Tocado de letras en Castropol

Publicado: 20/12/2019 16:47 por castropol en Noticias

La biblioteca celebra la Navidad de los tiempos de Dickens y el club de lectura diseña sombreros de época

Castropol, T. Cascudo  20.12.2019 | 01:11 

Inmaculada López con su tocado, en la biblioteca de Castropol.
Inmaculada López con su tocado, en la biblioteca de Castropol. T. CASCUDO

"Esto es el futuro de las bibliotecas", dice la bibliotecaria de la Menéndez Pelayo de Castropol mientras observa la sala de lectura abarrotada de personas inmersas en la confección de tocados de época victoriana. Y es que Manuela Busto es una entusiasta de la apertura de los centros de lectura a la sociedad, para convertirlos en espacios donde caben todo tipo de actividades. Sabe bien que cualquier camino es válido para llegar a los libros. "Es un planteamiento indispensable en las bibliotecas rurales", añade.

 

Un total de dieciséis personas se apuntaron al taller de tocados "fanchon bonnet" que se planteó en el marco del brindis navideño del taller de lectura. Y es que la cita, prevista para hoy a las siete de la tarde, se dedicará este año a la Navidad de Charles Dickens y los integrantes del club quisieron hacer una recreación histórica para la ocasión. "Como era una cosa tan interesante lo abrimos a gente que no está en el club porque uno de los objetivos de la biblioteca es promover actividades. Fue un éxito total", añade Busto. En tres días se cubrieron todas las plazas con participantes de Vegadeo, Tapia, Ribadeo, Castropol y Taramundi.

La formación, dividida en dos sesiones, corrió a cargo del anticuario Roberto Frontera, a quien le parece muy interesante la conexión entre la literatura y la moda de otras épocas. Cuenta que estos tocados, típicos de la Inglaterra de entre 1860 y 1870, llegaron también al norte de España, donde hubo mucho más influencia de la moda inglesa que de la francesa.

"Eran complementos de moda. No los usaba cualquiera, pero es verdad que cuando pasaban de moda acaban en manos de las caseras o las sirvientas", precisa Frontera para justificar la popularización de las prendas.

Este experto explica que estos tocados son fáciles de hacer. Se realiza primero un armazón que se recubre de tela y después se le van añadiendo elementos decorativos. "Eran cosas que se hacían en casa con retales y después cada una añadía flores, lazos o lo que tuviese a mano", precisa.

Las asistentes al taller se mostraron entusiasmadas con la propuesta: "Es estupendo, de lo más divertido. Yo soy muy de sombreros, pero nunca había hecho un tocado", confiesa la ribadense Inmaculada López. Muy cerca, la castropolense Sonia Martínez cuenta que por su profesión de peluquera le atraen mucho este tipo de prendas y además confía en poder utilizarla en las fiestas de indianos, cada día más de moda en la zona.

"Es una manera de aprender una cosa, pasarlo bien, profundizar en una novela? La historia de la moda es historia en definitiva y esta es una actividad muy entretenida", confiesa otra de las asistentes. Todas destacan la "suerte" que tienen de contar en la zona con una biblioteca tan activa como la Menéndez Pelayo, que propone actividades singulares "que además invitan a la lectura".

Comentarios  Ir a formulario

gravatar.comAutor: Nano Nano

Por fin hay algo positivo sin localismos,la cultura es universal.Bravo por la biblioteca Menéndez Pelayo por estas iniciativas apolíticas

Fecha: 21/12/2019 22:18.


Añadir un comentario



No será mostrado.