Facebook Twitter Google +1     Admin

Castropol, 1921-2021: “la obra del siglo

Publicado: 28/11/2020 11:47 por castropol en varios
20201128114706-whatsapp-image-2020-11-20-a.jpg

 

Desde hace muchos años, podemos hablar de siglos, existía en Castropol una gran preocupación por los efectos de la ría sobre la base del acantilado situado en la zona este, es decir la orientada hacia la gran ensenada de la Linera. Los efectos de la erosión, sobre todo en días de oleaje, provocaban continuos derrumbes, debido también a la baja calidad de los materiales que forman el promontorio castropolense.  A modo de ejemplo, en el año 1836, hubo que desalojar toda una hilera de casas en la Mirandilla, ante la inminencia de su desmoronamiento, confirmado a los pocos días. Las familias afectadas, dispusieron de terrenos para otras viviendas en una nueva calle, facilitados por el marqués de Santa Cruz, en  el vial que lleva su nombre, conocida también como del “Pozo”.

 Por ello,  en las páginas del decenario “Castropol” y en las actas del Consistorio, podemos comprobar como a menudo se reflejaba la gran inquietud existente entre los responsables municipales y el vecindario, especialmente en la zona con más riesgo,  debido a los continuos desprendimientos.

 Tratando de poner remedio a la situación descrita y situándonos ya a principios del pasado siglo (1905), se comienza a barajar la idea de una carretera que desde el muelle local, llegase nada menos que hasta Illano y con la intención también de vertebrar y acortar distancias con las zonas más alejadas del Partido Judicial, cuya capitalidad residía en Castropol.

 En relación con lo anterior, dos años más tarde, el alcalde le pide a Benito Castro, diputado provincial, que se interese por el proyecto de la carretera, efectuando las gestiones correspondientes en la Dirección General de Obras Públicas, dependiente del gobierno central. Y desde este organismo, se confirma al Ayuntamiento la orden para que la Jefatura Provincial,  inicie los trámites encaminados a realizar el estudio sobre la carretera.

 Otro de los objetivos de la citada vía, que tendría una anchura de unos ochos metros con bajadas a la playa, era también por supuesto, enlazar la zona del muelle con la carretera Villalba-Oviedo, ya que así se denominaba entonces la actual N-640.

 Tuvieron que transcurrir un buen número de años, hasta que por fin, en el mes de Febrero de 1921, llegasen buenas noticias desde Oviedo: se aprueba el expediente de la carretera, en su tramo desde la Fuente al Muelle y se remite al Ministerio de Fomento. Una vez en la capital y ya en manos del gobierno, nuestro diputado Melquiades Alvarez (1), al que su amigo y compañero de partido, Vicente Loriente (2), le había insistido en repetidas ocasiones  sobre la necesidad e importancia de la citada obra, consigue entrevistarse con el Ministro, para agilizar y confirmar este proyecto tan importante para Castropol, poniendo fin así a un largo período de gestiones, trámites y etapas, dentro de su labor como diputado, encaminadas a resolverlo primero en los despachos, como es habitual.

 Por todo ello, Castropol, entendemos que tiene una deuda pendiente hacia su persona y en lo que a esta gran obra se refiere, también como no, a Vicente Loriente.

 Sinceramente, no parece exagerado afirmar, que fue la “obra del siglo” en el período 1921-2021 y que pasarán muchos años antes de se pueda ver un proyecto de esa envergadura en nuestra villa.

 La carretera hasta el muelle, junto con el embarcadero de la Punta y el “Escaleirón”, además de otras pequeñas obras complementarias, forman todo un conjunto muy necesario y útil para los castropolenses y visitantes, logrado gracias al tesón y a la convicción de estas dos personas, unidas para siempre a la historia local.  Aquí, me fijo en esas dos rampas, antes de llegar a la Punta. Una muy deteriorada y la otra inutilizada para la maniobra de atraque. Para ello, los ingenieros “terrestres” de Oviedo, tuvieron la genial idea de colocar una barandilla en todo su frente, algo parecido a lo que hicieron hace años con la rampa del club de vela: una escollera en el lateral, impidiendo también el atraque. Que cabezas !!  Un recuerdo también para los “carreiros”, de esta misma época; ese atajo que comunicaba esta carretera con la Mirandilla y que los/las que nacieron en este siglo, ya no los conocieron. En este caso, la culpable ya no fue la ría.

 Podemos imaginarnos por un momento, lo que sería a día de hoy plantear una obra de esas características y lo que tuvo que suponer llevarla a cabo hace cien años: presupuesto generoso, medios de transporte y maquinaria limitados, ejecución (más de un Km. de muros) , materiales (toneladas y toneladas de piedra;  ¿dónde estaba la cantera?)…

 Una vez ratificado el proyecto en Madrid y completado el expediente, se ponen en marcha durante la primavera, los trabajos iniciales de replanteo, acarreo de materiales, etc.

 Fueron necesarios catorce largos años de incansable labor, de fe en el objetivo y de no desanimarse nunca. Hasta que por fin llegó el gran día: 27 de Junio de 1921.

 Esa fue la fecha elegida para la ceremonia de colocación de la primera piedra de esta obra crucial para Castropol. El sueño hecho realidad. Sin duda, un día histórico. Presidiendo los actos el alcalde de la villa, Jerónimo Méndez de la Torre, acompañado por la representación de los pueblos vecinos: Ribadeo, Tapia, Vegadeo y Figueras. Todo un acontecimiento para los vecinos, embarcaciones al borde de la playa, banda de música, cohetes… Breve discurso y  merecidos vivas a los dos artífices: Melquiades Alvarez y Vicente Loriente.

 Como era de esperar, el decenario “Castropol”, dedicó varias páginas al evento, en su último número del mes de Junio (doblando su extensión), con artículos de Victoriano G. de Paredes (según algunos, el mejor articulista de este medio local), Ramón García (“...Ya el mar no proseguirá socavando sus cimientos; gastará en vano su diente ...”) o Vicente Loriente (hijo). Este último, en lo que sería un avance del manifiesto fundacional de la Biblioteca Popular Circulante, que vería la luz pocos meses después: (“...dejamos que la cosa pública, por nuestra pasividad, caiga en manos ...”  “...que nuestro bienestar y nuestro porvenir están en nuestras manos ...”,  “...Y así la soberanía, que nominalmente está vinculada en el pueblo ...”). Nuestra ejemplar institución cultural, también celebrará su centenario el año próximo. Y para ello, una comisión se encargará de programar los actos oportunos.

 Decir también, que el Ayuntamiento, cuando la obra ya iba por la mitad, solicitó que le fuesen cedidos los terrenos sobrantes, situados entre la parte interior de la nueva vía y el acantilado, que no podrían cederse sin su permiso y nunca a perpetuidad.

 Finalizando ya y también en ese mes de Junio de 1921, el Ayuntamiento por aclamación, acuerda que esta carretera  lleve el nombre de Avenida “Vicente Loriente Acevedo”, como reconocimiento al tesón, la firmeza y al gran número de gestiones llevadas a cabo durante todos estos años junto con su amigo, compañero de partido y diputado por este Distrito, para que finalmente pueda ser realidad esta obra tan ansiada. A los pocos días se introduce un pequeño cambio: desde la Fuente hasta la Punta sería Avenida “Melquiades Alvarez” y desde aquí a “debajo” de la Paloma, llevaría el nombre de “Vicente Loriente”, colocándose dos placas al efecto.  Pues bien, como todos sabéis, ni lo uno ni lo otro. Ningún reconocimiento en este sentido, el acuerdo, según parece,  quedó sin ejecutar.  El motivo, yo al menos lo desconozco.

 Punto final. Como Vicente Loriente ya tiene su reconocimiento en el parque que lleva su nombre, el próximo año podía ser un buen momento, para saldar la deuda que Castropol tiene con Melquiades Alvarez. Por ejemplo, dando su nombre a esta vía como Paseo “Melquiades Alvarez”, desde la Fuente hasta el Penedón. Supongo que, aunque con bastante retraso,  estaría bien merecido y justificado.

 P. D.-  ¿Con los antecedentes conocidos, sería muy descabellado imaginar lo que quizás hubiera ocurrido con las viviendas situadas en la zona Este de nuestra villa, si no se hubiese realizado esta obra tan urgente y necesaria hace casi cien años?

¿Estarían hoy en pie las viviendas (varias reformadas), del callejón de la Fuente, plazas del Cruzadero y M. Pelayo o Mirandilla?

Si nos fijamos un poco en esos dos muros-contrafuerte perpendiculares al callejón de la Fuente, anteriores a la construcción de esta carretera y quizás también a la huerta de la familia Aguilera, cuyos muros de cierre daban directamente a la ría, podemos deducir supongo, que fueron levantados para que este callejón no se viniese abajo, debido a la acción diaria de las aguas de la ría.

 (1) Melquiades Alvarez González-Posada. Gijón (1864) -Madrid (1936).

Licenciado en derecho y excelente orador (“El Tribuno”, “Pico de Oro”), en 1912 fundó el Partido Reformista, de inspiración republicana.

Diputado en el Congreso a lo largo de varias legislaturas, desde 1898 a 1936. En este extenso período, representó también a Castropol por su distrito, participando en cinco elecciones (desde 1914 a 1923). Como curiosidad,  en las del año 1919, en nuestro distrito, consiguió 2738 votos, de los 5212 emitidos. En esta ocasión, se había presentado además por Oviedo, donde también fue elegido, pero finalmente, optó por representar a Castropol.

En el año 1923 (24 de Mayo), ocupó la Presidencia del Congreso de los Diputados (había sido elegido por   Castropol),  hasta el golpe militar de Primo de Rivera  en Septiembre de ese mismo año.

Durante este período de dictadura, participó en varias conspiraciones para derribarle y poner fin al gobierno de los militares.

En la Segunda República, pertenecía como máximo responsable, al Partido Republicano Liberal Demócrata, muy minoritario y situado en el centro-derecha.

En Asturias, desarrolló una gran labor cultural, poniendo en marcha ateneos y bibliotecas populares.

Murió tragicamente en la Cárcel Modelo de Madrid, en la madrugada del 22 de Agosto de 1936. Era también el decano del Colegio de Abogados de la capital. Los milicianos revolucionarios, no le perdonaron su apoyo a la represión llevada a cabo en el año 1934,  para poner fin al movimiento rebelde y para cuyos responsables, había pedido en el Congreso,  la pena de muerte.

 (2) Vicente Loriente Acevedo.  (Castropol 1859-1939).

El Partido Independiente de Castropol (1905), o “partido novo”, nace para luchar contra el sistema caciquil y teniendo como objetivo la regeneración política, en oposición a los conservadores del “partido vello”.

Fue fundado por un amplio grupo de castropolenses, encabezados por Vicente Loriente, al cual los negocios le habían ido muy bien en la isla de Cuba.

Loriente, definía al partido, como transversal ideologicamente, cuyo principal objetivo era “barrer” de Asturias el feudalismo caciquil.

El decenario “Castropol”, que se publicó a partir de 1905, era su órgano de expresión y difusión.

El gran referente político de los “novos”, era Melquiades Alvarez, que visitó por primera vez nuestra villa en el año 1908. En el año 1912, el Partido Independiente de Castropol, se integra en el Partido Reformista de M. Alvarez (republicano, liberal y laicista).

Vicente Loriente, fue el gran mecenas de nuestra villa. El monumento a Villaamil, la segunda fase del casino o el parque que lleva su nombre, son excelentes ejemplos de su interés y cariño hacia su villa natal. Por ello, el Ayuntamiento el día 9 de Enero de 1916, le nombra Hijo Predilecto.

  

Pepe Llende      Noviembre 2020

Publicado: 28/11/2020 10:50 por castropol en Eventos Biblioteca
20201128105019-maria-moliner-2020.jpg

 

La Biblioteca de Castropol premiada en la Campaña de Animación a la lectura María Moliner 2020
El proyecto "Biblioteca Pública Rural: un mundo para todo el mundo" es uno de los 310 proyectos premiados de los 562 presentados a nivel nacional.
El premio en metálico asciende a 2000€ que se destinarán a la compra de libros y publicaciones. El proyecto presentado reúne todas las actividades desarrolladas por la Biblioteca de Castropol a lo largo de 2020.

 

¿Samaritanos o fariseos?

Publicado: 24/11/2020 10:30 por castropol en Colaboraciones
La Nueva España » Cartas de los lectores » ¿Samaritanos o fariseos?

¿Samaritanos o fariseos?

19 de Noviembre del 2020 - Antonio Valle Suárez (Castropol)

Un estudio que parece lógico sobre las dichosas mascarillas quirúrgicas nos razona que una familia media cumpliendo la normativa consume unas 25 mascarillas al día. Extrapolado al mes, esa protección asciende a unos 300, importe que no está al alcance de todos los bolsillos, para estos fines. Sabido es que si se repite su uso y no se cambian cuando se debe, pueden perder su efectividad en detrimento de la salud de todos. Pero claro, a más usos repetidos más ahorro, más incumplimiento de la ley y más peligro.

No hace falta ser un Serlock Holmes para observar a los sufridos usuarios cuando vas por la calle. Puedes ver a menudo a los que llevan la nariz al descubierto para captar, cual submarino, aire no viciado. A otros que cuelgan la protección de la oreja para hablar por teléfono según caminan. Al que la retira para fumar, lanzando su humo. Al despistado, como yo, que va sin ella algunas veces. Si tu agudeza visual no te falla puedes captar aquellas que, aun naciendo blancas, van ya camino de lo negro. Sobadas por su parte central y por las ataduras, lugares estos más manoseados por ser punto de agarre para ponerlas y quitarlas y no, precisamente, para colocarlas en su sitio. Con demasiada frecuencia te encuentras esas obligadas protecciones tiradas por aceras, jardines, papeleras..., en vez de meterlas en una bolsa que debes arrojar a la basura. La mala gestión de estos residuos se ha convertido en un nuevo hábito contaminante para nuestro planeta, que añadido a los que ya teníamos pone serio al más alegre. Si supuestamente ya hemos aprendido a lavarnos las manos, a aplicarnos un gel desinfectante y a mantener la distancia social, el reciclaje debería ser también uno de nuestros buenos hábitos a tener en cuenta para no morirnos en medio de nuestras propias deyecciones.

Hace unos días con motivo de un funeral de un ser muy querido, en medio del sufrimiento por su falta, no podía menos de observar que, primero en el tanatorio y después en el funeral, saltaban a la vista unas prácticas innecesarias a todas luces: acercamientos, abrazos, aglomeraciones, corrillos con los intervinientes pegados. En fin, todo un desacato. ¿Cómo es posible tal grado de incumplimiento si la normativa en vigor dice que fuera de esos lugares no puede haber más de veinticinco personas y dentro solo quince?

Personalmente no me gusta criticar a los gobernantes de turno legalmente elegidos mediante sufragios o derechos. Tanto como si pertenecen a la nación, a la comunidad autónoma, al Consistorio, a la Iglesia o incluso a la propia comunidad de vecinos. Sabemos que esos entes gozan de innumerables consejeros que se supone saben lo que hacen, aconsejando aplicar lo mejor a los que mandan. Pero lo que sí noto es la ausencia de autoridad y normativa justa para aplicar a todos por igual. Parece que la ley no es igual para todos, ya que si están cerrados bares, restaurantes y pequeñas tiendas de autónomos en las que entran diez o veinte personas a diario con control y mínimos peligros, ¿por qué siguen libremente abiertas al público algunas grandes superficies dedicadas a la decoración y el amueblado, peluquerías, manicuras, tanatorios, templos, parroquias y mezquitas? Claro que a lo mejor es por mantener las apariencias las primeras, y las otras por estar cerca la mano de Dios que nos protege aunque no tomemos las precauciones debidas. ¿Lo saben ustedes? Yo solo sé que a partir de ahora, mientras no amaine, rezaré en casa tomándome un vino, esperando surta los mismos efectos y sin incordiar a nadie.

Publicado: 24/11/2020 10:27 por castropol en varios
20201124102729-campana-de-recogida-2020-e.jpg

Publicado: 13/11/2020 09:51 por castropol en Noticias

Castropol descarta finalizar este año la ampliación de la escuela de bebés

El retraso de los trámites impide cumplir el plazo, admite el gobierno, que espera acometer la obra en Navidad para interferir menos en las clases

Vista de Castropol.

Vista de Castropol.

Las obras de ampliación de la escuela de bebés El Turullón, de Castropol, no finalizarán este año, como esperaba el equipo de gobierno castropolense. Los trámites de contratación se demoraron más de lo previsto inicialmente y el Consistorio acaba de adjudicar los trabajos a la empresa Servicios Integrales de Gestión y Mantenimiento S. A., con sede en Llanera.

“Hemos tardado bastante, pero ya estaríamos en disposición de empezar pronto las obras. La verdad es que se va a ir el plazo más allá de lo deseado, pero hasta la cosa más pequeña se dilata”, admite el Alcalde, Francisco Javier Vinjoy. Al regidor también le ha sorprendido que solo dos empresas hayan optado al concurso para acometer estos trabajos, valorados en 61.983,47 euros (75.000 euros con el IVA incluido).

La concejala de Obras, Pamela Pérez, también asume el retraso, pero cree que puede beneficiar a la ejecución de la obra, al hacerla coincidir con el periodo no lectivo de la Navidad. “Se podrá aprovechar la época navideña para que sea menos engorrosa para el centro”, precisa la edil, que presidió la mesa de contratación. Optaron a los trabajos Marper Revestimientos S. L. y la adjudicataria, Servicios Integrales de Gestión y Mantenimiento. Esta última se impuso con una puntuación de 100 puntos, frente a los 93,33 de Marper. La oferta económica de la adjudicataria también fue más ventajosa, cifrando la actuación en 56.688,72 euros.

La obra prevista, con dos meses de plazo, permitirá ampliar el espacio de la escuela de bebés El Turullón, que ocupa un lateral del colegio público La Paloma. En este caso, se creará un aula nueva destinada a los alumnos de dos a tres años. Este nuevo espacio obligará a modificar el comedor del colegio público, que crecerá hacia el “hall” de entrada y hacia la primera planta. Para ello será necesario instalar un montaplatos que permita subir la comida a los escolares que tomen su almuerzo en la planta superior.

La ampliación se anunció el curso pasado, cuando se registró un aumento de la matrícula que obligó a dejar fuera a quince solicitantes. En este sentido, el gobierno priorizó en los presupuestos municipales la ampliación de este equipamiento.

Eliminación de barreras

En otro orden de cosas, el colegio La Paloma, donde se forman este curso 138 escolares, tiene previstas varias obras de eliminación de barreras arquitectónicas y de mejora de la evacuación. Se ejecutará una rampa en el acceso principal, que cuenta con una gran escalinata. El centro también dispone de la partida económica necesaria para acometer una salida de emergencia. Sin embargo, ambas obras se realizarán el próximo verano para interferir lo mínimo en la actividad lectiva.

El director del centro, José Manuel Fernández, confirma que queda pendiente afrontar la instalación de un ascensor, pero los fondos disponibles no alcanzan por el momento para estos trabajos. En materia de accesibilidad se hizo el año pasado un baño adaptado.

20201021162139-bc4c6c6e-f856-4eb0-b819-800.jpg

Publicado: 18/10/2020 09:15 por castropol en Eventos Biblioteca
20201018091540-dia-de-las-escritoras.jpg

Recibirán dos vales de 30 euros para adquirir productos de primera necesidad

   

CASTROPOL / LA VOZ 12/10/2020 19:06 H
 

Astilleros Gondán, con sede centran en Figueras, en el municipio de Castropol, ha mostrado una vez más su solidaridad con la sociedad local, con el gesto de donar 3.000 euros al ayuntamiento castropolense para financiar un programa de ayudas directas y excepcionales a personas en situación de vulnerabilidad. El dinero se repartirá entre vecinos de Castropol, para atender las situaciones de emergencia ocasionadas por la crisis motivada por la pandemia del covid-19.

Productos básicos

El dinero y el programa ya está siendo gestionado por la Unidad de Trabajo social del Ayuntamiento de Castropol. Las familias beneficiarias podrán recibir dos vales de 30 euros que deberán ser destinados a la adquisición de productos de primera necesidad en los establecimientos adheridos al propio programa.

Las ayudas ya se pueden solicitar en la oficina de Trabajo Social del Ayuntamiento de Castropol, previa cita telefónica llamando al número 985 63 53 87, hasta el 20 de octubre de 2020

Publicado: 08/10/2020 09:04 por castropol en sin tema

Próximo 13 de octubre abrimos al público en horario de lunes a jueves de 11:30 a 13:00 y de 15:30 a 19:00 y los viernes de 9:00 a 14:00h.

 

Debido a la situación que estamos atravesando será necesario seguir una nueva normativa:

 

📌 Para hacer uso del CDTL es obligatoria cita previa, llamando al teléfono 985635291 o enviando un email a telecentro@castropol.es. Sólo se permitirá el uso profesional (trabajo y/o estudios).

 

📌 El aforo se reducirá a 4 personas como máximo, y siempre que sea posible, la atención será telefónica o telemática, evitando así también

desplazamientos innecesarios.

 

📌 Es OBLIGATORIO el uso de mascarilla y el mantenimiento de las distancias de seguridad.

 

📌 Te pediremos que desinfectes tus manos con gel hidroalcohólico antes de usar el equipo.

 

📌 Solamente una persona por ordenador, a no ser que se venga acompañando a un menor en cuyo caso podrán sentarse un máximo de 2 personas.

 

📌 Si tienes cualquier duda o consulta llámanos al 985635001 o al 985635291, envía un correo al telecentro@castropol.es

Convocatoria de Prensa

 

El Programa EmpleaVerde “Construyendo Economía Circular” culmina sus acciones en Castropol con un último curso destinado a capacitar profesionales en el sector de la construcción sostenible El periodo de inscripción para el curso de Sistemas de Climatización en Bioconstrucción (50 h) está abierto. El curso empieza el día 19 de octubre y se celebrará en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Castropol Castropol, 5/10/2020. - La Unión Europea está marcando el camino hacia una nueva forma de entender el sector de la construcción que conllevará cambios legislativos a corto plazo y que obligará a una nueva generación de empresas y profesionales capaces de tener una visión económicamente sostenible de los proyectos y de las obras. Con esta motivación nació a principios de año “Construyendo Economía Circular” un Programa Empleaverde iniciativa de la Fundación Biodiversidad (perteneciente al Ministerio para la Transición Ecológica) cofinanciado por el Fondo Social Europeo y en el que colabora la Asociación Intereo (que agrupa a los 14 municipios de la Reserva de la Biosfera Oscos-Eo-Teras de Burón). El Programa se inauguraró en el mes de enero en Vegadeo con un Curso en Técnicas de Bioconstrucción y continuó ofreciendo formación en Galicia, Castilla La Mancha, Extremadura y Castilla y León. Este mes de octubre, el programa se cierra en Castropol con un curso de Sistemas de Climatización en Bioconstrucción impartido por el arquitecto Jon Urbieta. El curso es eminentemente práctico y abordará desde la construcción de un horno solar hasta el diseño de casas con climatización pasiva, pasando por los fundamentos de la bioconstucción y el uso de energías renovables. Todo ello en un curso intensivo de 2 semanas de duración, en horario de lunes a viernes, de 9:30 a 14:30 horas. Las clases comenzarán el 19 de octubre y finalizarán el 30 del mismo mes. Se realizará en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Castropol utilizando todas las medidas de precaución sanitaria y con plazas limitadas (máximo 10 personas). El plazo de inscripción está abierto, para más información se puede consultar la web: construyendoeconomiacircular.info o llamando al 633371828. El objetivo de curso es proporcionar conocimientos asociados a una nueva forma de construir más respetuosa con el medio ambiente, más saludable para sus habitantes y que reconozca y ponga en valor el trabajo manual y las tradiciones constructivas de la Reserva de la Biosfera Oscos-Eo-Terras de Burón a la vez que introduce los conceptos de climatización pasiva y ahonda en el conocimiento de las energías renovables. El objetivo último del Programa Empleaverde “Construyendo Economía Circular” es mejorar la empleabilidad del alumnado mediante una certificación innovadora en el ámbito de los empleos verdes. Con este objetivo, el programa tratará de crear conciencia social entre Administraciones públicas y empresas acerca de la necesidad de adaptar el sector a una nueva manera, más respetuosa con el medioambiente, de entender el diseño y construcción de viviendas. La empresa consultora “Gest-eco/I2C”, responsable del proyecto, sostiene que “no existen muchos ejemplos de construcción circular en Europa y, en España, no tenemos una industria de la construcción acostumbrada a abordar los enfoques económicos y medioambientales. Estamos ante un desafío ilusionante cuyo primer paso es, sin duda, la promoción y la capacitación”. El carácter innovador de esta formación dará la oportunidad a las personas participantes de obtener certificaciones novedosas que les abran oportunidades laborales en un nuevo mercado adaptado a la economía circular y la edificación sosotenible.

Para más información: Consultar la web: www.construyendoeconomiacircular.info Llamar al tel. 633 37 18 28 (Celtia)

Publicado: 30/09/2020 08:10 por castropol en varios
20200930081041-matricula-escuela-de-musica.jpg

Publicado: 30/09/2020 08:10 por castropol en varios
20200930081021-thumbnail-ayuda-familia.jpg

Publicado: 18/09/2020 09:29 por castropol en varios
20200918092921-vuelta-al-cole-2020-2021.jpg

Publicado: 17/09/2020 08:50 por castropol en Colaboraciones

 

La Nueva España » Cartas de los lectores » Desenfrenos en la ría del Eo

Desenfrenos en la ría del Eo

13 de Septiembre del 2020 - Antonio Valle Suárez (Castropol)

La llegada de las redes sociales a nuestras manos hace unos años nos puso en bandeja de plata las comunicaciones entre grupos de seguidores o followers. Desde entonces, con el más mínimo de los esfuerzos, te puedes enterar de todo lo que se menea, desde la puerta de tu casa, a lo largo del planeta y fuera de él, sin moverte de la cama siquiera. Puedes estar confraternizando desde ella, desde la cocina, la terraza, la playa, el mar o hasta desde el mismísimo excusado. Se acabó la necesidad de tener que salir a la compra, a paseo, al bar, a las tertulias en directo con los amigos, para poder enterarse de todo lo que sucede. Todo, todo lo que te puedas imaginar, de una u otra forma, está en las redes al alcance de todos. Todo este cambio garrafal en la información de caleya, nacional e internacional, en todos los campos -las llamadas news-, ahí la tenemos a golpe de tecla, sin necesidad de sintonizar radios, televisiones o comprarnos periódicos.

Creo que los más disgustados y a contrapelo con este tremendo cambio generacional estamos siendo los mayores. Sin ir más lejos, el grupo que formamos media docena de jubilados en nuestro diario paseo, capitaneados por nuestro pesado amigo Bras, así lo palpa. Hablamos mucho y de casi todo, pero ahora, con las mascaritas que usamos, sentimos que merman nuestras palabras e incluso se modifica el tono de las mismas, teniendo que mirar, a veces, al interlocutor para saber quién es el que habla. Bras es el único que mantiene la figura con su voz radiofónica. A propósito, en nuestra última salida de paseo hasta el Molín de as Acías, Bras nos fue platicando con un tema de rabiosa actualidad, aparte del de las redes, en las márgenes de la ría del Eo, en esta canícula. Nos dijo: "¿Qué os parece el tráfico este verano en la ría, sobre todo en este mes de agosto? Nunca tal se vio en nuestra dilatada vida. Mirad, docenas y docenas de embarcaciones de todo tipo: yates, lanchas, botes a vela -de siempre estos en la ría-, chalanos, piraguas... la surcan sin control ahora por sus cuatro puntos cardinales. Sin respeto alguno, las motos de agua a todo gas los van sorteando a todos para no colisionar levantando, junto a otras rápidas embarcaciones, olas que amenazan con echar a pique a las más pequeñas, muchas de ellas cargadas de niños y gobernadas por inconscientes mayores. Lo nunca visto. Este año navegan de día y de noche. La otra noche, con calor sofocante, no podía dormir y bajé a darme un paseo hasta el muelle. De la oscuridad venía una música al alta la lleva, con una letra que me perturbó: '...ella es callaíta pero pa'l sexo es atrevida, yo sé, marihuana y bebida gozándose la vida...'. Pronto se dejaron ver dos embarcaciones navegando en paralelo, vertiendo música, llenas de luz, con jóvenes bailando en su interior y en cubierta. Pasaron bordeando la costa con rumbo desenfrenado hacia la ensenada de Llan. Allí suelen fondear, amarradas por los costados, hasta más de media docena de embarcaciones por las que se salta de una a otra, mezclándose en una bacanal. Yo me pregunto -prosiguió Bras- ¿no habrá autoridad alguna que ponga coto a estos desenfrenos que se producen de día y de noche en nuestra ría en este mes de agosto?, porque en otros meses sí que está más vigilado. De seguir así surgirá algún abordaje que traerá alguna desgracia. Para poder gobernar cualquier embarcación habría de exigirse un título de competencia marinera, acorde a los metros de eslora de la embarcación y su potencia, lo mismo que se exige para un vehículo terrestre a motor. Con él, y con los conocimientos que conlleva, evitará el patrón colisionar, abordar a otras embarcaciones, quedar varado a bajamar y demás posibles accidentes que suelen ocurrirle al no ducho en la materia". Y terminó su arenga Bras con esta pregunta: "¿Cómo es posible que cualquier ciudadano de a pie, mostrando su simple carné de identidad, pueda presentarse en el muelle, alquilar una embarcación de hasta 5 metros de eslora y lanzarse a navegar sin más, con el inmenso peligro que ello conlleva?".

Llegué a casa pensando que Bras ahora, a sus años, sentía envidia hacia esas diversiones de los jóvenes y, con la desconfianza que dan los años, hurgué en las redes sociales a mi alcance para ver qué había de verdad en lo dicho por Bras. Me quedé de piedra al leer en una página del Gobierno de España, Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, lo siguiente: "Titulaciones de recreo. No se necesitará titulación náutica de recreo para el gobierno de embarcaciones a motor con una potencia máxima de 15 CV y hasta 5 metros de eslora, las de vela hasta 6 metros de eslora...".

Por mi parte, una vez sabido esto, solo me queda pedirle a Dios el tener conocimiento de cuándo va a salir a la ría, guiado por manos inexpertas, algún pepino de esas características, para dar aviso a familiares y amigos rogándoles se queden en la orilla. Esa legislación, a mi pobre entender de jubilado, es como poner un tráiler de 30 toneladas, o una ametralladora cargada, en manos indocumentadas que, casi siempre, suelen ser inexpertas. Como siempre vendrán las lamentaciones por parte de todos cuando ocurra algún desgraciado siniestro y, entonces, ya será demasiado tarde. Agosto ya ha pasado, pero las autoridades competentes debieran de ir legislando con cabeza y buen pulso para el que viene.

Publicado: 15/09/2020 10:20 por castropol en Noticias

Pincha a continuación:

Castropol ofrecerá ayudas de 200 y 300 euros a sus empresarios

Primera Comunión 1959

Publicado: 14/09/2020 09:40 por castropol en Fiestas y Procesiones
20200914094016-sin-titulo-1.jpg
La Nueva España » Cartas de los lectores » Chipirones de verdad, de la ría también de verdad

21 de Agosto del 2020 - Antonio Valle Suárez (Castropol)

Ahora, en la edad en que me encuentro, nada menos que en la de un jubilado cualquiera de mis años a la orilla de la ría del Eo, agradezco mucho cualquier detalle hacia mi persona, por pequeño que este sea. Recuerdo que hace unos años..., la verdad no sé si pocos o algunos más porque bien es verdad que, en esta edad, los años caen como personales: dobles. Pues bien, recién jubilado, entonces, Manolo, un antiguo profesor mío de instituto y después compañero de trabajo, vino a traerme media docena de jureles pescados por él en nuestro Cantábrico. Entonces se los había agradecido la mar, por dos razones, una por el regalo y otra porque era obvio que no me estaba haciendo la pelota. Disfruté en familia con ellos y le di las gracias públicamente.

Pasaron casi una decena de años y se repitió la historia. Esta vez el escenario es similar y las intenciones iguales. Aunque los actores distintos: por un lado, mi excompañero de instituto, y también de trabajo, Jesús y, por otro, los chipirones. Estos pescados también en el Cantábrico, igual que los jureles.

Después de tomarnos un café con un poco de bizcocho, que yo me tomé como desayuno de las diez de la mañana, y mi amigo como tercer o cuarto café ya; pues no en vano se había pegado un buen madrugón para ir a buscar el chipirón en su lancha. Luego, Jesús se marchó a pasear con su mujer, según me dijo y yo me quedé pensando en buscar un destino a tan estimado detalle. La verdad no tardé en encontrarlo.

Descansaron en la nevera hasta el día siguiente. Luego los limpié, labor ardua para un profano y peccata minuta para un jubilado como yo, al tiempo que pensaba en cómo cocinarlos sin mirar para receta alguna. Con el dedo índice separé el cuerpo de su caparazón para extraerles las vísceras. Aparté la bolsa de la tinta para un vaso, para que no armase escándalo a la vista, luego extraje la cococha, para después dar un corte por delante de los ojos y quitar la dura boca de este cefalópodo. Al final les retiré la plumilla uno a uno, no me gustan con ella. Una vez limpios, piqué menudo los tentáculos y las cocochas y las reservé aparte del cuerpo. Tomé una sartén, con aceite de oliva, y rehogué cebolla, ajo, pimiento verde y rojo con perejil. Todo muy picado. Salé y acompañé con una guindilla. Más tarde agregué una cucharada de harina tamizada, que pasé bien para que no dejase ese sabor que no quería. Eché vino blanco, lo evaporé a fuego fuerte y reservé todo. En otra sartén poché la otra cebolla, con ajo y pimiento verde con perejil y unos tacos muy menudos de paleta y los tentáculos del chipirón. Eché una copita de bebida espiritosa y después evaporé su alcohol. Cuando el color saltó a la vista y el olor invadió mi napia, lo retiré del fuego, rectificando de sal.

Al contenido de la pota le agregué agua para que la salsa no quedase espesa y la trituré fina. Es bueno intentar adivinar los ingredientes con otros sentidos que no sean los de la vista.

Una vez atemperado el relleno, procedí, con una cucharilla de café, a rellenarlos y a cerrarlos con un palillo nuevo. Según los iba rematando los ponía a descansar en la salsa de la pota. Allí, tranquilos, los puse a hervir suavemente durante unos veinte minutos para luego dejarlos reposar.

¿Saben qué les digo por si no lo saben? Que el próximo que me regale manjares semejantes... le invitaré a catarlos. ¡Qué menos! Es un manjar difícil de explicar.

Publicado: 25/08/2020 10:04 por castropol en Noticias
20200825100828-ospa-llena.jpg

        Occidente »

         Noticias de Castropol

 

La OSPA llena el parque Vicente Loriente de Castropol

22.08.2020 | 00:24

La OSPA llena el parque Vicente Loriente de Castropol OSPA

El ciclo de conciertos que la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias (OSPA) promueve por los pueblos declarados Bien de Interés Cultural (BIC) recaló el jueves en Castropol con una actuación a cargo de oboes, clarinetes, fagotes, trompas, contrabajo y percusión que repasaron obras de Mozart, Prokofiev y Gershwin. La cita, que se realizó en el parque Vicente Loriente (en la foto), congregó a unas setenta personas. Ayer hubo un concierto en Argul y queda pendiente uno en San Esteban de los Buitres, informa T. CASCUDO

    Publicado: 14/08/2020 16:55 por castropol en Noticias
    20200814165913-denuncian-danos.jpg

     

    Denuncian daños por el acúmulo de agua en el foso de Castropol

    Los dueños de una vivienda de la villa señalan el yacimiento como causante de inundaciones

    T. Cascudo 14.08.2020 | 01:17

    "Queremos que se haga algo para evitar daños mayores", dicen los dueños de una vivienda ubicada junto al yacimiento arqueológico hallado en la finca "As Huertas", tras el casino teatro de Castropol. En el último año, y siempre tras episodios de fuertes lluvias, han sufrido tres inundaciones que achacan a la acumulación de agua en el foso de grandes dimensiones excavado en la parcela colindante.

     

    La última fue este miércoles, cuando fue necesaria la intervención de los bomberos para achicar el agua acumulada en la vivienda. Los dueños avisaron también a un notario para que levantara acta de lo ocurrido y ahora van a reclamar al Ayuntamiento y el Principado una solución. "Queremos que no haya más daños y nos preocupa la inacción continua por parte del Principado", añaden.

     

    Explican los dueños que este problema de las inundaciones lo sufrieron hace años y lo resolvió el Ayuntamiento de Castropol excavando una zanja paralela a las vivienda. No obstante, indican que, tras la excavación en esta finca donde se proyecta una urbanización, los problemas han regresado.

     

    Fuentes cercanas a la empresa dueña del solar explican que hace meses se hizo una pequeña actuación en el foso, en la zona más próxima a la vivienda, para corregir cualquier problema. Consideran que estas inundaciones no son achacables al foso en sí mismo y apuntan a un mal drenaje de la propia vivienda ya que el agua se filtra desde los cimientos de la casa.

      

    Publicado: 13/08/2020 08:06 por castropol en Noticias
    20200813081004-seguridad-capricho.jpg