Facebook Twitter Google +1     Admin

Abriendo camino a la orilla de la ría del Eo

por castropol el 17/01/2022 11:24, en Noticias

Castropol incorporará un tramo de algo más de siete kilómetros de ruta a los dos paseos ya operativos que bordean el estuario

Panorámica de la ría del Eo.

Panorámica de la ría del Eo.

Recorrer a pie todo el perímetro de la ría del Eo es, de momento, misión imposible. Al menos, siguiendo senderos acondicionados para el peatón. Existen dos tramos que permiten ya soñar con esta posibilidad: en el lado gallego, está la ruta que une el faro de Isla Pancha con el molino de mareas de As Aceas, de unos cinco kilómetros y medio; en el lado asturiano, la senda de Castropol a Figueras, de unos cuatro kilómetros. Con todo, aún quedando trabajo por delante, el plan de sostenibilidad turística de Oscos-Eo, que se pondrá en marcha este año, permitirá dar un gran paso y sumar, como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, un nuevo trayecto en suelo castropolense. Medirá algo más de siete kilómetros, entre la villa de Castropol y punta de Cabana.

El plan turístico, que se desarrollará entre este año y 2024, destinará su principal partida (1,3 de los 3,5 millones que contempla) al proyecto del “Cinturón verde marítimo de Castropol”, que busca hacer transitable la costa entre la playa de Penarronda y punta de Cabana, a la altura del núcleo de Iramola, uniendo tramos ya habilitados con otros de nueva creación. La principal actuación será la apertura de un nuevo itinerario, de algo más de siete kilómetros. Este trayecto cuenta con un proyecto elaborado por el Principado en 2011, que ahora es necesario revisar y adaptar.

El citado documento recoge tres fases de actuación: la fase 1, de 2.432 metros, discurre entre la villa de Castropol y A Regueira; la fase 2, de 1.927 metros, une A Regueira con Salías de Granda y, la tercera, de 2.822 metros conecta Salías de Granda con Punta de Cabana. Para materializarlo, hará falta expropiar algo más de 11.000 metros cuadrados de terreno. Esta tarea deberá afrontarla en solitario el Consistorio castropolense y poner los terrenos a disposición de los gestores del plan turístico comarcal.

La técnica de turismo de Castropol, Reyes Pérez, explica que el proyecto original del cinturón verde se incluyó en el plan de sostenibilidad que presentó en solitario en su día el Consistorio castropolense. Sin embargo, no logró financiación, algo que sí ha ocurrido con la propuesta comarcal donde se retoma esta iniciativa, aunque adaptada y renunciando a algunas ideas que la encarecerían. “La idea inicial era englobar en la senda nuestros principales recursos turísticos”, señala.

Una vez esté listo el nuevo tramo costero, se conectará a la senda entre Castropol y Figueras, que transcurre pegada a la ría en casi todo su trazado y que destaca por la singular belleza del paisaje. Este trayecto lleva años operativo, aunque presenta un estado de conservación deficiente en algunas zonas. Por ejemplo, parte del mobiliario urbano en forma de vallas o zonas de descanso está deteriorado y también hay problemas con algunas pasarelas de madera especialmente resbaladizas.

“El reto es hacer todo el recorrido por la ría, pero el cinturón verde es dar un paso”, señala Vinjoy

decoration

La técnica de turismo local explica que, entre los planes del Ayuntamiento, está estudiar una posible alternativa al trazado en la localidad de Berbesa, pues actualmente hay que desviarse hacia el pueblo y caminar varios metros por carretera. También se buscarán soluciones para los tramos de escalera existentes pues, el objetivo es lograr que toda la ruta sea ciclable.

Una vez en Figueras se emprende el camino hacia el entorno de Arnao, donde ya existe un tramo de senda en la punta de La Cruz, pero hay varios puntos que desvían al paseante hacia carreteras y que serán objeto de estudio para intentar buscar alternativas por el borde litoral. Lo mismo ocurre en el último tramo, entre Arnao y Penarronda, donde el objetivo es lograr el tránsito paralelo a la costa y permitir la visita a enclaves como la punta del Corno o el castro del mismo nombre. El proyecto del “Cinturón verde” incluye, además de la mejora y ampliación de los itinerarios peatonales, la creación de once áreas de descanso para disfrutar de las vistas de la ría y la costa de Castropol. “Supondrá dotarnos de un recurso turístico muy importante. Está claro que el reto es lograr bordear íntegramente la ría, pero con este cinturón damos un paso y es una buena oportunidad para hacer algo grande”, señala el Alcalde de Castropol, Francisco Javier Vinjoy.

Para completar la margen asturiana de la ría, restaría afrontar el último tramo en suelo castropolense, en concreto entre la punta da Cabana y el muelle sur de Castropol. Serían entre tres y cuatro kilómetros para los que aún no hay un proyecto definido. En la zona portuaria donde se ubica la delegación de fibra de Astilleros Gondán, el paseo enlazaría con la conocida como senda del muelle, un itinerario de poco más de trescientos metros que Vegadeo estrenó a principios de 2019 para mejorar la principal entrada a la capital del concejo desde Asturias. Fue ejecutado con cargo a los fondos de Pesca y permitió a los veigueños vislumbrar otro proyecto en tramitación: el plan de recuperación de la Marisma de Vegadeo. Este documento contempla la construcción de itinerarios peatonales para disfrutar de la zona de la desembocadura de los ríos Suarón y Monjardín y haría transitable la fachada marítima de Vegadeo.

“La senda de la ría, unida a la del ferrocarril, será de las más bonitas de España”, dice Suárez Barcia

decoration

A partir de aquí, la pelota caería en suelo gallego, donde siguen sin ser transitables los aproximadamente 6,9 kilómetros que salvan la distancia entre la localidad de Porto (Ribadeo) y el molino de As Aceas. El alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez Barcia, suspira cuando se le pregunta por el plan para bordear la ría y expone que el tramo que tienen abierto salió adelante gracias a un trabajo “de artesanía y cabezonería”. Explica el regidor ribadense que fueron necesarios diez años de gestiones y rascar fondos de diferentes organismos para completar el paseo hasta As Aceas, que ahora es una de las joyas naturales del concejo ribadense.

Suárez indica que pieza clave para continuar sería lograr materializar la senda verde del ferrocarril, que recupera el viejo trazado del tren minero entre A Pontenova y Ribadeo. Aproximadamente un tercio de la ruta, la que discurre por el municipio asturiano de San Tirso de Abres y parte del vecino concejo lucense de A Pontenova, ya está lista y el resto de la actuación forma parte del proyecto que el Ministerio presentó en 2011 con un presupuesto de 5, 5 millones de euros. La citada senda discurre paralela a la ría en su tramo final y, apunta el regidor ribadense, que según el trazado diseñado en su día solo quedaría pendiente acometer en torno a un kilómetro de trayecto hasta llegar a As Aceas.

“La incógnita es el tiempo que se va a tardar en hacerlo pero yo creo que, tanto el recorrido alrededor de la ría como la senda del ferrocarril, se harán realidad y será una de las rutas más bonitas de todo el Estado”, sentencia Suárez y con él coinciden sus colegas asturianos convencidos del potencial del estuario que une Asturias y Galicia.

 

Hay 3 comentarios. Más...

Controversias

por castropol el 14/01/2022 11:28, en Colaboraciones

6 de Enero del 2022 - Antonio Valle Suárez (Castropol)

En toda la vieja Europa, donde se encuentran España, Asturias y mi pueblo, ocurre lo mismo con respecto a temas laborales de casi todas las profesiones. Sobre todo, en las más solicitadas.

Si tienes una fuga en tu baño o cocina, date por ahogado, si es que persistes en no marcharte de casa. Al fontanero lo llamarás inmediatamente y si tienes suerte se puede poner al teléfono para decirte: “Mira, hasta la próxima semana no tengo un hueco aunque se caiga el mundo”. ¿Qué me dices si a los automáticos que controlan la electricidad en tu casa les da por bajarse constantemente? Pues el chispa, si es que lo localizas, te contestará algo que, traducido, querrá decir que comerás durante una semana pan, galletas y latería hasta que pueda venir a arreglarte el cortocircuito originado por la vitro. Y si viene un viento veloz del Sur, como el que tenemos estos días, y te arranca una ventana, como a mí me pasó, ¿qué haces? Llamar al carpintero, claro. Si tienes la suerte de localizarlo, en principio respirarás, para desesperarte después cuando te diga, por ejemplo, que está trabajando en una cafetería que pretenden abrir para el año nuevo que viene y que... si quies arroz, Catalina.

Todas estas palpables meditaciones me las despertó y puso en marcha hoy a primera hora mi consuegro de Granada, contándome lo que le estaba sucediendo. Es muy mayor Rafael, ronda ya los 90, pero tocante a pundonor y empuje pocos jóvenes le ganan, rompiendo ese viejo dicho popular de que los andaluces son desertores del arado, aunque después de lo que les voy a contar permítanme que casi no lo dude. Hasta que lo respetó la salud iba al huerto de sus cien olivos al frente de una cuadrilla de temporeros, trabajando toda la jornada codo con codo a su lado. Para después él mismo guiando su tractor llevar el fruto a la almazara de la cooperativa para transformar el fruto verde en oro líquido. Todos los años y desde hace unos cuantos me hace llegar cuatro garrafas de aceite de oliva virgen extra, acompañadas de una nota en la que no falta su dicharachera gracia. Todo parece apuntar que probablemente no me regale más, pues hoy me contó que lo había llamado Juan, el guardés de su finca, que le ayuda desde toda la vida a cuidar los olivos. Entristecido le dijo que, como todos los años, llevaba días intentando reclutar gente para la recogida de la aceituna y que no había conseguido encontrar a nadie, y que para hacerlo él solo y su mujer (ambos jubilados) les iba a resultar una labor harto imposible.

La salud precaria de mi consuegro le amenaza cada día, pero, conociéndolo, lo ocurrido hoy me temo que le pase una factura tan grande que será incapaz de digerir.

¿Cómo es posible que un gran país como es el nuestro, con demanda de tantos oficios y profesiones, ofrezca una tasa de desempleo del 35,4% en Asturias, entre jóvenes de entre 20 y 24 años, y mi ventana sin arreglar?

Tampoco se comprende cómo es factible que pueda ocurrir en Andalucía, donde esa misma ratio es del 39%, y que las aceitunas de mi consuegro Rafael estén pasándose de maduración en el árbol, esperando por quien probablemente no vendrá a recolectarlas... ¡Algo está fallando en medio de tanta controversia!

No hay comentarios. Comentar. Más...

La Biblioteca Popular Circulante de Castropol / La Semanal

por castropol el 13/01/2022 16:15, en Eventos Biblioteca

20220113161902-sin-titulo-2.jpg

Xabier F. Coronado 

A María Ramona Loriente Penzol, in memoriam

Los promotores de la biblioteca de Castropol trataban de educar la sensibilidad de los aldeanos, conservándoles, y esto es lo esencial y digno de ser notado, el gusto por sus cosas y por su vida rural.

María Moliner

 

Entre las bibliotecas populares que se fundaron en España entre la última década del siglo xix y el estallido de la Guerra Civil, la Biblioteca Popular Circulante de Castropol (bpcc) destaca por su labor y desarrollo. Estos días se cumple un siglo de esta institución asturiana que formó una red de quince filiales que funcionaban de manera autónoma bajo la coordinación de una biblioteca central. La calidad de su acervo y sus publicaciones, la variedad de iniciativas y actos organizados, las relaciones interbibliotecarias que sostuvo, la repercusión alcanzada en la comarca occidental de Asturias y su defensa de la cultura de la aldea, hacen de la red de bibliotecas de Castropol un modelo de institución cultural al servicio del pueblo.

La de la bpcc es una labor reconocida en su época por personalidades e instituciones educativas y culturales, que comenzó en 1921 y fue truncada por el golpe militar contra del gobierno republicano en 1936. Tras su desaparición, durante los años de la dictadura franquista, la historia de la biblioteca de Castropol permaneció oculta, silenciada y condenada al olvido de todos, menos de los habitantes de aquellos pueblos y aldeas que la vieron nacer y establecerse. Una historia que permanecía latente y que no fue recuperada para la memoria cultural colectiva hasta la primera década de este siglo.

Asturias es una región histórica del norte de la península ibérica; en su mapa territorial, Castropol es el concejo (municipio) que ocupa el extremo noroccidental y es cabeza del partido judicial de toda esa comarca. En los años veinte del siglo pasado, Castropol tenía una población que rondaba los ocho mil habitantes, la mayoría vivían dispersos en pequeñas aldeas en la costa y las montañas cercanas. Las ocupaciones mayoritarias de sus habitantes eran la agricultura, la ganadería y la pesca.

Un estudio, publicado por el Museo Pedagógico Nacional, “El analfabetismo en España”, arrojaba cifras sorprendentes: el nivel estatal medio superaba el cincuenta y dos por ciento; entre las cincuenta provincias españolas, Asturias con un cuarenta y cinco por ciento, estaba entre las veinte con menos incidencia y Castropol tenía un 47.5 por ciento de analfabetos entre sus habitantes. A pesar de los altos porcentajes, eran datos que podían considerarse positivos ya que, desde principios de siglo, el analfabetismo había descendido casi un doce por ciento en el país. Este descenso se debía fundamentalmente al incremento del número de escuelas, así como a la proliferación de ateneos obreros y sociedades culturales. En Asturias, desde finales del siglo xix hasta el golpe de Estado militar funcionaron más de 250 bibliotecas populares repartidas por su territorio.

Fundación, organización y publicaciones

Es necesaria una vigorosa acción cultural, que capacite al pueblo para regirse por sí mismo.

Por Nuestra cultura

En octubre de 1921, el periódico local, Castropol, publicó en su primera página un manifiesto titulado “Por Nuestra Cultura” (año xvii, núm. 595). El texto, firmado por ocho jóvenes estudiantes del concejo, denunciaba la alarmante situación cultural que se vivía en la comarca y, para enfrentar esa realidad, anunciaban la “iniciativa de crear una Biblioteca Popular Circulante –lo único realizable, por hoy, en nuestro pueblo– con el fin de fomentar la propagación de la cultura”. Este manifiesto supuso el inicio de una aventura cultural que cuajó el 2 de marzo de 1922 con la inauguración de la Biblioteca Popular Circulante.

En sus estatutos, la bpcc se organizaba bajo la dirección de un Patronato de once miembros que establecieron las reglas de funcionamiento de la entidad. El cargo de patrono era un trabajo de servicio a la comunidad y se formaban tres comisiones para dirigir los destinos de la biblioteca: selección y adquisición de libros, propaganda cultural y la encargada del local. Entre los miembros del patronato, Vicente Loriente Cancio fue quien más se involucró en el proyecto, convirtiéndose en el organizador y coordinador de la biblioteca durante sus quince años de existencia.

A partir de mayo del año ’27, se disolvió el patronato y la biblioteca de Castropol se convirtió en una asociación cultural integrada por socios fundadores –los antiguos miembros del Patronato– y socios protectores, que contribuían con cuotas a su mantenimiento. La entidad pasó a ser regida por una Junta Permanente y Loriente Cancio ocupó el cargo de secretario de la Junta hasta su disolución, en julio del ’36. Con este cambio organizativo, los responsables de la biblioteca pretendían evitar intromisiones a su labor pues se vivían los años de la dictadura del general Primo de Rivera (1923-1930).

Desde su fundación, la bpcc funcionó con un reglamento que señalaba sus características: un espacio de lectura y consulta de carácter gratuito, sin requisitos previos para acceder al local o disfrutar del préstamo de libros, con libre acceso de los usuarios a los anaqueles y el derecho de todos los vecinos a beneficiarse de sus servicios.

Los estatutos de la biblioteca planteaban una financiación basada en tres cauces: solicitar donativos a entidades públicas y privadas, aceptar cuotas de sus socios y abrir suscripciones populares. La mayor parte de los ingresos fueron aportaciones recolectadas entre los emigrantes de la comarca, remesas procedentes de países americanos, sobre todo de Cuba. Los organismos oficiales –locales, regionales o estatales– apenas alentaron el proyecto cultural de la biblioteca de Castropol. Entre las excepciones hay que señalar el apoyo recibido, desde la proclamación de la República (1931), por parte del Patronato de Misiones Pedagógicas, una ayuda en forma de libros y materiales didácticos nunca a nivel económico. La falta de apoyos de organismos oficiales propició su condición independiente.

La bpcc se inauguró con un fondo bibliográfico de 158 volúmenes que se fueron incrementando a lo largo de los años, según un criterio marcado por las características sociales de la comarca y los objetivos de la entidad. Así, se fueron integrando secciones diferenciadas para satisfacer las necesidades culturales y profesionales de los usuarios: sección de agricultura, ganadería y pesca; sección de literatura; biblioteca del maestro; biblioteca infantil; sección asturiana; sección de música.

A partir del verano de 1925, el Patronato de la biblioteca planteó la necesidad de crear una red de filiales con el objetivo de llevar los libros a todos los rincones del concejo. Durante los diez años siguientes se abrieron un total de quince bibliotecas en pueblos y aldeas de la comarca occidental de Asturias. A medida que la red de bibliotecas de Castropol se implantaba, el número de usuarios y lecturas se fueron incrementando. En su primer año de funcionamiento se realizaron mil trescientos préstamos de libros, y en sus últimas estadísticas la cifra estaba cercana a nueve mil en todas las bibliotecas. Del mismo modo, el número de obras fue creciendo gracias a las adquisiciones y donaciones recibidas. En 1936, el fondo bibliográfico de la biblioteca central estaba próximo a los cinco mil volúmenes. A esta cifra hay que sumarle el acervo existente en el conjunto de las sucursales de la red, que puede estimarse cercano a los cuatro mil libros.

Las bibliotecas filiales se formaban con un mínimo de cien volúmenes de fondo inicial propio. La biblioteca central se encargaba de circular libros, con el propósito de ampliar la oferta de lectura a los usuarios. Los lotes se renovaban cada tres meses y eran completados en función de las solicitudes que los lectores hacían a los responsables de cada filial. La biblioteca de Castropol estableció la figura del delegado o agente bibliotecario en los pueblos y aldeas donde no había una sucursal; los delegados portaban un índice de libros y recogían las peticiones de los vecinos interesados en leer. De esta manera los delegados realizaban un servicio de préstamo ambulante y autónomo.

Cada biblioteca de la red funcionaba de manera autónoma, dirigida por una sociedad de lectores. Como ejemplo, la sucursal abierta en 1934 en La Veguina (concejo de Tapia de Casariego), todos los vecinos pagaban una cuota anual para asegurar la subsistencia de la biblioteca; así se convertían en socios protectores al asegurar el mantenimiento de un local propio y la compra de libros. La red de bibliotecas se coordinaba a través de asambleas anuales a las que acudían los responsables de cada una de ellas. En las asambleas, que también estaban abiertas a los usuarios, se presentaban ponencias y se discutían los problemas planteados por los asistentes. Además, existía un Comité interbibliotecario que se reunía trimestralmente con los miembros de la Junta Permanente para tratar los temas relativos al funcionamiento de la red. A través de las diferentes reuniones y asambleas se fue perfeccionando un procedimiento de coordinación que es modelo para quienes se dedican a organizar sistemas bibliotecarios.

A lo largo de su historia, la bpcc tuvo siempre a su disposición un medio impreso para comunicarse con sus lectores y, a través de sus páginas, se puede seguir la historia de la biblioteca. En los primeros años, el decenario Castropol divulgaba los asuntos de la biblioteca. A partir de 1924 editaron su propio boletín, El Libro y el Pueblo, del que salieron cuatro números. En octubre de 1929, los integrantes de la Junta Permanente comenzaron a publicar un medio de información general, El Aldeano. Este periódico quincenal se convirtió, hasta su desaparición en 1933, en el medio de expresión de la biblioteca.

El boletín más profesional editado por la entidad asturiana llevaba el nombre de La Biblioteca, apareció en 1934 y se llegaron a imprimir cinco números hasta su cierre, dos años después. La biblioteca de Castropol también publicó libros, índices bibliográficos, reglamentos, impresos, carteles de propaganda cultural y anuncios de actividades.

Vasconcelos en la Biblioteca Popular Circulante

Nos recibieron los amigos de Castropol y en lancha nos transportaron al salón de la conferencia, que estaba lleno de un público interesado en libros y en ideas.

José Vasconcelos

A lo largo de su historia, la biblioteca de Castropol organizó grupos de trabajo comunitario a los que todos los vecinos eran invitados a participar. Unos estaban orientados a recabar datos sobre lenguaje, folklore y demás manifestaciones de la cultura autóctona; otros a realizar siembras comunitarias de experimentación agrícola; alrededor de la biblioteca también se formaban colectivos de teatro, títeres, coros, etcétera. Es de remarcar el número y la calidad de actos culturales organizados por los responsables del proyecto: ciclos de conferencias, conciertos, lecturas, exposiciones, teatro, títeres, proyecciones cinematográficas, premios musicales, excursiones y fiestas, se sucedieron en los salones del casino y la biblioteca central, en las sedes de las sucursales de la red o al aire libre en pueblos y aldeas de todo el occidente asturiano.

Uno de aquellos actos tuvo relación directa con México: en 1932, José Vasconcelos visitó la bpcc durante sus meses de exilio asturiano. Tras llegar a España procedente de París, después de la trágica muerte de Antonieta Rivas Mercado, el educador y político mexicano vivió en Somió, una aldea cercana a Gijón, donde rentó una quintana y se dedicó a trabajar la tierra y criar animales, pero sobre todo aprovechó la tranquilidad para escribir. Vasconcelos relata este período en su libro de memorias El Proconsulado (1939): “Me tenía tomado el tiempo la preparación del Ulises y el estudio de los temas de la Estética. También en esos días juntaba el material del volumen que titulé La sonata mágica.”

A pesar de su aislamiento, el escritor mexicano dio dos conferencias en el Ateneo de Gijón y asistió a otros actos culturales: “de ciertas actividades públicas de la misma Asturias no podía eximirme del todo y así fue como acepté pronunciar el discurso de inauguración del monumento a Jovellanos en Puerto Vega.” La invitación incluía una visita a la biblioteca de Castropol. El maestro de América aceptó el paquete completo y en homenaje a Jovellanos pronunció un discurso sobre la hispanidad, que fue reseñado en todos los periódicos de la región y que en México se publicó hace pocos años (Biblioteca de México, núm. 111, 2009).

Al día siguiente, Vasconcelos continuó viaje hasta Castropol, donde fue recibido por Vicente Loriente y demás miembros del grupo responsable de la biblioteca. Visitó la central y algunas filiales de la red y dio una conferencia sobre las bibliotecas americanas y su lucha por difundir la cultura. Durante su visita, José Vasconcelos fue nombrado presidente honorífico de la biblioteca de Castropol:

Concertamos una visita a Castropol, donde existía un simpático grupo intelectual dedicado al trabajo de difusión de bibliotecas y de intercambio con la América española. Presidía dicho grupo don Vicente Loriente, joven historiador […] Aun siendo cada uno de procedencia un tanto diversa, advertíase en todo el círculo de Castropol una liga como de parentesco espiritual muy firme […] Años después, una monografía erudita y comprensiva de Vicente Loriente me sirvió de documento para el capítulo de mi Breve historia de México sobre los descubrimientos.

Una de las inquietudes de la bpcc era establecer contactos con otras bibliotecas y colectivos culturales, algo que era imprescindible dado su aislamiento geográfico. Esta necesidad quedó satisfecha con el intercambio de información y publicaciones que los coordinadores de la biblioteca de Castropol realizaron con otras bibliotecas: en España con la totalidad de las entidades bibliotecarias asturianas, así como la mayoría de las bibliotecas populares catalanas y de otras regiones de la península; en los países europeos sostuvo relaciones con bibliotecas de Portugal, Checoslovaquia y varias bibliotecas francesas. Durante su visita, Vasconcelos les facilitó contactos con el Departamento de Bibliotecas de la Secretaría de Educación de México y algunas bibliotecas que había visitado en Colombia, Ecuador y Perú.

Conclusión

El personal que sirve la Biblioteca de Castropol y las sucursales, se compone de personas abnegadas guiadas por su amor a la cultura.

Juan Vicens

Durante el II Congreso Internacional de Bibliotecas y Bibliografía, celebrado en 1935 en España, Vicente Loriente Cancio ocupó el cargo de vicesecretario general del congreso y secretario de la sección de Bibliotecas Populares en representación de la Red de Bibliotecas de Castropol. A raíz de los contactos realizados con otras instituciones culturales surgió el proyecto, impulsado por la biblioteca de Castropol, de crear una Federación de Centros de Cultura Popular, abierta a las agrupaciones de todo el país. El propio Vicente Loriente Cancio escribía en el boletín La Biblioteca: “El propósito es articular una organización lo suficientemente elástica para que, dentro de una absoluta libertad de movimientos para cada entidad, éstas disfruten de todos los beneficios que se derivarían, no ya del conocimiento y apoyo mutuos, sino de una activa colaboración en lo referente a labor bibliotecaria, conferencias y exposiciones, cine educativo, etc.”

La importante labor cultural que la biblioteca de Castropol venía desarrollando durante más de catorce años quedó truncada con el estallido de la Guerra Civil. A los pocos días del golpe militar, las tropas facciosas del ejército penetraron en Asturias. Una de las primeras localidades ocupadas fue Castropol, la biblioteca se cerró y sus responsables fueron perseguidos.

A grandes rasgos, esta es la historia de la bpcc y su red de bibliotecas filiales, un organismo que desarrolló un proyecto cultural dirigido a toda la comunidad, sin distinción de clases sociales o ideologías. Una historia que fue posible gracias a la participación de hombres y mujeres entregados a una labor educativa y solidaria para preservar y expandir la cultura de la sociedad rural en que vivían.

Concluimos con la valoración de dos especialistas en bibliotecas que conocieron el trabajo de la biblioteca de Castropol. La filóloga y bibliotecaria María Moliner opinaba que “la ejemplaridad de la Biblioteca de Castropol está en la desproporción enorme entre sus medios y su obra, que demuestra lo que pueden conseguir el entusiasmo y la iniciativa particulares cuando no son producto de un esnobismo sino de aspiraciones colectivas que encuentran a los hombres que saben concretarlas y realizarlas.”

Por su parte, Juan Vicens, responsable de bibliotecas del Patronato de Misiones Pedagógicas durante la República, escribió:

Entre las bibliotecas no oficiales hay una verdaderamente extraordinaria, la Biblioteca del Concejo de Castropol. No necesito descubrirla, puesto que se ha hablado de ella en diversas publicaciones, entre ellas en Bibliothéques Populaires et Loisirs Ouvriers, del Instituto de Cooperación Intelectual de la Sociedad de Naciones. La Biblioteca Popular Circulante de Castropol, la más moderna de las bibliotecas populares, merece ser conocida en todos los lugares porque constituye un ejemplo.

No hay comentarios. Comentar. Más...

El sueño de bordear a pie la ría, más cerca gracias al plan turístico de Oscos-Eo

por castropol el 07/01/2022 11:31, en Noticias

La apertura de un tramo de senda entre Castropol e Iramola, principal obra del proyecto de 3,5 millones financiado con fondos europeos

Dos niños, contemplando la ría desde el paseo de Ribadeo, con Castropol al fondo, en el tramo de costa donde se prevé trazar la nueva senda. | T. Cascudo

Dos niños, contemplando la ría desde el paseo de Ribadeo, con Castropol al fondo, en el tramo de costa donde se prevé trazar la nueva senda. | T. Cascudo

El plan de sostenibilidad turística de la comarca Oscos-Eo, dotado con 3,5 millones de euros con cargo a los fondos europeos Next Generation, permitirá dar un paso de gigante en la vieja aspiración del territorio de construir una senda que bordee íntegramente la ría del Eo. Y es que una de las iniciativas estrella de este ambicioso plan es habilitar un nuevo tramo, entre la villa de Castropol y el punto costero a la altura del núcleo castropolense de Iramola. Será la punta de lanza de un proyecto turístico a tres años que potenciará las rutas y los recursos patrimoniales de la comarca más occidental de Asturias.

“Estamos muy contentos porque el plan turístico mejorará nuestra imagen como comarca y esperamos que sea un antes y un después”, resume el presidente de la Mancomunidad y alcalde de Taramundi, César Villabrille, quien subraya como una de “las actuaciones más importantes” por su enorme potencial este cinturón verde de la ría. Ese nuevo recorrido se unirá a otros ya operativos, permitiendo transitar la costa castropolense de Iramola a la playa de Penarronda. Quedaría tan solo pendiente un tramo desde este núcleo al límite con Vegadeo y, como reto de futuro, completar el itinerario en el tramo gallego, donde ya existe otra pequeña senda a las afueras de Ribadeo. “Damos un paso grande en ese reto, dotando a la comarca de un recurso turístico importante. Será una senda ciclable en su mayoría y con zonas de descanso”, dice el alcalde de Castropol, Francisco Javier Vinjoy.

Aunque sobresale esta actuación, son muchas más las propuestas que se detallan en el borrador inicial y que se materializarán en mejoras por los siete concejos de la comarca, con actuaciones conjuntas como una señalización homogénea para todas las sendas del territorio, uno de sus puntos fuertes. Por montante inversor, el segundo proyecto de importancia es la senda de Las Clavelinas, en Vegadeo. Parte de las afueras de la capital veigueña, a la altura del Instituto, y discurrirá paralela a la carretera AS-11, haciendo segura para el peatón la conocida como “vuelta a Piantón”.

Varios ciclistas, el pasado verano, en la senda del ferrocarril de San Tirso de Abres. | T. Cascudo

Varios ciclistas, el pasado verano, en la senda del ferrocarril de San Tirso de Abres. | T. Cascudo

En San Tirso de Abres, la obra estrella será la mejora integral de la ruta del ferrocarril, su senda más popular y polo de atracción de turistas a lo largo del año. Además de darle una capa de zahorra a todo el trayecto en suelo asturiano, renovar las vallas en mal estado y hacer actuaciones de drenaje en los puentes para evitar la acumulación de agua, está previsto construir un paso subterráneo que evite cruzar la carretera N-640 al inicio del trayecto. En los planes santirseños figura también mejorar la zona fluvial de baños y ampliar la senda que parte de este enclave hasta el refugio de pescadores de Xesteira.

En Taramundi se acondicionarán áreas recreativas y se hará una obra de reforma en la casa del agua de Bres, encaminada a la mejora de la fachada y la eliminación de humedades. También se construirá un aparcamiento en Os Teixóis. El soterramiento de líneas eléctricas en el entorno de La Rectoral y la colocación de unas letras con el nombre del concejo a la entrada de la capital son otras de las iniciativas.

Tres turistas en el monasterio de Villanueva. | T. Cascudo

Tres turistas en el monasterio de Villanueva. | T. Cascudo

En los Oscos está previsto tirar de nuevas tecnologías para plantear una visita autónoma a dos joyas arquitectónicas como son el monasterio de Santa María, en Villanueva de Oscos, y el palacio de Mon, en San Martín de Oscos. La falta de personal suele ser un lastre para potenciar las visitas a estos dos inmuebles, así que se buscará una fórmula, ya sea con audioguías o realidad virtual, para que el visitante pueda en cualquier momento del año acercarse a estos recursos tan valiosos. En Villanueva también se va a mejorar el acceso al ecomuseo del pan de Santa Eufemia, mientras que San Martín apostará por mejorar la visita a las minas Carmina y Pena Teixeira con la renovación de la iluminación y los accesos.

Por último, Santa Eulalia de Oscos contempla varias actuaciones como la mejora del molín da Ponte, adquirido hace años y donde será necesario reconstruir el azud para reconducir el agua al enclave, muy cerca de la capital. En el área recreativa de Ferreira están previstas mejoras en el acceso y el entorno, así como construir un nuevo aparcamiento en Pumares que preste servicio a los muchos turistas que realizan la senda de A Seimeira.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Astilleros Gondán afronta un año que será decisivo para su futuro empresarial

por castropol el 03/01/2022 11:19, en Noticias

PABLO VILLAPOL 

Su oferta para comprar el astillero Barreras de Vigo parece ganar posiciones frente a las de otros competidores como puede ser Armón ▶ El proyecto para ampliar las instalaciones en Figueras supondrá un importante cambio en el método de trabajo en su sede habitual

La empresa Astilleros Gondán afronta el año 2022 no como uno más, sino con enormes expectativas porque no saldrá de él como entró ni por asomo. Para empezar, en poco tiempo se conocerá si la empresa de la localidad asturiana de Figueras, que preside Álvaro Platero, finalmente se hace con una parte del astillero vigués Barreras, con el que compite con otras propuestas como la de Armón. Pero también será cuando se autorice una ampliación de sus instalaciones en Figueras que la van a redimensionar.

Lo más inmediato será conocer si Gondán se hace con una parte importante de Barreras. Barreras es el astillero más grande de España pero hace ya años que se encuentra prácticamente finiquitado y buscando desesperadamente un comprador que revitalice unas instalaciones que emplearon a muchísimos trabajadores en Vigo y que fueron trascendentales para el empleo en esa zona.

Sus contendientes son dos pero según trascendió en los últimos días Gondán coge ventaja sobre Armón y el grupo Marina Meridional. Este proceso está supervisado por una consultora, Kroll.

Pero la situación de Barreras es tan rematadamente mala que incluso aunque Kroll se decante por Gondán, no tendrá la última palabra, ya que será la jueza que tutela el proceso de venta quien determine quién se hace con esas instalaciones.

Por el momento lo que se sabe seguro es que la oferta del astillero que dirige Álvaro Platero ronda los diez millones de euros, que son dos más que la de Armón. Tiene además un ambicioso plan industrial porque incluye la construcción prácticamente inmediata de varias embarcaciones para uno de sus clientes más habituales, Edda Wind, una empresa noruega que le encarga a Gondán con mucha frecuencia embarcaciones especialmente diseñada para trabajar con plataformas petrolíferas en el Mar del Norte. Y en ese campo concreto Astilleros Gondán sí que parece no tener rival porque los contratos para esas embarcaciones caen una y otra vez siempre de su lado.

Pero además hay otro factor importante a favor de la empresa de Figueras, que es que se muestra dispuesta a asumir una parte de la plantilla, aunque no está claro todavía cómo y de cuánta gente se habla. En líneas generales la idea es que se vayan incorporando trabajadores en función de la evolución de la carga de trabajo. Lo que está claro es que si se hace con esas instalaciones la empresa se redimensionará y podrá asumir más carga de trabajo.

AMPLIACIÓN. Mientras tanto, la empresa espera el visto bueno institucional para poder arrancar con las obras de remodelación y ampliación de sus instalaciones en Figueras. La idea es rediseñarlo prácticamente todo, incluidas dos naves que tienen y sobre todo la zona de oficinas. Aseguran que con ello ganarán más espacio e incluso tendrán sitio para más embarcaciones y todo ello sin generar ningún impacto añadido.

Varios colectivos ecologistas presentaron alegaciones a esa ampliación en base a varias cuestiones como su impacto visual, pero es casi seguro que la propuesta de Gondán saldrá adelante.

Eso significará un paso importante más de una firma que no parece detenerse nunca pese a las dificultades que se le plantean, incluso con los históricos problemas de calado de la ría.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Sobre el homenaje del pasado julio a Melquíades Álvarez en Castropol

por castropol el 02/01/2022 19:19, en sin tema

20220102191855-sin-titulo-2.jpg

 

 

Melquíades Álvarez fue diputado a Cortes por el distrito electoral de Castropol desde 1914, con excepción de la corta legislatura de 1918, hasta que en 1931 se cambió la legislación y las circunscripciones electorales pasaron a ser provinciales. En 1936 Melquíades Álvarez era diputado por la provincia de Oviedo. Y además hasta marzo de 1936 había sido el presidente del Congreso de los Diputados.

En agosto de 1936, durante la Guerra Civil, Melquíades Álvarez fue encarcelado por el gobierno republicano en la cárcel Modelo de Madrid de forma arbitraria e ilegal con la excusa de garantizarle allí su seguridad y sin ser acusado de ningún delito. Y murió fusilado junto con otros presos políticos la noche del 22 al 23 de agosto por los milicianos republicanos en el sótano de la cárcel.

El gobierno de la república estaba presidido por Manuel Azaña y formado por el Frente Popular, una coalición de partidos de izquierdas cuyos principales miembros eran el PSOE, el Partido Comunista de España y la Izquierda Republicana del propio Azaña, además de otros partidos más minoritarios como Esquerra Republicana de Cataluña. Las responsabilidades de ese gobierno en el encarcelamiento y el asesinato de Melquíades Álvarez son claras. Al igual que por los asesinatos del resto de presos políticos fusilados esa noche junto a él.

Durante la guerra hubo muchas más matanzas políticas y religiosas perpetradas por el gobierno republicano. En la de Paracuellos del Jarama murió asesinado Ramón Navia-Osorio, el diputado a Cortes por el distrito electoral de Castropol elegido en 1918. De modo que en los genocidios políticos y religiosos realizados por la izquierda fueron asesinados todos los diputados a Cortes que había tenido el distrito electoral de Castropol desde 1914.

Estos crímenes forman parte de un genocidio político y religioso a gran escala realizado por la izquierda y el bando republicano durante la Guerra Civil de forma organizada y sistemática. En contra de la pretensión de los máximos responsables socialistas, comunistas y del gobierno republicano de achacar siempre todos sus crímenes a unos descontrolados para tratar de eludir sus responsabilidades.

La muerte de Melquíades Álvarez no fue un error, una mera casualidad trágica o desafortunada ni la obra de unos descontrolados. Sino un asesinato político organizado y ejecutado a conciencia. Como pone de manifiesto el hecho de que el Partido Reformista (que al proclamarse la Segunda República había cambiado su nombre a Partido Republicano Liberal Demócrata) venía sufriendo la violencia de la izquierda al menos desde la campaña electoral de las elecciones constituyentes de 1931 en el teatro Campoamor de Oviedo. Con episodios violentos memorables como el envío por parte de los socialistas de pistoleros a Castropol para coaccionar y amenazar a los votantes en las elecciones municipales de 1933 con la protección y connivencia del gobernador civil de la provincia de Oviedo, el radical socialista Alonso Mallol. O el asesinato del exministro y líder en Asturias del Partido Republicano Liberal Demócrata Alfredo Martínez García-Argüelles, tiroteado en el portal de su casa de Oviedo el 25 de marzo de 1936.

Con estos antecedentes de violencia y asesinatos políticos contra el Partido Reformista asturiano, el pasado 24 de julio de 2021 se realizó en Castropol un homenaje a Melquíades Álvarez presidido por los socialistas Adrián Barbón y Francisco Javier Vinjoy, respectivamente presidente del gobierno del Principado de Asturias y alcalde de Castropol.

De entrada, el homenaje a Melquíades Álvarez fue parcial e incompleto, ya que se limitó sólo al reconocimiento de sus gestiones para la construcción de la carretera de La Fuente al muelle. Y además se soslayó que esta carretera se construyó también gracias al trabajo de otros reformistas en el ayuntamiento de Castropol y en la diputación provincial de Oviedo.

En el acto se ocultó deliberadamente el encarcelamiento ilegal de Melquíades Álvarez en la cárcel Modelo de Madrid realizado por el gobierno de la república y su asesinato allí a manos de los milicianos republicanos, así como las responsabilidades en todo ello del PSOE, partido en el que militan los Sres. Barbón y Vinjoy.

Inmediatamente después del acto, los Sres. Barbón y Vinjoy y gran parte de los organizadores y asistentes se desplazaron a Arnao «a poner un ramo de flores en el monolito que se levanta en el "Lugar de la Memoria del Campo de Concentración de Arnao"».

Comparto el reconocimiento de las víctimas del franquismo y la condena de sus crímenes. Pero no que se oculte, no se reconozca y no se condene la violencia ni los asesinatos realizados por los socialistas y la izquierda antes y durante la Guerra Civil. La diferencia de tratamiento, ensalzamiento, consideración y respeto a la memoria de unas víctimas y de las otras es tan manifiesta que los hechos y sus autores se califican moralmente por sí solos.

Estos comportamientos tienen lugar en actos oficiales e institucionales en Castropol por parte de la alcaldía del ayuntamiento y la presidencia del gobierno del Principado de Asturias.

Para terminar de redondear el acto, la actual corporación municipal le concedió a Melquíades Álvarez el nombre de lo que hasta hoy se ha venido llamando Paseo del Muelle. Pues bien, en junio de 1922 el Ayuntamiento de Castropol le

había concedido a Melquíades Álvarez el nombre del tramo de ese paseo entre La Punta y la actual carretera nacional. Y a Vicente Loriente Acevedo el del tramo entre La Punta y el muelle. De modo que de lo que ahora se le ha dado a Melquíades Álvarez, una parte ya la tenía desde 1922 y la otra se le ha quitado a Vicente Loriente. Pero resulta frívolo disertar ahora sobre el nombre de una carretera mientras a su autor no se le reconoce su condición de víctima de la violencia ni en su propio homenaje por parte de los herederos políticos de sus asesinos.

Unos pocos, pero muy poderosos, han arruinado la oportunidad de hacer en Castropol el homenaje completo y decente a Melquíades Álvarez que su memoria merece. Es una pena. Pero mantengamos la esperanza de que algún día lleguemos a verlo.

 

Andrés López-Cotarelo

No hay comentarios. Comentar. Más...

Regalo literario para Castropol

por castropol el 27/12/2021 12:16, en Noticias

20211227121847-8431e112-ec92-498e-b98a-639.jpg

El escritor Miguel López cede al concejo los derechos de su novela “Tregua en la calma”, ambientada en la villa

Miguel López posa con el libro, con Castropol al fondo. | T. C.

“Tregua en la calma” es el título de la última novela del escritor y excapitán de la Marina Mercante Miguel López (Barres, 1954). Es también un regalo que ha querido hacer a su concejo natal, de ahí que haya cedido de manera desinteresada los derechos de la obra al Consistorio, que acaba de editar el libro y lo usará como regalo institucional.

El alcalde de Castropol, Francisco Javier Vinjoy, agradece el gesto de López y explica que acaban de hacer una primera tirada de 200 ejemplares. “Es un regalo extraordinario y el libro es fantástico, bien hilado, y mantiene la intriga hasta el final”, señala el regidor.

Con esta novela, su octavo trabajo literario, López también salda una deuda con Castropol, ya que tiene otros dos libros dedicados al concejo, pero ninguno a la capital. “Cuando la bruma se desvanece” está ambientado en su parroquia natal de Barres y “Una cumbia sobre la tumba del traidor” va dedicado al mar y a Figueras.

“Tregua en la calma” es “una novela negra y de suspense” que está ambientada en el Castropol de los años cincuenta del siglo pasado y que narra unos hechos ficticios. “Quien la leyó dice que no ha podido parar hasta el final, porque es un libro de intriga y tensión con un final que, creo, es espectacular. Se rompe la calma eterna del pueblo con unos acontecimientos violentos que lo ponen en movimiento”, señala López. La novela hace una “descripción pormenorizada” de la villa y sus calles, y, para ello, el autor contó con la ayuda del apasionado de la historia local Ovidio Vila.

El escritor se deshace en halagos hacia la ría del Eo, “de lo más bonito que he visto en mi vida, y mira que he recorrido muchos lugares en mi época de marino”. También destaca la belleza de la villa: “Castropol es como el faro de esta ría, el punto más bonito, y su imagen es imponente desde cualquier sitio”.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Escuela Hogar 1967/68

por castropol el 23/12/2021 18:17, en Grupos de niños y jóvenes

20211223181704-7.jpg

  Los hermanos Blanco Ureta con sor Felisa

Hay 5 comentarios. Más...

La manipulación de la historia de Castropol

por castropol el 23/12/2021 17:13, en sin tema

20211223162547-sin-titulo-2.jpg

Los hechos son incontestables. No albergo ya ninguna duda de que la omisión deliberada de estas personas en los trabajos publicados en los últimos años sobre la historia de la biblioteca y en los actos institucionales recientemente realizados con motivo del centenario de la institución tiene una motivación política.

Andrés López-Cotarelo

 


Hay 4 comentarios. Más...

por castropol el 20/12/2021 08:48, en varios

20211220084846-cabalgata-reyes-copia.jpg
No hay comentarios. Comentar. Más...

por castropol el 18/12/2021 11:04, en sin tema

20211218110407-frame-6208-copiar.jpg
No hay comentarios. Comentar. Más...

ASI AVANZA EL BOQUETE ABIERTO EN LA “PUNTA”

por castropol el 16/12/2021 09:13, en ! Ya está bien ¡

20211216091248-sin-titulo-1.jpg

Supongo, que más o menos, en las fotografías se podrá apreciar la dimensión del hueco abierto en el muro del paseo que rodea Castropol y que en marea baja cualquiera puede observar y valorar en la curva de la Punta que mira hacia la entrada de la ría, al lado de  unas escaleras.

 Desde hace no muchos años, el mar, en días de temporal, cada vez golpea con más fuerza toda esa zona, llegando incluso hasta el Club de Vela.

 Si os fijáis en las fechas, en poco más de un año,  vemos que su embiste ha conseguido abrir un buen boquete, ampliado con la acción de los recientes temporales. Y supongo que una vez derribada la pared, lo que hay detrás será solamente relleno y por lo tanto, pan comido cuando llegue la próxima borrasca.

 Por lo tanto, estoy convencido, de que en cualquier momento el paseo puede hundirse y quizás provocar algún accidente de mayor o menor gravedad. Con la particularidad, de que por esa vía discurre la tubería de saneamiento que conduce las aguas residuales a la depuradora, situada aguas arriba en Granda. Su rotura, llegado el caso, provocaría un gran daño ecológico a la ría. Además y de menor importancia, al lado del muro, tenemos los cables del alumbrado público y una farola, que puede verse afectada.

 El año pasado, Puertos del Principado, reparó otro hueco de menos importancia unos metros más allá en dirección al muelle.

 Por el bien de todos, esperemos que en esta ocasión, no se demoren demasiado, ya que el invierno oficial y los temporales que vendrán,  están muy cerca.

 

Pepe Llende

Hay 2 comentarios. Más...

por castropol el 10/12/2021 08:45, en varios

20211210084501-dibuja-castropol-copia.jpg
No hay comentarios. Comentar. Más...

Cien años no son nada para Castropol

por castropol el 07/12/2021 15:38, en Noticias

Una exposición muestra, con fotografías de hace un siglo y de hoy, cómo “la esencia de la villa permanece inalterable”

Imagen antigua del punto de embarque del puerto de Castropol.

Imagen antigua del punto de embarque del puerto de Castropol.

Basta mirar la foto que encabeza este reportaje para imaginar el bullicio del puerto de Castropol en el primer tercio del siglo XX, cuando las pésimas comunicaciones por carretera obligaban a los vecinos a depender casi por completo de los barcos de pasaje para moverse por las villas que baña la ría del Eo. La imagen, con varias lanchas cargando y descargando pasajeros, forma parte de la memoria local y es una de las alrededor de sesenta fotografías que se muestran estos días en la Casa de Cultura de la localidad, donde es posible realizar un auténtico viaje en el tiempo.

Detalle de la calle Vijande, en pleno centro de la villa castropolense.

Detalle de la calle Vijande, en pleno centro de la villa castropolense.

La muestra “Castropol-Asturias XX-XXI. Un pueblo, un siglo” forma parte del programa del centenario de la Biblioteca Popular Circulante Menéndez Pelayo y permite ver enseres e imágenes de la Asturias de hace un siglo, con especial hincapié en el concejo castropolense. Aunque estaba prevista su clausura el 15 de diciembre, a la vista de la buena acogida que está teniendo entre el público, se mantendrá abierta durante toda la Navidad.

Antiguo lavadero y la conocida como “fonte da vila”.

Antiguo lavadero y la conocida como “fonte da vila”.

“La exposición está gustando mucho y, especialmente, el apartado dedicado al ayer y el hoy de Castropol, donde se puede ver cómo la villa sigue perfectamente reconocible. La gente dice que ha sido una buena idea mostrar la comparativa”, señala la bibliotecaria Manuela Busto de esta muestra organizada con la colaboración de asociaciones locales Fundación Ría del Eo y Casino-Teatro de Castropol junto al Muséu del Pueblu d’Asturies, que cedió imágenes antiguas de otras localidades asturianas como Oviedo o Gijón.

Imagen del edificio que hoy alberga el Ayuntamiento de Castropol y que también fue sede de la biblioteca castropolense.

Imagen del edificio que hoy alberga el Ayuntamiento de Castropol y que también fue sede de la biblioteca castropolense.

“Nos pareció oportuno mostrar el contexto de Asturias en la época en la que nace la biblioteca, en el primer tercio del siglo XX, tanto de la zona rural como de la urbana. Una vez hecha esa foto fija de Asturias, incluimos un capítulo dedicado a Castropol con imágenes de ayer y hoy en las que se puede ver el paso de cien años en una misma foto”, argumenta Busto. Esa comparativa permite descubrir que la capital del concejo ha variado poco su arquitectura, no así su volumen de población. Llama la atención que en las imágenes antiguas hay gente en casi todos los rincones, algo no tan frecuente a día de hoy. “Ciertas cosas llaman la atención como ver lo bien que se mantiene el casco urbano, pues muchas calles están prácticamente igual. El paso del tiempo no se nota tanto, no ha hecho mella como en otros lugares, así que se puede decir que la esencia del pueblo permanece inalterable”, señala Busto.

A la fotógrafa Ana Penzol le tocó seleccionar las mejores imágenes antiguas de Castropol, que rebuscó en el archivo de su abuelo, y replicarlas en la actualidad. Lo hizo por encargo de la Fundación Ría del Eo, que financió esta parte de la muestra. Explica que, aunque la despoblación está patente hoy, también es cierto que las imágenes actuales las tomó entre febrero y marzo, una época en la que la villa registra menos ambiente frente a otros periodos como el verano. “En general, Castropol no ha cambiado mucho y me gusta esa sensación de que parece que no pasa el tiempo, es como una burbuja”, apunta esta profesional que decidió seleccionar aquellas fotos antiguas en las que fuera posible hacer una toma desde un ángulo casi idéntico.

Coincide con Busto en el hecho positivo de que la villa se ha conservado, aunque lamenta que cada vez haya más ruinas y también que se hayan perdido algunos espacios singulares como el sendero peatonal, conocido como “os carreiros”, que permitía descender desde lo alto del pueblo hasta el muelle. Precisamente en esta zona portuaria es donde son más patentes los cambios y Penzol reconoce que le gustaba más el puerto antiguo que muestran las fotografías históricas.

Público visitando la muestra de la Casa de Cultura.

Público visitando la muestra de la Casa de Cultura.

El portavoz de la Fundación Ría del Eo, Ovidio Vila, coincide en que las fotos seleccionadas muestran un Castropol inalterable, pero también apunta que hay otros sitios que no salen en las fotos y que “están totalmente desconocidos”. Como ejemplo de las zonas más cambiadas subraya no solo el puerto, sino el entorno del cuartel de la Guardia Civil donde el cambio “es brutal”. Vila, que gestiona un popular blog dedicado a Castropol, lleva años con una sección en la que muestra el ayer y el hoy del concejo, un recorrido que suele gustar mucho al público.

Hay 1 comentario. Más...

por castropol el 03/12/2021 10:32, en varios

20211203103214-thumbnail-campana-de-recogi.jpg
No hay comentarios. Comentar. Más...

por castropol el 26/11/2021 16:06, en sin tema

   El domingo 5 de diciembre es la nueva, y anticipada, fecha límite comunicada a los inversores que el pasado mes de octubre manifestaron interés en la adquisición de Hijos de J. Barreras para que presenten sus ofertas de compra, ya vinculantes.

   Los plazos pautados por la con­sultora Kroll, encargada de gestionar la reestructuración del astillero, se aceleran, con el objeti­vo de dejar cerrada la operación ' para la que fue contratada el próximo 31 de diciembre, a pesar de que la nueva moratoria concursal anunciada por el Gobierno mantendría  a Barreras con res­piración· artificial hasta finales del 2022, aunque .se encuentre en causa  legal de disolución, con77,l millones de patrimonio ne­to negativo, 68 millones de pér­didas   y deudas por valor de 120 millones en las cuentas del 2020.

   El nuevo dueño del astillero vigués recibió cinco ofertas no vinculantes en la primera par­te del proceso de venta abierto en septiembre, defendidas por los grupos asturianos Gondán y Arrmón, una firma naval holandesa, un astillero croata y el in­versor José Alberto Barreras; actual dueño de San Enrique, anti­guo Factorías Vulcano.

   De todas ellas, y según fuen­tes de Barreras, la más apetecible; por las garantías de carga del presidente, Álvaro Platero, que además encabeza Pymar, la agrupación de pequeños y medianos astilleros españoles que lidera la propuesta del PERTE del naval para captar fondos europeos de recuperación, estuvo este martes en Barreras. El motivo de la visita en la que estuvo acompa­ñado de buena parte de su equi­po de dirección, era una primera auditoría, previa a la due dilligence, que seguirá a la presenta­ción de la oferta definitiva. .

   La adquisición por parte de Gondán insuflaría carga de trabajo inmediata a Barreras, ya que el astillero asturiano tiene sus gradas al completo y necesita empezar a construir cuatro nuevos ­buques de categoría CSOVs (Commissioning Service OperationVessels) para Edda Wind, empresa coparticipada por los grupos noruegos Ostensjo y Wilhelmsen, dedicados a la eólica marina.

 

Camino del concurso 

   Fuentes del proceso explican que Gondán está interesado en el 80o/o de las instalaciones del astillero vigués de Beiramar que es­tán pegadas a la lámina de agua; mientras que otro astillero asturiano, el grupo Armón, centra su oferta en adquirir la parte de las gradas del astillero contiguas a sus instalaciones de Armón Vigo y dos carros de construcción de grandes buques.

   La operación que se plantea supone la adquisición de Barreras sin pasivos financieros y sin plantilla, aunque está prevista una cláusula por la que los compradores se comprometerían a reincorporar  un, porcentaje  sin determinar  del actual personal de la firma viguesa. Antes de eso, el astillero  se acogerá  de nue­vo al preconcurso de acreedores (prepack concursal) para salvar la unidad productiva de la liqui­dación. La deuda con la industria auxiliar, y el riesgo de ejecución, de las garantías depositadas por las  navieras Havila y Armas pa­ra  construir tres buques fallidos, hacen inviable la venta sin recu­rrir al concurso.

 

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Un poni con mucho cuento en Castropol

por castropol el 18/11/2021 09:22, en varios

El Instituto veigueño edita el libro “Las aventuras de Nube”, con veinte relatos escritos por estudiantes e inspirados en un caballo de Castropol

Los estudiantes que participan en el libro, con el poni “Nube” en Iramola. | Reproducción de T. C.

Los estudiantes que participan en el libro, con el poni “Nube” en Iramola. | Reproducción de T. C.

“Nube” pasta estos días en Iramola, un pequeño pueblo de Castropol, ajeno al revuelo que está causando. Y es que este poni se ha convertido en protagonista de un libro de relatos escrito por veinte estudiantes, de entre 13 y 14 años de edad, del Instituto de Secundaria (IES) Elisa y Luis Villamil de Vegadeo. “Estamos muy emocionados, porque es una experiencia única”, señala Lucía Álvarez, una de las autoras de un trabajo que se presenta mañana.

Cuenta el profesor Luis Felipe Fernández que esta iniciativa marcará “un hito” en la historia del Foro Comunicación y Escuela. “Hemos hecho proyectos muy innovadores, pero la publicación de un libro de verdad escrito por niños de 13 y 14 años, con los que hemos trabajado en serio el proceso de creación literaria hasta producir su propia obra, es algo poco habitual. Basta ver la emoción con la que los estudiantes lo están viviendo y eso que aún no han visto el libro”, indicó. La publicación, financiada por la Fundación EDP y el Banco Sabadell, contó con el cronista oficial de Vegadeo, Luis Casteleiro, como coordinador de la edición. La docente Lulas Somoza se ha encargado de las ilustraciones. El prólogo corre a cargo de la escritora Ana Alcolea.

En los trece años que lleva el Foro operativo han pasado por el instituto veigueño más de cien autores, pero al proyecto educativo le faltaba dar un paso más y plantear un proyecto literario propio. Cuando el poni “Nube” llegó a Iramola, donde reside el coordinador del Foro, éste empezó a pensar en el animal como el protagonista de un relato. Al final, decidió plantearlo a sus alumnos de Segundo de la ESO como una actividad de clase. Y así fue. Los sesenta chavales empezaron a hacer los trabajos sin saber que un jurado se iba a encargar de seleccionar los veinte mejores relatos y que acabarían publicados.

Lucía Álvarez muestra un enorme agradecimiento al Foro y a su profesor, Luis Felipe Fernández, por la “oportunidad” que están teniendo. Con ella coincide la veigueña Marta Méndez, de 14 años, encantada no solo de publicar su primer relato, sino de poder mostrar el “potencial que tiene el mundo rural”. Entre los autores está también Mateo Suárez, el dueño de “Nube”, que no oculta la “ilusión” de vivir este proyecto. El poni fue un regalo de su abuelo a su padre durante el confinamiento.

No hay comentarios. Comentar. Más...

“Ría del Eo no es un artificio de nuestro siglo”, dice el Instituto Geográfico Nacional

por castropol el 15/11/2021 11:07, en varios

La resolución del organismo que iguala el topónimo al de Ría de Ribadeo subraya que así “se respetan los usos lingüísticos” de los asturianos

La ría del Eo.

La ría del Eo.

“Se constata que el topónimo Ría del Eo no es de aparición reciente ni responde a un artificio de nuestro siglo”, expone el Instituto Geográfico Nacional (IGN) en la resolución en la que acepta la propuesta asturiana de equiparar, con el mismo grado de oficialidad y uso, el topónimo predominante en Asturias con el de Ría de Ribadeo que se usa en Galicia. LA NUEVA ESPAÑA ha tenido acceso al documento, fechado el 29 de octubre, que zanja una larga polémica.

La resolución, de cuatro páginas, es recurrible y a partir de su notificación –en el caso del Principado llegó el 4 de noviembre– se ha establecido un plazo de un mes para presentar un recurso de alzada ante el subsecretario de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. La localidad lucense de Ribadeo anunció ya hace días su intención de hacerlo. Pero más allá de los recursos, el documento sirve para recordar el largo debate sobre la denominación oficial del estuario fronterizo entre Asturias y Galicia que, como arranca el informe, “se mantiene vivo desde hace más de treinta años sin que, hasta la fecha, se haya dictado resolución sobre el asunto”.

Constata el documento que en 2007 el IGN publicó el Nomenclátor Geográfico Conciso de España, en colaboración con la Comisión Especializada de Nombres Geográficos (CENG), donde se estableció como denominación “preferente” la de Ría de Ribadeo, mientras la de Ría del Eo quedó como “denominación variante”, de uso “restringido”. En 2008, la CENG emitió el polémico documento que estableció como único nombre oficial Ría de Ribadeo. Ahora se aclara que el citado Nomenclátor no permitía entonces recoger una doble variante, posibilidad técnica que se estableció en 2013. A partir de entonces se puede “recoger dos nombres oficiales para un único elemento geográfico con el mismo nivel de oficialidad”.

El Instituto Geográfico cree que “la equiparación en términos de oficialidad de los topónimos Ría de Ribadeo y Ría del Eo no menoscabaría el uso ni la oficialidad del primero”. No solo eso, sino que el doble uso de Ría del Eo “por las administraciones y ciudadanos que así lo desearan” permite “respetar los usos lingüísticos de aquellos que denominan así a esta ría”.

La CENG, en un informe del 6 de octubre, recomendó mantener la denominación de Ría de Ribadeo como “indicador geográfico y considerar el topónimo Ría del Eo con carácter alternativo”. Así lo ha aceptado el Instituto Geográfico, al tiempo que acepta el mismo nivel de oficialidad y uso. Esto supone que ambos topónimos se deben incluir en todas las bases de datos geográficas de las administraciones y también se recomendará la rotulación conjunta, siempre que sea posible.

El IGN pone de manifiesto en su resolución que ambas denominaciones “son de uso por la población y administraciones Públicas, tanto en cartografía como en otro tipo de documentos”. Una duplicidad, detalla, que se observa especialmente a partir de 2007. Añaden que el término Ría de Ribadeo tiene “mayor difusión de carácter suprarregional e internacional” y también aparece documentado antes en el tiempo. Sin embargo, Ría del Eo está en documentos oficiales al menos desde 1871, “lo que atestigua una antigüedad en su uso oficial de más de 150 años”.

Los datos

 

Polémica. Galicia y Asturias debaten desde hace más de treinta años el nombre del estuario que las divide. La polémica se agudizó en 2008, cuando se estableció la oficialidad de Ría de Ribadeo, dejando Ría del Eo como de uso “restringido”.

Solicitud. En 2019, el PP llevo a la Junta la equiparación, que se aprobó por unanimidad. El Principado lo tramitó y el Instituto Geográfico lo aceptó.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Una mirada que alcanza cien años en Castropol

por castropol el 05/11/2021 19:48, en sin tema

El presidente de la Junta inaugura la muestra fotográfica que permite viajar a la época de la fundación de la biblioteca del concejo

Francisco Javier Vinjoy, ayer, explicando las fotografías a Marcelino Marcos y a la diputada Alba Álvarez. | T. Cascudo

Francisco Javier Vinjoy, ayer, explicando las fotografías a Marcelino Marcos y a la diputada Alba Álvarez. | T. Cascudo

“Castropol-Asturias XX-XXI. Un pueblo, un siglo”, es el título de la exposición fotográfica inaugurada ayer y que mira a la evolución del Principado y, en especial a la de Castropol, donde se fraguó hace cien años la puesta en marcha de la Biblioteca Popular Circulante (BCP). La muestra se enmarca en el centenario de la hoy ya bautizada con un nombre un poco más largo –Biblioteca Popular Circulante Menéndez Pelayo– y que programa una amplia actividad para los próximos meses.

“La muestra busca visualizar el contexto social y cultural de esa Asturias del primer tercio del siglo XX”, explica la bibliotecaria, Manuela Busto, sobre esta exposición dual en la que las fotos de la Asturias rural, representada en Castropol y algunos otros rincones del Occidente, convive con la vida urbana de ciudades como Gijón. En la muestra, abierta hasta el 15 de diciembre, se pueden ver alrededor de sesenta fotografías y enseres antiguos de la vida tradicional, desde un carricoche a prendas de vestir.

El presidente de la Junta, Marcelino Marcos Líndez, fue el encargado de inaugurar la muestra haciendo una defensa del papel de las bibliotecas, “imprescindibles para la organización y gestión de la información”, y de las mujeres y los hombres que las dirigen, como “agentes de confianza capaces de ofrecer apoyo fiable y contenidos”.

“Si mueren las bibliotecas posiblemente la libertad del conocimiento sufriría un duro golpe”, añadió Líndez, que animó a la Menéndez Pelayo a seguir al menos otros cien años siendo “un lugar de reunión y proporcionando habilidades a los ciudadanos”.

El presidente del parlamento asturiano estuvo acompañado por la archivera y responsable de la biblioteca de la Junta, Josefina Velasco, quien anunció que están trabajando en un pequeño regalo para la Menéndez Pelayo a la que darán una recopilación de los documentos históricos ligados al concejo y previos a 1921 para que los vecinos tengan “un conocimiento mejor de lo que los procuradores de Castropol representaban en la Junta General”.

En esos documentos, dijo Velasco, los castropolenses descubrirán que los representantes del antiguo concejo de Castropol “nunca fueron muy sumisos, ni cómodos para la Junta”, pues eran, señaló, muy reivindicativos y siempre reclamaban mayor independencia.

Por su parte, el alcalde de Castropol, Francisco Javier Vinjoy, agradeció la colaboración de la Fundación Ría del Eo, de la asociación Casino-Teatro y del Museo del Pueblo de Asturias para el desarrollo de esta muestra. La parte más singular de la exposición es la referida a las imágenes antiguas de Castropol, pues la fotógrafa Ana Penzol, por encargo de la Fundación Ría del Eo, realizó réplicas actuales de los mismos rincones. De este modo, se puede apreciar que arquitectónicamente Castropol se ha mantenido casi igual en el último siglo. “Sirven para ver lo poco que cambió”, señala Ovidio Vila, de la Fundación Ría del Eo.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Júbilo en Asturias por la equiparación de los topónimos ría del Eo y de Ribadeo

por castropol el 05/11/2021 19:46, en varios

Regidores y diputados de la comarca consideran que es una decisión “de justicia” que mejorará la convivencia a uno y otro lado del estuario

Por la izquierda, el regidor veigueño, César Álvarez; la diputada socialista Alba Álvarez; el alcalde de Castropol, Francisco Javier Vinjoy, y el diputado popular Álvaro Queipo, brindando ayer en el puerto de Castropol, a orillas de la ría del Eo, con Ribadeo y el puente de los Santos a sus espaldas. | T. Cascudo

Por la izquierda, el regidor veigueño, César Álvarez; la diputada socialista Alba Álvarez; el alcalde de Castropol, Francisco Javier Vinjoy, y el diputado popular Álvaro Queipo, brindando ayer en el puerto de Castropol, a orillas de la ría del Eo, con Ribadeo y el puente de los Santos a sus espaldas. | T. Cascudo

Una decisión “de justicia” que salda “una reivindicación histórica” en la comarca del Eo. Así ven en el lado asturiano del estuario la resolución del Instituto Geográfico Nacional (IGN) que equipara, con el mismo nivel de oficialidad y uso, los topónimos “ría del Eo”, de utilización mayoritaria en Asturias, y “ría de Ribadeo”, predominante en Galicia. El ente estatal acepta así una propuesta formulada a principios de año por el Gobierno asturiano y que llegó previamente a la Junta General de la mano del PP, recibiendo el apoyo unánime de todos los grupos.

El Principado hizo pública ayer a media tarde la noticia, tras recibir por la mañana la comunicación del IGN. Según el gobierno regional, la resolución del ente estatal explicita que este reconocimiento “supondrá la inclusión de ambos topónimos en todas las bases de datos geográficas producidas por las administraciones públicas integradas en el Sistema Cartográfico Nacional y, en todo caso, en las de la Administración General del Estado”. También se emitirá una recomendación para la rotulación conjunta de ambos nombres, “o bien el uso indistinto”.

Esta resolución corrige de algún modo otra, emitida trece años antes, en 2008, cuando la Comisión Especializada de Nombres Geográficos del Consejo Superior Geográfico estableció el topónimo “ría de Ribadeo” como de “uso preferente” y “ría del Eo” como de “uso menor o restringido”. Esta decisión provocó un gran malestar en el lado asturiano y fue, y sigue siendo, motivo de discusión recurrente a uno y otro lado del Eo.

LA NUEVA ESPAÑA reunió ayer a orillas de la ría del Eo, en el puerto castropolense, a los alcaldes de Vegadeo, César Álvarez, y Castropol, Francisco Javier Vinjoy, y a los diputados por el Occidente Alba Álvarez, por el PSOE, y Álvaro Queipo, por el PP. Los cuatro escenificaron la alegría colectiva por esta decisión que consideran “salomónica”.

Uno de los artífices de esta resolución fue el diputado popular Álvaro Queipo, pues él firmó la iniciativa parlamentaria del PP, aprobada luego por unanimidad en la Junta, planteando la convivencia de ambos topónimos. “Estoy enormemente satisfecho. Queda por ver lo que dice la letra pequeña del documento, pero ya podemos saber que el IGN se ha posicionado a favor de algo que consideramos justo”, señaló Queipo, convencido de que por cosas como esta “merece la pena hacer política”. A juicio de Queipo, natural de Castropol, el hecho de que ambos topónimos puedan convivir de manera oficial, “algo que pasa ya en la realidad”, es “un paso adelante en la convivencia entre Asturias y Galicia”.

Por su parte, la diputada socialista Alba Álvarez, defendió el “gran trabajo” desempeñado por la Consejería de Cultura, encargada de recabar el informe que argumenta la petición y que demuestra el uso histórico del término ría del Eo, con presencia en documentos oficiales desde 1871. “Es una reivindicación histórica de los vecinos y vecinos que vivimos a este lado de la ría y creo que hace justicia después de tantos años. Gracias al trabajo del gobierno del Principado, tenemos esta gran noticia; es un día histórico para la comarca”, expresó la diputada, que defiende el acuerdo como “lo más justo”.

El Alcalde de Vegadeo también hace alusión a una “respuesta de justicia” y aplaude la defensa efectuada por parte del Principado, aportando “muy buenos argumentos”. En términos generales se expresa el regidor castropolense, quien considera que la decisión del IGN “no supone ningún perjuicio al lado gallego, sino que fortalece la convivencia en ambas orillas”. Ahora, añade el regidor castropolense, “estarán los dos topónimos al mismo nivel, lo que nos da mucha satisfacción”.

Menos gustó la resolución del IGN en el lado gallego de la ría. El alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez, anunció ayer su decisión de recurrir la resolución al considerar que “no está motivada, ni se ajusta a la razón, ni a la historia, ni a los criterios de denominación de las rías del Cantábrico”. El regidor nacionalista, uno de los más firmes defensores del topónimo ría de Ribadeo, dice que éate es el “único oficial posible” y mostró su malestar por el hecho de que el IGN no analizara sus alegaciones.

Hay 2 comentarios. Más...



¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Secciones

Todas las secciones del blog