 kilómetros que separan ambas localidades. En total, más de diez horas de viaje. Llegaron a su residencia de Barres en torno a las seis de la madrugada del viernes pasado. El hombre ya se sentía entonces mal. Se acostó a descansar, pero pronto fue necesario llamar al centro de salud. Un médico visitó el hogar y activó todo el protocolo para desplazar al paciente al Hospital Comarcal de Jarrio. Más tarde, el hombre acabó ingresado en el HUCA. Su diagnóstico: el temido coronavirus.

"Cruzaron media España, pero no con ánimo de hacer daño a nadie", dice su sobrina, quien detalla que el matrimonio pasa el invierno en Benidorm y vuelve a su natal Barres cuando en el Norte se registran temperaturas más agradables. En las redes sociales, al margen de la edad y de la situación de los afectados, este caso generó mucha polémica. Tras conocer el audio de la sanitaria del Hospital de Jarrio, un grupo de personas con familiares taxistas inició una campaña para dar con el profesional de la conducción de Benidorm a Asturias y advertirle de que estaba, probablemente, contagiado. Según la sobrina de los afectados, también intentaron localizar al profesional desde el Hospital Comarcal de Jarrio, pero sin éxito.

Finalmente, el taxista fue identificado el pasado domingo. Isabel Fernández, encargada en la central de radiotaxi de Benidorm, informó por redes sociales de que habían dado con él y estaba "confinado en casa desde su regreso después de haber hablado por teléfono con un médico". La central dio las gracias a las personas que difundieron la noticia, "pues es muy fácil que llevemos en nuestros vehículos a gente infectada y ni siquiera nos enteremos, siendo nosotros una fuente de contagio".

En Barres continúa la mujer, aislada junto al empleado de una ferretería que acudió a socorrer al matrimonio cuando decidieron llamar al médico.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.