Los asturianos se niegan a utilizar el topónimo de ría de Ribadeo en detrimento de ría del Eo

Comentarios  Ir a formulario

gravatar.comAutor: Antonio Murias Vila

Esta polémica de las denominaciones que puede tener la Ría a través de los tiempos y según los estados de ánimo resulta curiosa. Por una parte, es tema dilecto de periodistas que así llenan columnas cuando no tienen de qué hablar. Por otra, puede generar equívocos en algunos aspectos comerciales; por ejemplo: ¿las ostras pasarán a denominarse "Ostras de la Ría de Ribadeo" y podrán aspirar con éxito a integrar los productos que se comercializan bajo el sello de "Galicia calidade", a pesar de tratarse de un producto asturiano? ¿Qué pasará con los "aguiyolos" (o "aguillolos")? ¿Se transformarán en "navayas" (o "navallas")?

Otra: recientemente, en la Televisión de Galicia se emitió un reportaje sobre los botes de la Ría, bajo el abreviado título de "Bote de Ribadeo"; al abordar la cuestión de dónde se fabricaban estos botes, los reporteros tenían que informar (muy a su pesar, sin duda) que los astilleros o carpintería de ribera que queda en funcionamiento está en "el otro margen de la Ría" (que, según ellos, sólo habrá de ser "de Ribadeo", claro).

Con todo, y dejando de lado cuestiones de legitimidades y supuestos derechos adquiridos, el mayor inconveniente que tiene la denominación "Ría de Ribadeo", a mi modesto entender, es que resulta cacofónico y reiterativo y monta dos genitivos en posición "contra natura", incluso en la formulación sajona ("Ribadeo's Ria"). Y resulta antiestécito, razón por la cual cuando Leopoldo Calvo Sotelo escribió "Ribanova" se refirió a la Ría como "Ría del Nova".

Lo más lamentable es que, como si se tratase de una obra de Molière (con su característico humor ácido), mientras los médicos discuten el nombre y honores del paciente, no parecen hacer nada por curarlo.

Fecha: 04/04/2008 10:07.


Añadir un comentario



No será mostrado.