20150503185345-foto-cuarteto-stendhal.jpg



El próxímo 16 de mayo, sábado, y organizado por el Casino-Teatro de
Castropol, tendrá lugar un conc¡erto de música clásica interpretado por el
Cuarteto Stendhal. El concierto tendrá lugar a las 20:00 horas en el edificio
social de dicha Asociación, en el Parque Vicente Loriente de Castropol.
Destaca de este cuarteto de cuerda la alta maestría y dilata experiencia de los
músicos que lo componen. La viola, Steve Wright; el segundo violín, Marcos
Fernández; y el violoncello, Juan Carlos Cadenas, son miembros de la
Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias desde hace más de veinte años.
Y el primer violín, Eva Meliskova, con su incorporación el pasado año a esta
orquesta, hizo posible un sueño común de los integrantes: tocar en cuarteto. El
programa de este concierto comprenderá obras de Mozart y Brahms, así como
la obra Divertimento nº 1 del compositor y director asturiano Daniel Sánchez
Velasco.

Comentarios  Ir a formulario

gravatar.comAutor: l. legaspi

EUTERPE NOS SEA PROPICIA

Es una noticia saludable que la asociación privada, pública y popular, Casino-Teatro siga manteniendo su histórica tradición cultural con más acento que la lúdica azarosa que en otras, aunque raras, ocasiones hubieron de ser discretamente soslayadas.

Es un dato muy positivo que el uso de sus singulares instalaciones haya sido salvaguardado, dentro de un previsor convenio con la administración pública, para uso de acontecimientos artístico culturales de iniciativa privada. Conviene no perder, más bien aumentar y purificar el “seny” liberal castropolense, fruto, aunque un tanto tardío de la Ilustración. Gracias, a la junta directiva de la Asociación Casino-Teatro, presidida por el economista Luis López Cotarelo-Villaamil, asiduo tertuliante de este foro.

Hay otro motivo de satisfacción en esta noticia es el reconocimiento de la melomanía castropoleira y el estímulo para tradicional devoción a Euterpe. manifestada todavía hoy en el coro, surgido en torno a la parroquia, “Ecos de Castropol” y “Banda de Gaiteros El Penedón”, aunque también, parece que padecen, zancadillas.

La cosa viene de lejos. En la primera mitad del XVIII. el Alcalde Juan Rosendo Acevedo, con rango de teniente en el Regimiento de Castropol, herido de guerra, no fue de armas tomar, pero si de espíritu culto para el divino oficio de la música. Logró fundar la Academia Filarmónica Castropol, acaso la primera que existió en el Principado. Ello hizo arraigar en la villa capital y en toda la contornada la afición y pronto se pobló el pueblo de instrumentos de cuerda, aire y percusión. Los melomanos se fueron agrupando en orfeones, tunas, orquestas, rondallas, murgas, bandas. Por la misma época Ramón Valledor Presno, hombre culto y activo, Alcalde Mayor de Castropol en 1822 resucitó un viejo proyecto de cultura superior diseñado un siglo antes por su antepasado Jacinto Valledor, obispo de Osma en 1723: “Real Seminario de primera educación del partido de Castropol” que tras la escuela de niños en Presno y latinidad en Plantón. se instaló posteriormente en la Casa de Valledor en Vegadeo
El claustro docente estaba formado, nada menos, que por una docena maestros: de Primeras Letras, de Gramática, Matemáticas, Dibujo, Agricultura, Industria, Economía, Música y Gimnasia.

Desde Armal a Piantón, pasando por Coaña, Miudes, Arancedo A Roda, As Figueiras, Lantoira… era una orquestación de gaitas, cajas, clarinetes, bombos, violas y acordeoes… Más tarde llegó el metal con saxofones, trompas, trombones y trompetas…
Rogina, Quirolo, Etelvino, Ceide, Milano Murias Jonte … y más recientes, Amador, Pedrín de Huerta, Telesforo, Juaqín de Burela, Nino y Manolín de Santos, Ramón Platero, Pepe Montero…

Al salir de la Escuela, al mediodía, los niños voluntarios pasábamos por una lección de solfeo que impartía gratuitamente don Enriquin Murias con su voz gangosa y una regla que blandía al tres por cuatro y, de vez en cuando, al cariñoso “tente tieso”. Yo de escasa “mediaoreya” fui al seminario cantando sin desentono estridente el “doremifasol”

Al comenzar el siglo XX había dos docenas de pianos en la villa. En tardes serenas no era extraño pasar atravesar el casco urbano desde A Fonte a San Roque con soñadores sones clásicos.

Recomiendo el muy interesante libro “Xa Chegan os Quirotelvos” del amigo “mantarego” Xosé Miguel Suárez, pero aún en el ángulo oscuro de la historia quedan notas dormidas en el arpa que llaman a la investigación y publicación de jóvenes –o talluditos- libreados de los estúpidos y estupefacientes videojuegos.

Fecha: 06/05/2015 15:32.


gravatar.comAutor: Juan Manuel del Quirolo

Buen e ilustrativo comentario, D. Luis, gracias por instruirnos un pouco, que buena falta nos fay.

Fecha: 07/05/2015 09:15.


gravatar.comAutor: Luna da Lieira

¿Por qué todos los sabios músicos como el mundial "Sekespiare" y los locales de Castropol entre otros, claro salvando las diferencia, eran sordos ? .Como también lo eran Repelón y Murias los últimos, creo yo , que enseñaron el do…re….mi…fa... sol …..,ahora parece que rebrota que …pueda haber algunos y algunas.

Una anécdota , con un poco de humor , que falta nos hace, el “Patín o escaleras de la calle Penzol Lavandrea un “gran Grupo” , éramos tres o cuatro niños de 7 u 8 años” lo que vos voy a contar ,yo pretendía ser músico, para ello mi madrina (Tina) me regalo una guitarra el día de reyes , bueno, una guitarra y un tambor tanto era el ruido que hacíamos que nuestros padres y “ROCHEL Y EL ZACARO” (municipales) nos hacharon del famoso pedestal del “Patin” nos dijeron con la música a otra parte.
De este “conjunto” hubo uno, César Marfúl (DEP) , llego a tener una gran orquesta .
Como digo esto es una anécdota, si bien en estos años los mayores todos tenían una armónica (filarmónica) que tocaban por las noches en el parque con sus bandurrias, guitarras y laudes. Yo nunca fui capaz de sacar una nota, mi temperamento era de más …así me fue musicalmente mi carrera .

.Como dice Juan gracia D. Luis

Fecha: 07/05/2015 15:58.


gravatar.comAutor: Luis L. Cotarelo

Añadiéndo algo a lo que dice Luis Legaspi, Castropol fue residencia, más o menos como destierro, de algún represaliado de la Década Ominosa del reinado de Fernando VII; obviamente personas de ideas liberales y anti-absolutistas. Entre ellos estaba Juan Rosendo Acevedo, que, aunque refugiado político, era de Castropol y que fundó una Academia Filarmónica, de la que también fue director y maestro. Según refiere D. José Ramón de Luanco en su artículo sobre Castropol –lo escribe en 1879- en la enciclopedia "Asturias" de Bellmunt y Canella, “…se infiltró de tal modo la afición por la música entre las gentes de Castropol y sus alrededores, que apenas hay en la villa quien no sepa tocar algún instrumento.”

Luanco emplea el presente hay (repito, escribe en 1879), y no el pasado había o hubo, lo que me lleva a pensar que tal afición por la práctica de la música era todavía generalizada en 1879. Lo que tiene bastante que ver, creo yo, con los antecedentes de las dos entidades que, pasados los años, dieron lugar, por fisión de ambas, a la Sociedad Cassino Teatro de Castropol. Y bastante que ver con la edificación del primer edificio del Casino, obra de una de esas entidades. E igualmente mucho que ver con que esas entidades creasen una escuela de declamación y una banda de música, esta última de vida muy azarosa y conflictiva, por contínuos conflictos entre músicos, director, Casino y Ayuntamiento. Nada nuevo bajo el sol.
Y este concierto, con calidad garamtizada de los interoretes, no es la primera ni la segunda actividad similar que organiza el Casino Teatro.
Buena prmavera a todos.

Fecha: 08/05/2015 09:11.


gravatar.comAutor: Nano

En mi recurso creo que me dijeron que los últimos instrumentos de la Banda Municipal de Castropol fueron a parar a Ribadeo.

Aprovechando que el río EO desemboca en la RIA DE EO ¿Alguien sabe si son ciertos , o es solamente una rumorología vecinal?

Dicho esto esperemos que el Teatro-Casino llene sus cómodas butacas para escuchar al Cuarteto Stendhals.

Fecha: 08/05/2015 10:23.


Añadir un comentario



No será mostrado.