Hace algunos meses, el Ayuntamiento llevó a cabo una serie de modificaciones para el tráfico rodado en la villa de  Castropol, que a nuestro juicio no reportaron ninguna mejora o justificación, para los que por un motivo o por otro, circulan por sus calles. Más bien todo lo contrario, con tantas trabas e inconvenientes lo único que se está consiguiendo, entre otras cosas, es que muchas personas se lo piensen dos veces, a la hora de acercarse a realizar algún gasto, en los pocos  negocios que nos quedan abiertos, que en buena medida dependen de las personas que residen en núcleos y localidades próximas. Es más, sabemos con certeza, que en el pasado verano, algunas familias y grupos, se marcharon medio enfadados y sin ganas de volver,  porque fueron incapaces de llegar o aparcar en el muelle, por ejemplo. En nuestra opinión, hay que dar facilidades y no poner tantas trabas, dentro de un orden por supuesto.

Con todo el respeto, nos parece que en lugar de aportar soluciones si había algún problema, se crearon varios donde antes no existían y que están perjudicando claramente tanto a los pequeños negocios, como a buena parte de los residentes de la villa y alrededores o simples visitantes,  que se acercan a conocer Castropol en distintas épocas del año.

Por todo ello, un buen número de propietarios/as de negocios y vecinos/as afectados, nos dirigimos por este medio al Ayuntamiento de Castropol, para que reconsidere y rectifique, la ordenación del tráfico que venimos padeciendo absurdamente. Todo ello, en base a las siguientes propuestas, entre otras:

 

1)  Calle Vior: volver a la doble dirección

Los que llevamos muchos años utilizándola para salir del pueblo,  nunca tuvimos ningún problema en ese sentido. El tráfico aquí no es tan intenso (cuantas veces no nos cruzamos con ningún vehículo), para justificar esa medida tan drástica, que nos obliga a un rodeo innecesario de casi 2 Km., teniendo que salir a la carretera nacional,  en muchos casos, por el  cruce de Las Barreiras, muy peligroso ya que carece de la visibilidad necesaria, siendo mucho más segura la entrada y salida frente al Peña-Mar.

Se puede mejorar la circulación en esta calle, dejándola de doble dirección, prohibiendo aparcar en toda su longitud. En su parte inferior hay un buen aparcamiento público en la zona del Peña-Mar, situado a unos 100 metros y los coches que ahora aparcan enfrente de la oficina de Correos, disponen también  de un amplio aparcamiento público, en la parte trasera de la Casa de Cultura, también a poco más de 100 metros.

 

 2)   Acceso al Muelle: dejarlo como estaba

Es difícil entender que se pretendió al invertir la circulación en esta zona.

En nuestra opinión y salvo que alguien nos convenza con las correspondientes razones, creemos que el acceso más lógico y natural a la zona del Muelle,  es desde el inicio de la calle Vior en el barrio de La Fuente, porque esa es la vía que utiliza desde siempre la mayor parte de la gente que viene a Castropol. ¿Qué sentido tiene meter por el centro de la villa (calle P. Lavandera, por ejemplo), parte del tráfico que se dirigía al muelle ?  Además, esos vehículos que llegan al bar La Casilla y con la mayor parte de las plazas de aparcamiento disponibles en el Muelle a un paso (a partir del bar Risón hacia el Penedón), son obligados a girar a la derecha y si no pueden aparcar, cosa que ocurre con frecuencia, tienen que seguir hasta la carretera nacional, se marchan y a lo mejor no vuelven en bastante tiempo.

Por otra parte, nos parece perfectamente viable, al igual que estuvo en años anteriores, mantener la doble dirección en la calle del Muelle, excepto en el mes de Agosto, para evitar rodeos innecesarios y no complicar la vida a los forasteros que llegan al Muelle y quieren visitar el pueblo. La intensidad de tráfico es mínima y se puede mantener así sin ningún problema.

 

 3)   Aparcamiento situado detrás de la Casa de Cultura

Céntrico, amplio y más o menos acondicionado, para cumplir como tal.

Pero... Le vemos también un problema. Los vehículos que lo utilizan, al abandonarlo, están obligados a dirigirse hacia la derecha (calles  del Campo, Amor, Vijande). Y los que no conocen Castropol, de ahí por Carlos Conde a la carretera nacional.  Otra vez estamos echando a la gente fuera del pueblo.

Es tanto problema, que los coches puedan salir también por la izquierda, ahora que ya no se puede aparcar en la calle del Campo, saliendo así del pueblo por la calle Vior o bien dirigirse hacia el Ayuntamiento, la calle M. de  Santa Cruz o el Muelle, por ejemplo.

 

Los impresos para las firmas se encuentran en varios negocios de Castropol.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.