Blogia
Castropol, Pueblo Ejemplar de Asturias
Prueba Amazon Prime 30 días gratis

Corpus Christi en Castropol. 2015

Corpus Christi en Castropol. 2015


Este año, no pudo ser. No  como hubieramos querido. No podemos luchar contra los elementos y estos nos impidieron hacer nuestro trabajo. Algunas calles mas abrigadas, consiguieron terminarlas, otras casi, hubo unas que improvisaron un alfombra de emergencia, y para finalizar en otras zonas, ni se pudo comenzar. Ahí dejo unas fotos para que las podais ver. Primero las ya terminadas y a continuación  las demás. Las que ni se empezaron son La Plaza del Ayuntamiento, la plaza Menendez Pelayo, el principio de la calla Acevedo y la plazoleta del cruce de la calle Amor  y del Campo.

2 comentarios

Antonio Murias Vila -

Yo también discrepo del "no pudo ser" de Ovidio. Incapaz, empero, de mejorar el comentario de Don Luis Legaspi, permítaseme echar mano de dos oportunas frases de un célebre abogado llamado Mohandas Karamchand Gandhi:"La alegría está en la lucha, en el esfuerzo, en el sufrimiento que supone la lucha, y no en la victoria misma.... Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa."



l. legaspi -

GRACIAS DISCREPANTES

Discrepo, “iuxta modum” con el “no pudo ser”. Menos mal que el pretendido fracaso se mitiga un tanto con el condicional “no hubiéramos (o hubiésemos) querido”. Se puede luchar contra los elementos. Hay elementos más nocivos que los climáticos o meteorológicos y se van venciendo. Los ángeles del mal, que decimos demonios, son más difíciles. Es la lucha en la que está la Iglesia, Cuerpo de Cristo y que Unamuno decía “La Agonía del Cristianismo”. “Virtus in infirmitate perficitur”. decían los predicadores de antes,

El mal se vence con el Bien. “Bonum est diffusivum sui”. El Corpus castropolense de este año es un ejemplo claro. Yo, desde mi menguada capacidad, me siento orgulloso, “iuxta modum”, al ver en los MCS el creciente número de comunidades cristianas que quieren manifestar su Fe, no tanto en las floridas alfombras, que el viento lleva, como en gesto solidario, de hacer pequeñas cosas juntos, para convencernos de que debajo y encima de las alfombras está la Tierra y el Cielo que es nuestro, del Pueblo.

Me alegra que en este año haya coincidido en Castropol la inTERESAnte (gracias, sanjurjo) iniciativa de celebrar una comunión de Pueblos Ejemplares del Principado. Con discreto trabajo, sabiendo que el Mediterráneo ya estaba ahí antes de los fenicios y que todos podemos navegar sin naufragios. ¡Ánimo, Castropol, la dificultad es el crisol de la Virtud!