Blogia
Castropol, Pueblo Ejemplar de Asturias

Noticias

Los papeles de la Biblioteca Popular Circulante de Castropol regresan a casa: La familia de Vicente Loriente, impulsor del centro, cede su archivo

"Haremos todo lo posible por poner en valor y conservar esta joya", señalan desde el Consistorio sobre una documentación de relevancia local

Vicente Loriente firma el documento de cesión de los documentos (expuestos en la mesa) en presencia del alcalde de Castropol y la bibliotecaria, Manuela Busto. | T. Cascudo

Vicente Loriente firma el documento de cesión de los documentos (expuestos en la mesa) en presencia del alcalde de Castropol y la bibliotecaria, Manuela Busto. | T. Cascudo / T. CASCUDO

Castropol 24 ABR 2024 7:00 Actualizada 24 ABR 2024 9:06

La familia de Vicente Loriente Cancio, uno de los impulsores en 1921 de la prestigiosa Biblioteca Popular Circulante de Castropol, acaba de ceder al centro lector castropolense valiosos documentos de los primeros años de andadura de esta centenaria y querida institución. "Haremos todo lo posible por poner en valor y conservar esta joya, una documentación absolutamente relevante que nos permite conocer mejor nuestro patrimonio", subrayó el alcalde, Francisco Javier Vinjoy, en el emotivo acto celebrado en la hoy denominada Biblioteca Popular Circulante Menéndez Pelayo ante un puñado de vecinos y descendientes de los fundadores del centro.

El hijo de Vicente Loriente Cancio, Vicente Loriente Penzol, se mostró convencido de que su padre estaría orgulloso de esta cesión: "A la vista del trabajo que realiza la bibliotecaria, Manuela Busto, creo que estaría de acuerdo en que los papeles estén aquí y así garantizar su supervivencia". Dejó claro que su padre participó en la fundación de la biblioteca por amor a su pueblo y convencido de la necesidad "de hacer una nueva sociedad".

Manuela Busto interviene ante el público asistente.

Manuela Busto interviene ante el público asistente. / T. CASCUDO

La bibliotecaria confesó que desde que se enteró de este acuerdo apenas puede dormir por la emoción de disponer de este legado. "Tenemos un corpus imprescindible para conocer mejor la biblioteca. Esto va más allá de cualquier trabajo, aquí hay restos, alma de la biblioteca", señaló, al tiempo que destacó algunos valiosos documentos como el primer libro de registro de la biblioteca, un mapa con las sucursales del centro u otra misiva que ellos escribieron para tratar de lograr un autógrafo de Unamuno.

Especial emoción le causó a la bibliotecaria encontrar una carta que María Moliner remitió a los impulsores de la biblioteca y que está fechada el 18 de enero de 1936: "Es impresionante ver su letra y su firma por todo lo que supuso María Moliner para España, para la mujer, para el diccionario y para la propia biblioteca". Busto indicó también que esta documentación demuestra también el "cosmopolitismo" del grupo de fundadores de la biblioteca, pues entre las muchas cartas guardadas hay muchas en inglés o francés, de intercambios con otros centros lectores de Francia o Estados Unidos.

El primer libro de registro de la biblioteca.

El primer libro de registro de la biblioteca. / T. CASCUDO

En total, son ocho carpetas llenas de valiosos documentos que fueron estudiados hace años por el investigador tapiego Xosé Miguel Suárez, autor del primer inventario de estos papeles. Ahora la biblioteca debe catalogar todo y también se compromete a su digitalización para ponerlo a disposición del público. La bibliotecaria destacó la importancia de que este acto se realizara precisamente en el Día del Libro, una jornada que no olvidarán los amantes de la historia local. "No se me ocurre mejor fiesta del libro", zanjó Busto.

La bióloga Carmen Rodríguez será "Embajadora de las ostras" en reconocimiento a su trayectoria vinculada a este cultivo de la ría del Eo

La fiesta gastronómica dedicada al preciado molusco se celebrará entre el 2 y el 5 de mayo en el muelle de Castropol

Carmen Rodríguez muestra una caja de ostras en la depuradora de Castropol.

Carmen Rodríguez muestra una caja de ostras en la depuradora de Castropol. / T. CASCUDO

Castropol 20 ABR 2024 4:02 Actualizada 20 ABR 2024 8:20

El Ayuntamiento de Castropol ha desvelado el programa de su festival gastronómico "Somos la ostra", que celebrará su décima edición entre el 2 y el 5 de mayo en el muelle castropolense. En esta edición se recupera la figura de "Embajadora de las ostras" para reconocer la trayectoria de la bióloga Carmen Rodríguez, responsable del Centro de Experimentación Pesquera de Castropol, un equipamiento que juega un papel clave en el fomento y desarrollo de este cultivo en la ría del Eo.

Según indican desde el consistorio a la bióloga natural de Vegadeo se le entrega este título "en reconocimiento a toda su trayectoria profesional y a su vinculación con la ostra y con el festival desde sus inicios". Para esta profesional, que comenzó a trabajar en el centro en el año 1985, este festival será especial ya que se jubila en mayo tras casi cuatro décadas de trabajo en el estuario fronterizo.

Su nombramiento será el acto central de la inauguración, prevista para el jueves 2 de mayo. A las seis y media comenzará la degustación de ostras al natural a cargo de los productores locales. La inauguración formal será una hora después y pondrá música la banda de gaitas El Penedón. El programa del jueves se cierra con la actuación de "La Versión de los Hechos", en la carpa instalada en el muelle de la Punta.

Durante los cuatro días de actividad están previstas propuestas variadas como visitas guiadas al Centro de Experimentación Pesquera de Castropol donde se depura la ostra, también habrá degustaciones y exhibiciones de cocina. En esta edición,el show correrá a cargo de los alumnos de cocina del instituto Valle de Aller. Precisamente el lunes recibirán formación en el tratamiento de las ostras de la mano del cocinero coañés Elio Fernández, que dirige el Restaurante Ferpel con una Estrella Michelin.

En el programa no faltarán clásicos como el concurso de abridores de ostras y, como novedad, habrá una jornada de observación de aves desde la playa de Salías.

Reclaman la reapertura del albergue de peregrinos de Tol, en Castropol, cerrado desde hace más de un lustro

"De Irún a Lugo es el único que no funciona por estar en ese estado", dice la Asociación del Camino de Santiago La Caridad-Tol-Vegadeo

La directiva de la Asociación del Camino en la reunión celebrada en Tol.

La directiva de la Asociación del Camino en la reunión celebrada en Tol. / T. CASCUDO

Tol (Castropol) 20 ABR 2024 8:21 Actualizada 20 ABR 2024 8:21

La “Asociación del Camino de Santiago La Caridad-Tol- Vegadeo” reivindica la apertura del albergue de la localidad castropolense de Tol, que lleva un lustro cerrado a cal y canto y varios años más de funcionamiento en precario. “De Irún a Lugo es el único que no funciona por estar en ese estado de abandono”, señala Manuel Méndez, el presidente de este colectivo en defensa del trazado histórico del Camino del Norte, que deja Asturias por la localidad veigueña de Abres.

El colectivo ha mantenido una reunión en la localidad de Tol para analizar la situación de esta infraestructura “necesaria” y también para exigir al Ayuntamiento de Castropol la limpieza y desbroce del trayecto castropolense. La asociación jacobea lamenta el “abandono” en que se encuentra el albergue y el tramo y así se lo ha trasladado tanto al consistorio como a la Consejería de Cultura en numerosas ocasiones. Recuerda además que al ostentar el Camino el título de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco deben mantenerse unas condiciones básicas todos los recursos del camino.

“La Consejería de Cultura dice que el albergue es municipal y que el Ayuntamiento no pidió colaboración para su arreglo. Esto no exime a Cultura de su responsabilidad, persuasión y supervisión del estado y funcionamiento de los albergues de su red”, señala el colectivo, cansado de las promesas de obras y proyectos por parte del Ayuntamiento. Consultado sobre este asunto, el Alcalde de Castropol, Francisco Javier Vinjoy, explica que han encargado a una empresa externa la redacción de un proyecto de mejora energética y adecuación del albergue para reabrirlo "con la mayor calidad posible".

Señal del Camino en las antiguas escuelas de Tol, donde se ubica el albergue.

Señal del Camino en las antiguas escuelas de Tol, donde se ubica el albergue. / T. CASCUDO

El regidor indica que una vez disponga del citado proyecto su idea es optar a la línea de subvenciones disponible para mejorar estos equipamientos pero, añade, las cosas tienen un procedimiento. El regidor recuerda que tanto su gobierno como equipos de gobierno anteriores trataron sin éxito de externalizar la gestión del equipamiento. "Para nosotros es un proyecto del máximo interés y nuestro objetivo primordial es mejorarlo y que esté en las mejores condiciones para que sea lo más acogedor posible. Una vez esté listo veremos cuál es la mejor forma de gestión y así se lo he explicado a la asociación", señala Vinjoy.

Desde la Asociación La Caridad-Tol-Vegadeo se ponen a disposición de las instituciones para colaborar "dentro de sus posibilidades" y exigen que se actúe en un plazo limitado de tiempo para "poder aprovechar el potencial cultural, de arraigo, de proyección y de intercambio que aporta el Camino". Confían en que la ubicación del albergue en el territorio occidental no suponga que se dilate en el tiempo la solución del problema, ya que, añaden, debe defenderse "el legado cultural y material de nuestros antepasados".

Astilleros Gondán reitera la importancia de dragar la ría del Eo:

La firma de Figueras, que recibió la visita de la consejera de Industria, Nieves Roqueñí, afronta la mayor carga de trabajo de su historia

Álvaro Platero y Nieves Roqueñí al inicio de la visita a las instalaciones de Figueras.

Álvaro Platero y Nieves Roqueñí al inicio de la visita a las instalaciones de Figueras. / T. CASCUDO

Figueras (Castropol) 11 ABR 2024 7:01 Actualizada 11 ABR 2024 8:03

El presidente de Astilleros Gondán, Álvaro Platero, aprovechó ayer la visita de la consejera de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico, Nieves Roqueñí, para trasladar al Principado la importancia de acometer cuanto antes un dragado integral de los canales de navegación de la ría del Eo. "El calado es algo absolutamente fundamental para nosotros, salvo que dejemos los barcos aquí",señaló Platero, que expuso a la titular de Industria la boyante situación de una compañía que tiene carga de trabajo asegurada para los próximos dos años.

El máximo responsable del astillero castropolense explica que son ellos los que afrontan los dragados "mínimos imprescindibles" para que no haya problemas en las botaduras de los barcos o en su salida del estuario. Sin embargo, reclaman al Principado una actuación más ambiciosa. Precisamente estos días, la Xunta de Galicia está afrontando el dragado del canal de navegación de su puerto comercial, en el lado gallego de la ría, una actuación en la que se invierten dos millones de euros.

Platero y Roqueñí a las puertas del astillero.

Platero y Roqueñí a las puertas del astillero. / T. CASCUDO

"Cada vez hacemos barcos más grandes y tienen que flotar para salir y botarlos. Siempre dragamos lo mínimo imprescindible para que salga, pero de un barco a otro se rellena, con lo que sería deseable que alguna vez se haga un dragado grande que nos permita estar una temporada sin dragar", señaló Platero ante Roqueñí. El dragado, señaló Platero, es "un fijo siempre en nuestras reclamaciones". Por su parte, la consejera, que se comprometió a trasladar la petición del empresario naval, aplaudió la buena salud de Gondán, una firma "estratégica para el Gobierno y la industria asturiana".

Platero confirmó el buen momento que vive Gondán, tanto en su sede central de Figueras como en la división de fibra, ubicada en el muelle sur de Castropol. "Estamos con la mayor carga de trabajo de nuestra historia", apuntó Platero antes de detallar el estado de los barcos en construcción. En la sede figuerense están en construcción los tres últimos barcos de los seis encargados por Edda Wind ligados al sector de las energías renovables. "El cuarto está flote a punto de irse a pruebas a Gijón, el quinto ya está botado y está en una fase más inicial de su proceso y el sexto está ya en construcción. Ya tenemos el barco en la grada y lo botaremos hacia el verano", resumió Platero.

En Figueras también ha comenzado la construcción del buque de apoyo a faros y boyas que se construye para Escocia y del barco no tripulado para mantenimiento que viajará a Noruega. De manera paralela, en la división de fibra sigue a buen ritmo el gran pedido portugués de diez ferries eléctricos. De hecho, ayer se botó el sexto y, precisó Platero, "el séptimo, octavo, noveno y décimo están en construcción, así que estamos a tope".

Movimiento en las instalaciones del astillero.

Movimiento en las instalaciones del astillero. / T. CASCUDO

El máximo responsable del astillero se refirió también a las obras de ampliación que tienen en marcha con el objetivo de incrementar la capacidad de producción del astillero. "Las obras van regular porque estamos siempre con problemas. Tuvimos un derrumbe, solicitamos un permiso para arreglarlo. Estábamos arreglándolo y nos pararon las obras. Para la obra grande, la siguiente fase, ya se aprobó la modificación del PGO y estamos a la espera de que se acaben todos los trámites. En cuanto nos den los permisos nos pondremos a hacer la obra, así que espero que sea cuanto antes", resumió Platero. El visto bueno a la modificación del planeamiento les permitirá el vaciado de una enorme finca junto al astillero, que permitirá ampliar las instalaciones a nivel portuario.

Castropol se une a «Asturias, Nomad Paradise» para atraer a nómadas digitales y a inversores

María Cuadrado FernándezM. CUADRADOCASTROPOL / LA VOZ

A MARIÑA

J.A.

El Concejo se suma al proyecto autonómico para divulgar los servicios y recursos al alcance de las personas que deseen teletrabajar desde la región

05 abr 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Calidad de vida, contacto con la naturaleza y servicios ofrecen los Ayuntamientos que han decidido sumarse y participar en el proyecto «Asturias, Nomad Paradise», dirigido a nómadas digitales, empresas, inversores y, en definitiva, a todas las personas que deseen teletrabajar desde la región.

El Ayuntamiento de Castropol también ha dado un paso al frente y en el pleno de este jueves por la tarde se sometió al dictamen de la corporación el protocolo general de actuación entre el Principado de Asturias y el Concejo para el desarrollo de este proyecto.

 

El Gobierno del Principado, a través de la Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad, lanzó hace meses la campaña que lleva el mismo nombre, creando un espacio «online» y una marca, con idea de conocer los servicios al alcance de las personas interesadas en asentarse en Asturias para teletrabajar.

 

Foto de archivo de una vista de Castropol

 

Horas antes de la sesión plenaria, Francisco Javier Vinjoy, alcalde castropolense, reconocía que es un proyecto interesante, tanto para el ayuntamiento como para las personas interesadas en trabajar de forma remota. Avanzó que la idea es hacer un diagnóstico de situación y trasladarle al Principado toda la información relativa a recursos y servicios que existen en el ayuntamiento.

El regidor explicó que, en virtud del convenio, se nombra a un mentor en cada concejo para orientar, asesorar y atender dudas o consultas de las personas interesadas, incluso antes de su traslado, y también durante su estancia en el municipio. Esa información —avanzó— se remite al Principado. Además, se constituye una comisión mixta con el objetivo de hacer un seguimiento del protocolo de colaboración. La comisión estaría integrada por dos representantes del Ayuntamiento y por otros dos de la consejería.

Entre los argumentos manifestados a través del proyecto «Asturias, Nomad Paradise», se indica que el coste de la vida en Asturias es un 17 % más económico que Madrid y un 15 % más que Barcelona, o que Asturias cuenta doce destinos internacionales o 27 destinos directos. Según recoge la Agencia de Ciencia, Competitividad Empresarial e Innovación Asturiana, otros concejos del Occidente astur, como El Franco, Navia o Valdés, ya se han inscrito.

Protocolo de hermanamiento con el Ayuntamiento de Burgohondo

Otro de los asuntos del orden del día del pleno de este jueves era la aprobación del protocolo del hermanamiento entre el Ayuntamiento de Burgohondo (Ávila) y el de Castropol. El alcalde explicó que desde 1999 existe una relación en el ámbito cultural y educativo a través del Foro Comunicación y Escuela del IES de Vegadeo.

A propuesta de Luis Felipe Fernández, coordinador del foro, se avanzó en las gestiones para plantear este hermanamiento y consolidar así la colaboración educativa y con vocación de desarrollar actividades entre ambos municipios. También se incluía en el orden del día la modificación del Plan General de Ordenación de Castropol en el área de Astilleros Gondán en Figueras.

"Honor y valor", claves de las bandas de gaitas "La Reina del Truébano" y "El Penedón" para desfilar en Nueva York por San Patricio

El apoyo institucional de Castropol, Navia y Valdés, determinante para los gaiteros, medio centenar, pudieran participar en el encuentro

Dos bandas de gaitas del occidente conquistan el desfile de San Patricio de Nueva York

 

Ana M. Serrano

Ana M. Serrano

Navia 18 MAR 2024 4:05 Actualizada 18 MAR 2024 13:22

"Honor y valor". Quizás son las claves para que las bandas de gaitas La Reina del Truébano de Navia y El Penedón de Castropol pudieran disfrutar del día de San Patricio, fiesta de origen irlandesa, este fin de semana en Nueva York. "Estamos muy agradecidos por todos los apoyos recibidos", cuenta el líder de la expedición, el gaitero valdesano afincado en Navia Luis Feito desde la ciudad neoyorquina. 

Las bandas asturianas están invitadas por la delegación irlandesa. Los lazos que, especialmente La Reina del Truébano, ha tejido por el mundo durante sus múltiples viajes tienen en parte este resultado. Y Feito asegura que poder viajar con este cometido, "estar en Nueva York representando al Occidente asturiano y su cultura", es para el medio centenar de asturianos desplazados a la ciudad de los rascacielos de Estados Unidos «un sueño». 

Este año, es el cuarto que participan en el desfile de Nueva York y Luis Feito agradece la entrega de los viajeros y gaiteros, pero también de aquellos que patrocinan de alguna forma el viaje. Los ayuntamientos de Castropol, Navia y Valdés son parte imprescindible. "Estamos muy agradecidos; es una suerte contar con este apoyo institucional", indica Feito y detalla que es primera vez que el respaldo se traduce en la participación de dos concejalas valdesanas, el Alcalde de Castropol y una edil más de este concejo. No pudo asistir una representación política de Navia por razones de agenda, pero igualmente este concejo también aportó su grano de arena económico. 

Dinero que no llega fácil

Recaudar tanto dinero para poder afrontar los gastos del viaje «no es fácil». "Nos ayudan los ayuntamientos y las empresas locales; gracias a ellos conseguimos que viajen 50 personas; sé por experiencia que eso es muy difícil", detalla el gaitero.

Las bandas empezaron a protagonizar conciertos, pero el acto central se celebró el pasado sábado. En el desfile no faltaron las banderas de Valdés, Navia y Castropol, los estandartes de las bandas, los trajes típicos asturianos y, por supuesto, el sonido de la región. "Es un sueño para muchos chavales que nunca habían hecho un viaje tan grande", señala Feito. 

Desfilar con 140.000 personas y para casi dos millones de personas, según las estimaciones de la organización, no es una oportunidad diaria. En este sentido, "estamos muy contentos". Además, el grupo pudo disfrutar de buen tiempo, "algo con lo que no contábamos", y de un día central de San Patricio que se celebró de sábado. "Si nuestra misión es dar a conocer quién somos y de dónde venimos a través de nuestras tradiciones, está claro que en esta ocasión lo conseguimos a lo grande", indicó Feito. "Nuestras abejas (por La Reina del Truébano en particular) ‘polinizaron las flores de la gran manzana", añadió sonriente. 

Las bandas se muestran orgullosas de lo logrado y su director advierte de que está especialmente satisfecho por ofrecer una oportunidad de gran viaje a jóvenes "que tuvieron menos oportunidades de conocer otros países como lo hacíamos las agrupaciones antes de la pandemia". 

La experiencia quedará para el recuerdo. Plasmada en las cámaras de los móviles de muchos de los participantes el desfile de Nueva York, servirá para promocionar a las agrupaciones. De momento, ya han recibido un mensaje del chef José Andrés. La Reina del Truébano y El Penedón seguirán ensayando para lograr éxitos similares. La gaita y tradiciones asturianas, dicen, lo merecen

La Canela cumple ochenta años y se reinventa en el polígono de Barres: conoce la historia de la popular ferretería de Castropol

"Es un negocio de confianza, donde siempre se atendió bien a la gente y la prueba es que tenemos clientela de siempre", señala el empleado más veterano de esta firma que acaba de estrenar instalaciones

Mari Nieves Rico con sus hijos Dani y Ángela en el exterior de su empresa, en el polígono de Barres.

Mari Nieves Rico con sus hijos Dani y Ángela en el exterior de su empresa, en el polígono de Barres. / T. CASCUDO

Barres (Castropol) 01 MAR 2024 6:00 Actualizada 01 MAR 2024 7:38

Ochenta años de historia abrigan a La Canela, una ferretería de las de “toda la vida” que acaba de dar el salto al polígono industrial de Barres, estrenando unas modernas instalaciones con una superficie útil de 1.400 metros cuadrados. “Es un negocio de referencia en la zona, de confianza, donde siempre se atendió bien a la gente y la prueba es que tenemos clientela de siempre”, resume Jorge González, el empleado más veterano de esta empresa familiar que regentan Mari Nieves Rico y sus hijos, Dani y Ángela Fernández. Ambos representan la cuarta generación de esta popular ferretería, la decana y única del municipio de Castropol.

La Canela nació en el pueblo castropolense de Barres, en el año 1944. Era entonces una tienda-bar donde se podían encontrar los más variados productos y fue evolucionando con los años hasta convertirse en el negocio que es hoy en día. El 1 de marzo del año 2000, Mari Nieves y su marido, Paco Fernández, tomaron las riendas del establecimiento, con la incombustible ayuda de Jorge González, que lleva nada menos que treinta y tres años trabajando en la ferretería. “Entré con 17 años y tengo 50. Al principio había muchas menos cosas, era ‘sota, caballo y rey’; pero, ahora tenemos de todo, desde tornillos a maquinaria”, relata este hombre que nació a unos metros del local original de La Canela. A su lado, la propietaria apunta otro dato: “Siempre se dio facilidad de pago a todo el mundo, nunca se cerró la puerta a nadie. Se apuntaba en una libreta y la gente pagaba cuando podía”.

Daniel Fernández tras el mostrador.

Daniel Fernández tras el mostrador. / T. CASCUDO

Fue en 2021 cuando los propietarios afrontaron la difícil decisión de mudarse al polígono de Barres. “Pensábamos que teníamos una oportunidad para dar un impulso relevante al negocio en unas nuevas instalaciones y dinamizar nuestra propuesta con más productos y servicios”, relata Mari Nieves, que nació en París y volvió por amor a la tierra natal de su familia. Explica que fue su marido el que dio continuidad e impulso al negocio, sin perder a la numerosa clientela a la que dan servicio, desde particulares hasta empresas de todo tipo, especialmente del sector de la construcción. Paco Fernández, una persona muy querida en la zona, falleció de manera repentina en el año 2017, pero dejó una huella imborrable, no solo en su familia, sino en La Canela. Tanto es así que el nuevo logo del establecimiento cambia la “E” por un “3”, en recuerdo al número de la camiseta con la que tantos partidos de fútbol jugó el castropolense.

La Canela puede presumir ahora de unas modernas instalaciones, bajo la gerencia del benjamín de la familia. Dani Fernández no había pensado nunca en tomar las riendas del negocio, pero ahora está satisfecho con la decisión y orgulloso del resultado de una obra que comenzó en enero de 2023 de la mano de la firma lucense Inducon Teco. El pasado diciembre abrió al público la nueva nave, que está recibiendo el aplauso de los clientes. “La gente nos felicita y el boca a boca está funcionando muy bien. En el polígono ganamos visibilidad y comodidad”, reflexiona Mari Nieves Rico, satisfecha con el cambio. Tanto es así que están notando más afluencia de gente de la normal en un mes de enero y muchas caras nuevas. Los datos así lo reflejan, pues han contabilizado un aumento notable de las ventas.

Mari Nieves Rico coloca la exposición dedicada a vajilla.

Mari Nieves Rico coloca la exposición dedicada a vajilla. / T. CASCUDO

En este negocio es posible adquirir desde baldosas para la cocina a ropa de trabajo, pasando por las más variadas herramientas y hasta menaje del hogar. “A La Canela se viene a todo. Desde buscar la pieza más pequeña a adquirir maquinaria eléctrica o pintura, especialmente la que vendemos para embarcaciones”, cuenta Jorge González, que ejerce muchas veces de “adivino” para descubrir lo que busca el cliente.

“A veces hay que adivinar porque te llegan pidiendo un chisme”, bromea el veterano empleado. A su lado, Ángela Fernández alaba la habilidad de este hombre que es capaz de encontrar la pieza exacta que le piden al otro lado del mostrador, aunque haya que buscarla en una caja escondida en el fondo del almacén. Interviene Mari Nieves para explicar que “Jorge no solo conoce las piezas, sino que hace lo posible para reducir el gasto del cliente, que a veces viene pidiendo un grifo cuando solo necesita una pieza de treinta céntimos y eso da confianza a la gente, por eso tenemos clientela de tantos años”. El equipo lo completa Ricardo Sánchez, el chófer de la ferretería, encargado del reparto de los materiales de obra.

La exposición de la planta superior de la nave.

La exposición de la planta superior de la nave. / T. CASCUDO

La Canela se localiza en una parcela de 3.900 metros cuadrados en la nueva fase del polígono de Barres, donde cuenta con 400 metros cuadrados de tienda, 600 metros cuadrados de almacén y 400 metros cuadrados de exposición, además de un amplio aparcamiento. No solo han modernizado el equipamiento físico, sino también el virtual: están acabando la informatización del inventario, tienen más presencia en redes sociales y, muy pronto, estrenarán página web. Se podría decir que la firma castropolense sonríe al futuro en el año de su ochenta cumpleaños y, añaden sus responsables, con la ilusión puesta en alcanzar con éxito el centenario.

Los oricios que repueblan la costa asturiana nacen en un invernadero en el muelle de Castropol: el día a día en el Centro de Experimentación pesquera

Este equipamiento, dedicado a la acuicultura, diseñará una dieta que permita alimentar a los juveniles del equinodermo para liberarlos con más tamaño

Castropol 25 FEB 2024 4:00

En un rincón del muelle de Castropol se levanta un edificio que, para muchos, pasa desapercibido, pero donde se llevan a cabo estudios y experimentos de gran importancia para la costa asturiana. Del Centro de Experimentación Pesquera castropolense han salido, por ejemplo, los 190.000 juveniles de oricio liberados en Asturias durante la última década para tratar de reflotar la especie y levantar la veda que pesa sobre el equinodermo. Este equipamiento, donde trabajan cinco personas, es único en el Principado porque concentra toda la investigación regional en materia de acuicultura y vela, además, por el buen estado de las aguas de la ría del Eo.

Al frente del servicio está la bióloga veigueña Carmen Rodríguez. Comenzó a trabajar en el Centro en el año 1985 y, el próximo mes de mayo, se jubilará de un trabajo de casi cuatro décadas que le ha dado muchas alegrías. “Me siento una privilegiada porque, salvo momentos puntuales de cabreo, siempre vine a trabajar con ilusión”, señala desde un pequeño despacho con bellas vistas a la ría fronteriza con Galicia.

Sobre el oricio, señala Rodríguez que el Centro de Experimentación Pesquera de Gijón se ocupa de controlar la veda impuesta desde 2016 y de chequear los doce pedreros de control seleccionados en toda Asturias, pero es en Castropol donde crían el erizo. Las primeras repoblaciones tuvieron lugar en 2015 y, ahora, precisamente, se está evaluando, con un proyecto experimental en el que participan nueve mariscadores de Cudillero y El Franco, si es posible reabrir las capturas. En el citado 2015 se comenzó a trabajar trayendo erizos adultos del oriente a dos zonas submareales de Cudillero y Luarca. Una vez esos ejemplares asentaron y con la idea de que hicieran de refugio a los juveniles, se lanzaron las primeras 60.000 unidades nacidas en el criadero castropolense. “Mejoramos mucho la técnica de cría, en los primeros años teníamos una producción anual de 20.000 unidades y, actualmente, llegamos a 30.000”, expone la bióloga.

De los trabajos en zona submareal, se pasó a franjas intermareales de puntos como Castropol, Tapia o Campiecho, en la costa de Cadavedo. Ahora, añade Rodríguez, habría que hacer prospecciones submareales, la zona “donde está el stock reproductivo”, para evaluar si la suelta de los 190.000 ejemplares ha dado frutos. “Hay que ser cautos”, expone la bióloga veigueña. Sin embargo, ellos siguen dando pasos para mejorar la cría. En este sentido, tienen entre manos una novedosa investigación para diseñar y fabricar una dieta que sirva de alimento al erizo, especialmente a los juveniles. Ahora los alimentan con microalgas hasta que tienen entre 3 y 5 milímetros, pero, a partir de esa talla y hasta los 2 centímetros con los que se liberan, necesitan macroalgas.

Estos profesionales se abastecen del arribazón, pero quieren ser capaces de producir alimento en el propio centro para ser autosuficientes durante todo el año. Así podrían liberar ejemplares de más tamaño, con más garantías de supervivencia y, a largo plazo, tratar de lograr un cultivo completo en cautividad. En cuanto al oricio, acaban de estrenar otro proyecto “para trabajar el multitrófico”, es decir, combinar la cría del equinodermo con otras especies como la holoturia o pepino de mar. “Son especies que conviven y se retroalimentan y podría facilitarnos el trabajo. El pepino de mar, por ejemplo, se alimenta de los excrementos del oricio”, expone la responsable del equipamiento.

Carmen Rodríguez vio crecer el centro, estrenó sus actuales instalaciones portuarias y también la depuradora de moluscos, que se puso en marcha en 1989, marcando un hito en la zona al dar respuesta a las necesidades de los acuicultores locales. “Fue un servicio, un plus que aportó el Principado a los mariscadores, para cerrar el ciclo aquí y evitar que tuvieran que ir a depurar fuera”, añade la bióloga. En torno al año 2000 se puso en marcha el criadero de moluscos y equinodermos en el que se desarrollan proyectos singulares como el de la cría de pulpos en cautividad o el ya citado del oricio. La investigación en torno al cefalópodo, en colaboración con otras comunidades autónomas, no logró el éxito esperado, aunque sí se pudo cerrar el ciclo del animal a pequeña escala. “No logramos estandarizar el método, es mi gran asignatura pendiente”, señala la responsable del equipamiento castropolense. Sin embargo, han sido más los éxitos que los fracasos y buen ejemplo de ello es la ostra, convertida en la actualidad en símbolo del concejo de Castropol.

“Lo que hicimos con la ostra fue tratar de mejorar el cultivo. Por un lado, aplicamos medidas de control zoosanitario de la semilla que viene de los criaderos externos, especialmente franceses, para evitar la entrada de patógenos. Por otro lado, trabajamos en la reproducción de semilla de aquí con progenitores cultivados en la propia ría. Se ha logrado garantizar la trazabilidad del producto”, señala Rodríguez. No solo lograron producir semilla autóctona, sino que, en 2021, se convirtieron en el primer criadero de España con certificación ecológica. En los cuatro últimos años han producido cuatro millones de semilla de ostra. Con todo, la cantidad no es suficiente para atender las necesidades de las dos empresas que trabajan en el Eo, por lo que se combina con la compra de semilla foránea.

En el Centro de Experimentación Pesquera no solo se produce la semilla, sino que se depura la ostra. La media de los últimos años es un ritmo de 150.000 ostras depuradas al año, con dos picos claros en Navidad y en el festival de la ostra, una cita ya consolidada en el calendario festivo comarcal.

Otro cultivo emblema del centro es la almeja. De las instalaciones de Castropol han salido casi seis millones de unidades de almeja fina y babosa para repoblar las rías de Villaviciosa y el Eo. En concreto, en la ría oriental se depositaron 1,8 millones de unidades y, en la occidental, cuatro millones de semillas. Tras un parón de aproximadamente cuatro años, tienen previsto empezar este 2024 con los muestreos para determinar si las repoblaciones tuvieron éxito. El objetivo a largo plazo sería recuperar el marisqueo en el Eo, pues Villaviciosa sigue de momento cerrada por contaminación.

En la ría occidental, expone Carmen Rodríguez, los niveles de contaminación han mejorado mucho en los últimos años, en buena medida desde que se abrió la estación depuradora de Vilavedelle. “Sigue habiendo escapes, pero mejoraron mucho los niveles de depuración. La ría está catalogada como Zona B, por lo que es obligatorio depurar, si bien en algunos análisis los niveles nos permitirían estar en zona A, pero no se sostienen en el año. En el Eo influyen mucho las condiciones climatológicas y las riadas, de ahí que los picos de contaminación sean en invierno”, añade.

El trabajo en el Centro de Experimentación Pesquera de Castropol no para. En verano habrá producción de semilla de ostra y, en primavera, esperan comenzar de nuevo a producir almeja babosa. Además, van a probar el cultivo de berberecho para tener en 2025 las primeras unidades listas para la repoblación y, de paso, dar pasos firmes para potenciar el marisqueo en las rías asturianas. El futuro del sector depende en buena medida de los éxitos de este pequeño centro investigador escondido a orillas de la bella ría del Eo. 

Un nadador de Castropol cruza el Estrecho de Gibraltar y lo celebra «con medio sándwich de Nocilla»

 

El castropolense Diego Pérez completó los 15,1 kilómetros entre Tarifa y Punta Cires, en Marruecos, en algo menos de cinco horas

23 oct 2023 . Actualizado a las 12:40 h.

«Medio sándwich de Nocilla». Fue el capricho que Diego Pérez Iglesias (Castropol, 1986) se dio cuando se vio a punto de completar uno de los retos deportivos más legendarios. «Llevábamos tres años en lista de espera, y este enero al fin nos avisaron de que nos tocaba», explica todavía emocionado tras cruzar a nado en apenas cuatro horas y 48 minutos los 15,1 kilómetros del Estrecho de Gibraltar entre Tarifa y Punta Cires, ya en Marruecos.

Tras practicar fútbol y ciclismo de montaña en su juventud y aprender a nadar, «de aquella manera, por libre», en la playa de Arnao, su pasión por la natación no dejó de crecer desde que en el 2007 realizó un curso de socorrismo en Ribadeo. «Fui mejorando día a día y ahora, que llevo asentado años en Oviedo, soy entrenador en el Club Multideportes. Lo que más me gusta son las travesías, el mar abierto. Ya había hecho varias de 10.000 metros y junto a Javier Gutiérrez me animé a probar en el Estrecho de Gibraltar», cuenta. 

Un grupo de cuatro nadadores

Además de por su amigo, Diego se enfrentó al Estrecho de Gibraltar acompañado por los madrileños José María López y José Ignacio Donnay. «Chema es el hombre récord del Estrecho, lo ha cruzado 14 veces. Además, da visibilidad a la donación de médula y posamos junto a él por la causa», explica el deportista del Occidente asturiano.

 

Además de su amigo Javier Gutiérrez, lo acompañaron los madrileños José Ignacio Donnay y Chema López, el hombre récord del Estrecho, con 14 experiencias, que visibilidad la donación de médula.
Además de su amigo Javier Gutiérrez, lo acompañaron los madrileños José Ignacio Donnay y Chema López, el hombre récord del Estrecho, con 14 experiencias, que visibilidad la donación de médula. 

 

«Por seguridad vamos en grupo y llevábamos una zódiac desde dónde nos iban dando el avituallamiento. Hacíamos uno cada hora. Yo me llevé geles, fruta y agua. Y ya para el último avituallamiento tomé medio sándwich de Nocilla, a modo de recompensa», revela sobre las casi cinco horas de esfuerzo por los mares que unen Europa y África.

«Es la travesía más diferente y difícil que nunca he afrontado. Al mezclar el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo las corrientes cambian mucho. No hay dos cruces iguales. Y eso que tuvimos buen tiempo. Es una pasada ver barcos y animales al lado, sentir las olas. La verdad es que lo llevé muy bien. Al ser una competición larga, tiras a un ritmo cómodo que puedas soportar y todos teníamos un nivel parecido, excepto Javier que está un poco por encima», detalla sobre su aventura la pasada semana. 

Más cabeza que físico

Desde que recibieron la invitación de la Asociación Cruce a Nado del Estrecho de Gibraltar, Diego y Javier se prepararon a conciencia, «especialmente desde Semana Santa». «Entrenaba cinco o seis días a la semana, el 70 % en la piscina, al no tener mar en Oviedo, pero cuando podía iba a Luanco, Gijón y, cada 15 días, a Castropol», dice convencido de que el esfuerzo mental fue mayor que el físico. «La cabeza es la parte más importante», sostiene dispuesto a fijar nuevas metas.

Luz verde ambiental al plan para construir 84 viviendas en Castropol

"Somos un municipio excelente para vivir", dice el Alcalde de una actuación que ocupará 4 hectáreas y prevé 98 plazas de aparcamiento.

Vista general de la zona donde se proyecta la actuación. | T. Cascudo

Vista general de la zona donde se proyecta la actuación. | T. Cascudo

El Principado acaba de dar el visto bueno ambiental a una promoción inmobiliaria que construirá ochenta y cuatro viviendas en la capital de Castropol, uno de los proyectos constructivos más ambiciosos que se plantean en la localidad. La iniciativa ocupa cuatro hectáreas de terreno urbanizable dedicado en la actualidad a prados y terrenos agrícolas y que está contemplado en el Plan General de Ordenación como la zona de expansión de la villa castropolense.

"A nosotros nos parece bien que haya promotores interesados en el desarrollo progresivo de nuestro plan urbanístico. Castropol necesita vivienda y es un municipio excelente para vivir y con mucho que ofrecer", señala el Alcalde de Castropol, Francisco Javier Vinjoy. Esta actuación, a la que aún le quedan unos meses más de trámites, se suma a la que se está desarrollando tras la casa de cultura y que cuenta con treinta y cuatro viviendas disponibles. "No recuerdo ninguna época reciente en la que Castropol contara con tanta vivienda prevista sobre la mesa", expone el regidor, quien recuerda que también desde el Consistorio están negociando con el Principado la construcción de una veintena de viviendas protegidas en la villa.

La promoción, que incluye diferentes tipos de edificaciones, corre a cargo de las sociedades El Tesón de Castropol y Trío Procesos Constructivos. Ambas son titulares del 77% de los 46.876,81 metros cuadrados disponibles. También se ha contemplado la delimitación de 98 plazas de aparcamiento.

La Consejería de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático dio luz verde hace unas semanas al informe ambiental estratégico del plan parcial. Se considera que la propuesta elegida “no tiene efectos significativos sobre el medio ambiente” de ahí que se descarte el desarrollo de una evaluación ambiental estratégica ordinaria, sirviendo con la simplificada. En el documento sí que se recogen algunos condiciones como los que impone Patrimonio, al estar la promoción en el entorno de protección del Bien de Interés Cultural Conjunto Histórico Villa de Castropol. En este sentido, las viviendas “deberán adaptarse al paisaje, topografía, entorno y cualidades paisajísticas y botánicas existentes, así como al carácter arquitectónico y visual del conjunto histórico de la villa de Castropol, preservándolos”.

A la derecha de la carretera N-640 se ubica la zona de la promoción.

A la derecha de la carretera N-640 se ubica la zona de la promoción. T. CASCUDO

Además se indica que “dada la fuerte pendiente del área y su elevación y cota respecto del conjunto histórico de la villa”, será necesario “justificar la solución que finalmente se adopte desde su integración en el entorno con un estudio de las visuales, presentación de levantamiento topográfico del ámbito y estudio de volumetría y alturas planteadas”.

Otro aspecto que se atiende en el visto ambiental es el hecho de la cercanía del terreno a la ría del Eo y que forma parte de la Reserva de la Biosfera Río Eo, Oscos y Terras de Burón. En este sentido y “con objeto de preservar los valores naturales de los espacios naturales protegidos presentes en las inmediaciones del ámbito territorial afectado” se exigen medidas de carácter preventivo como disponer de unas adecuadas redes de saneamiento o que en las  labores de ajardinamiento de la urbanización se empleen especies de vegetación autóctona. Los promotores tienen en cuenta la proximidad de la promoción al estuario y por eso tienen previsto construir en la zona de mayor impacto visual las viviendas unifamiliares con altura de planta baja y bajo cubierta

Castropol libera a media jornada a la edil de Cultura, que cobrará 1.300 euros

La oposición municipal, de PP y PSOE, desaprueba la medida y considera suficiente la liberación del Alcalde

Los de ediles de Castropol Avante Antón Martínez, Miriam Moya, Francisco Javier Vinjoy, Ana María Fernández y Julio Martínez el día de la investidura.

Los de ediles de Castropol Avante Antón Martínez, Miriam Moya, Francisco Javier Vinjoy, Ana María Fernández y Julio Martínez el día de la investidura. T. CASCUDO

El gobierno local de Castropol volverá a contar este mandato con dos liberados. A la liberación completa del Alcalde, Francisco Javier Vinjoy, se suma ahora la liberación parcial de la edil de Cultura, Miriam Moya. El primero percibirá 3.308 euros brutos al mes, mientras que la concejala y primera teniente de alcalde cobrará 1.392 euros brutos mensuales por una liberación parcial del cincuenta por ciento.

La liberación de Moya se aprobó en el Pleno ordinario celebrado hace unos días y tras varios intentos fallidos. El Alcalde, líder de la formación independiente Castropol Avante, intentó desde el primer momento sacar adelante la liberación de Moya, pero este mandato gobierna en minoría de cinco concejales, frente a los seis de la oposición (tres del PP y tres del PSOE). Ambos grupos veían bien la liberación del regidor (de hecho, se aprobó en agosto, en un Pleno extraordinario solicitado por los populares), pero se mostraron en contra de una segunda liberación y así lo expresaron con su voto.

"Absolutamente justa"

Sin embargo, en la última sesión plenaria no estuvo presente una de las ediles del PP (Lucía Prado), que ha renunciado a su acta por incompatibilidad laboral. Así pues, la oposición y el gobierno quedaron empatados a votos y el regidor usó su voto de calidad para sacar adelante la medida. Desde el PSOE tildaron la propuesta de "oportunista" al faltar un miembro de la mesa, sin embargo, el regidor recuerda que entre mayo de 2022 y mayo de 2023 en todos los plenos faltó alguna persona y no por eso dejaron de celebrarse. "Existe un concepto que es el de quórum, que se cumplía, así que el Pleno se celebró con absoluta normalidad y sin ningún tipo de oportunidad", señala Vinjoy.

El regidor considera "absolutamente justa" la liberación de Moya por las muchas carteras que asume en áreas "donde se están desarrollando proyectos de envergadura". "Miriam está haciendo un trabajo extraordinario y merece un reconocimiento. Su liberación es sumamente importante", añade.

 

Castropol, en vilo y sin un acuerdo claro para la investidura del sábado

Los independientes Castropol Avante, que ganaron las elecciones sin mayoría, negocian a marchas forzadas con la FSA y el PP para lograr un gobierno estable, pero sin avances a tres días del pleno

El alcalde en  funciones y candidato de Castropol Avante, Francisco Javier Vinjoy.

El alcalde en funciones y candidato de Castropol Avante, Francisco Javier Vinjoy. T. C.

Castropol no tiene clara la investidura a tres días del pleno en el que se elegirá alcalde. La formación independiente liderada por el exsocialista Francisco Javier Vinjoy, Castropol Avante, se reunió con el resto de partidos con representación, PSOE (con quien el distanciamiento es manifesto) y PP. Según el propio Vinjoy en ningún caso hubo un acercamiento serio para firmar un acuerdo programático de gobierno.

En el caso del PP, lideran la negociación miembros del partido a nivel local y autonómico. En el caso del PSOE, sólo se han reunido con los portavoces de Castropol Avante representantes de la Federación Socialista Asturiana. Ni rastro de la agrupación socialista castropolense ni de los concejales electos del PSOE.

Además, el líder del PSOE, que disputó en unas primeras elecciones primarias de la agrupación socialista asturiana la candidatura a la Alcaldía, Arturo Álvarez, renunció a su acta de concejal. De este modo, la cabeza visible será Pamela Álvarez, quien también es secretaria general de la agrupación.

Vinjoy destacó que "verbalmente" tanto PP como PSOE están dispuestos a dejar que gobierne la lista más votada. Eso se traduce en que podrían abstenerse en la investidura. El todavía alcalde en funciones aseguró que, por un lado, las exigencias del PP "no parecen claras", y por otro, la relación con el grupo socialista a nivel local es inexistente.

"No descartamos ningún pacto, queremos conocer las propuestas de PP y PSOE"

FRANCISCO JAVIER VINJOY, Candidato de la fuerza independiente más votada en Castropol, Castropol Avante
 "Daremos continuidad a lo hecho hasta ahora. Los vecinos conocen mi trayectoria y la de parte de mi equipo en el gobierno"
Franciso Javier Vinjoy, en Castropol, con la ría del Eo al fondo.

Franciso Javier Vinjoy, en Castropol, con la ría del Eo al fondo. T. C.

Francisco Javier Vinjoy (1965) ganó las elecciones en Castropol liderando una agrupación independiente, Avante Castropol, que nació tras la ruptura del propio Vinjoy con el PSOE siendo todavía alcalde. Se enfrentó en unas primarias contra el finalmente designado candidato socialista, Arturo Álvarez. Perdió por un voto, pero impugnó el proceso por considerarlo irregular. La dirección del PSOE en Madrid ordenó repetir las primarias, pero Vinjoy, que buscaba que se anulara la candidatura de Arturo Álvarez por no ser legal, se negó. Semanas después creó una agrupación de electores con sus concejales de gobierno y otras personas afines. Licenciado en Pedagogía y Ciencias de la Educación, este profesor en excedencia cree que en estas elecciones municipales "quien habló fue el pueblo de Castropol". Pese a ganar las elecciones (cinco concejales), para gobernar necesitará apoyos o del PP (tres ediles) o del PSOE (tres concejales).

-¿Esperaba el resultado?

-Estamos muy satisfechos, porque ha sido un resultado histórico para este concejo. Hay que tener en cuenta que en Castropol gobierna el PSOE desde 1983, con lo cual no está mal decir que esto ha sido un hito. La gente nos ha apoyado. Partíamos de una situación de incertidumbre, porque éramos algo nuevo, aunque es cierto que parte de la candidatura la integraban los miembros del gobierno saliente. En todo caso, siempre sentimos el apoyo de la gente y eso nos dio y nos da energía. Yo milité en el PSOE muchos años, participé activamente en muchas campañas y nunca vi en los mítines a cien personas como había en los encuentros que organizamos con Avante.

-¿Qué cree que ha sido decisivo para ganar las elecciones?

-La calidez de las personas con las que trabajo y forman la candidatura. Somos todos de aquí, conocemos este concejo y a sus vecinos. Además, la gente nos conocía a nosotros porque, como dije antes, una buena parte gobernó conmigo. Castropol sabe que vivimos cuatro años duros, pandemia mediante, y aún así fuimos capaces de hacer cosas. Sólo en subvenciones logramos más de 1,5 millones de euros. En ese sentido, creo que mi gobierno hizo un gran trabajo, pero no sé por qué la agrupación socialista fue tan beligerante con nosotros.

-¿Cómo explica usted el origen de esa beligerancia?

-Todo cambió cuando se renovaron los cargos de la agrupación. El gobierno empezó a sentir la hostilidad. Todo tomó un nuevo rumbo y la agrupación no nos apoyaba en nada, al revés. Con la nueva ejecutiva no se siguió el rumbo de siempre del socialismo castropolense, sino que había intereses personales, gente atrincherada para montar un proyecto personal de espaldas a los ciudadanos y así les ha ido.

-¿Ha recibido la felicitación del candidato del PSOE?

-No, pero sí me han llamado excompañeros de la agrupación socialista de Castropol, miembros de la Federación Socialista Asturiana (FSA) e incluso el diputado del PP Álvaro Queipo. Además, me han felicitado muchos vecinos y eso es lo más importante. La gente de Castropol parece contenta.

-No tiene mayoría para gobernar y necesitará apoyos...

-Yo presentaré mi candidatura a la investidura. Nuestro equipo tiene ahora un planteamiento, que es hablar con el resto de fuerzas con representación en el Ayuntamiento. Queremos conocer cuál es su propuesta programática y qué apoyos podemos tener.

-¿No renuncia a pactar con el PP?

-No descarto nada. Esta agrupación tiene una meta, que es hacer prosperar a Castropol. Nuestra base está clara.

-Defienda su investidura.

-Queremos dar continuidad a lo hecho hasta ahora, seguir mejorando carreteras y caminos, invertir en bienestar, promover viviendas sociales, seguir desarrollando propuestas culturales y deportivas, apostar por los espacios públicos, abrir las escuelas antiguas a las asociaciones... El listado es largo. Los castropolenses saben de nuestro hacer en el pasado y de nuestras intenciones futuras.

-Se fue del PSOE voluntariamente. ¿Está desencantado?

-Yo no me fui del PSOE por las siglas ni por estar en desacuerdo con una ideología. Me fui por otros motivos y no me gusta mucho recordar todo lo que pasó.

-Explíquelo.

-Se presentó una candidatura de espaldas a la ciudadanía y con métodos cuestionables. No se cumplieron los estatutos. Y ahora según lo estoy contando pienso que me parece alucinante que todo esto no se recondujera antes. Yo lo que creo es que si vas unas elecciones primarias y tu candidatura no cumple, no se puede volver a repetir el proceso con la misma. Por eso ya decidí irme y no volver a las elecciones, porque fallaron los mecanismos de control y se debió anular esa candidatura sin más y no proponer otras primarias. No sé si esto se permite porque es una zona rural y pequeña. Es que es antidemocrático. Creo que no se admitiría en una agrupación socialista de un lugar con más poder, como una ciudad. Lo que siempre pedí es que se anulara esa candidatur,a porque quien tuvo que controlar no controló.

-¿Volvería repetir esta experiencia?

-Hacer lo que hice era una necesidad.

Castropol incorpora a María Moliner a su callejero: homenaje a la reconocida bibliotecaria y fin a un problema de una vía sin nombre

"Lo necesitábamos", dicen los vecinos de este lugar de la capital del concejo, que estaba sin denominación desde hace más de veinte años

 |  | 

Una vecina mostrando la vía que llevará el nombre de María Moliner.

Una vecina mostrando la vía que llevará el nombre de María Moliner. T. CASCUDO

"Su ejemplaridad está, pues, en la desproporción enorme entre sus medios y su obra, que demuestra lo que pueden conseguir el entusiasmo y la iniciativa de particulares cuando no son producto de un esnobismo expuesto a todas las desilusiones, sino de aspiraciones colectivas que encuentran, por su suerte, a los hombres que saben concretarlas y realizarlas". Son palabras de la bibliotecaria y filóloga María Moliner (Zaragoza,1900-Madrid, 1981) referidas a la Biblioteca Popular Circulante de Castropol, un proyecto del que fue firme defensora y a cuyos fundadores, en 1922, dedicó estas bellas letras. El Ayuntamiento de Castropol le devuelve ahora este apoyo en forma de calle, ya que se acaba de aprobar la incorporación de María Moliner al callejero de la capital del concejo.

Dar su nombre a una calle no solo sirve de homenaje a la reconocida bibliotecaria, sino que acaba con un problema vecinal. No en vano, los residentes de la recién designada calle María Moliner (la iniciativa se aprobó en el último pleno) llevan años sufriendo las consecuencias de vivir en una vía sin denominación. "Es algo que necesitábamos porque no tener nombre era un problemón, sobre todo a la hora de llamar a los servicios de emergencia", relata una vecina que lleva dieciséis años viviendo en esta urbanización a la entrada de la capital y que discurre paralela a la carretera nacional.

La calle María Moliner.

La calle María Moliner. T. CASCUDO

Cuenta esta mujer que disponer de un nombre era una vieja reivindicación de los habitantes de esta calle, que afrontaban muchos problemas a la hora, por ejemplo, de recibir paquetes en su domicilio. Tal era el desbarajuste que cada uno nombraba a su manera la calle para disponer de una dirección. "Yo un día le di unos bombones a un repartidor para que se acordara de la calle", bromea esta vecina.

La concejala de Cultura, Miriam Moya, explica que al gobierno local le pareció oportuno este nombramiento para zanjar el problema de esta calle de la villa castropolense. "Tiene aceras, servicio de basuras... Todo. Pero llevaba años pendiente de un nombre y era algo que demandaban los vecinos porque les estaba generando muchos inconvenientes", señala.

Vista general de la calle.

Vista general de la calle. T. CASCUDO

El equipo de gobierno consideró que el nombre de María Moliner encajaba a la perfección por la vinculación que tuvo la bibliotecaria con el proyecto lector castropolense y, también, porque justo en 2022, coincidiendo con el centenario de la ahora denominada Biblioteca Popular Circulante Menéndez Pelayo, la institución fue reconocida por el Ministerio de Cultura con uno de los prestigiosos premios María Moliner"Sirve de homenaje a María Moliner y también es una apuesta por la igualdad porque en el callejero sobresalen los nombres de hombres y hay que incorporar nombres de mujeres", añade Moya, que confía en que pronto se pueda colocar la pertinente placa en la vía.

Manuela Busto, en una imagen de archivo, mostrando el libro dedicado por María Moliner.

Manuela Busto, en una imagen de archivo, mostrando el libro dedicado por María Moliner. T. CASCUDO

Otra persona feliz con el nombramiento es la bibliotecaria castropolense Manuela Busto, que se considera una "apasionada" de la vida y obra de María Moliner. "Además, siento que de alguna manera estamos unidos a ella, fue socia colaboradora cuando más estrecheces tenía la biblioteca, en 1935, dedicó su genial Diccionario a la biblioteca con unas palabras épicas y en 2022 cuando celebramos el centenario de la biblio, el Ministerio de cultura nos concede el premio que lleva su nombre, y que es el premio por excelencia de las bibliotecas españolas y que todos los bibliotecarios ansiamos", precisó Busto.

Consulta aquí todas las noticias de Occidente

Esa dedicatoria de la que habla Busto forma parte de la prestigiosa "Sección de autógrafos" de la Biblioteca Popular Circulante Menéndez Pelayo y dice así: "Vaya la expresión de mi cariño a la Biblioteca de Castropol, la de siempre, con fe en que los años heroicos dejarán mucho más que añoranza". No se equivocaba la prestigiosa bibliotecaria con su augurio sobre el centro lector castropolense y ahora el Ayuntamiento le agradece en forma de calle el respaldo y cariño recibido.

Detalle de la dedicatoria de María Moliner.

Detalle de la dedicatoria de María Moliner. T. CASCUDO

Luz verde a los nuevos pantalanes de temporada del puerto de Castropol: así es la estructura móvil que cobijará a más de un centenar de embarcaciones.

Zona donde se van a ubicar los pantalanes.

Zona donde se van a ubicar los pantalanes. T. CASCUDO 

 "El objetivo es ordenar y organizar mejor la flota de pequeños lanchas", señala el regidor castropolense sobre el proyecto, que podría estrenarse este verano

El Ayuntamiento de Castropol acaba de dar luz verde al proyecto para instalar pantalanes de temporada en el puerto de la localidad, lo que permitirá a los usuarios de las embarcaciones deportivas dar un salto de calidad en cuanto a comodidad y operatividad. Los nuevos pantalanes, que supondrán una inversión de 654.122,99 euros, tendrán capacidad para entre cien y ciento veinte embarcaciones y un plazo de ejecución de tres meses. Si no hay contratiempos, la infraestructura, que se ubicará en el espacio entre el club de remo y la grúa portuaria, podría estrenarse este mismo verano. "El objetivo es ordenar y organizar mejor la flota de pequeñas embarcaciones que durante la temporada estival fondea en el muelle", dice el Alcalde de Castropol, Francisco Javier Vinjoy.

Luz verde a los nuevos pantalanes de temporada del puerto de Castropol

Luz verde a los nuevos pantalanes de temporada del puerto de Castropol

En la actualidad, el puerto de Castropol cuenta con un pantalán permanente de uso exclusivo para los usuarios del club de mar y dos pantalanes de temporada que son únicamente de servicio, es decir, solo están acondicionados para el embarque y el desembarque de embarcaciones durante los meses de verano. Las lanchas que se quedan en la localidad deben recurrir al fondeo, lo que además supone un problema medioambiental y de mala imagen para la localidad. "Se están usando boyas y botellas de plástico como muertos para esas embarcaciones lo que supone un problema medioambiental. Se retirarán esos muertos y se colocarán los pantalanes, con lo que se logrará mejorar la imagen y la ordenación portuaria. Los usuarios náuticos dispondrán de unos servicios dignos y unos accesos más fáciles y prácticos", señala el regidor, convencido de que este proyecto "supone un avance importante" con respecto a las infraestructuras actuales. El consistorio ha sacado adelante esta instalación gracias a los fondos europeos Next Generation del plan de sostenibilidad turística de Oscos-Eo.

Vista de uno de los dos pantalanes de temporada para el desembarque que se instalan cada verano.

Vista de uno de los dos pantalanes de temporada para el desembarque que se instalan cada verano. TANIA CASCUDO

El pleno de Castropol ha dado luz verde recientemente a esta actuación, que cuenta también con el visto bueno de Pesca Marítima y de Medio Ambiente, entre otras administraciones. El gobierno local está ya trabajando en los pliegos del contrato, que esperan sacar a licitación próximamente. El regidor considera que es "factible" que la infraestructura esté lista este mismo verano, ya que el plazo de ejecución es relativamente corto y apenas supone obra civil en la zona portuaria. Previamente a la colocación de los pantalanes de temporada, similares a los que se instalan en la localidad franquina de Viavélez, hay que realizar un pequeño dragado en la zona de la dársena.

Vista del puerto en un verano pasado.

Vista del puerto en un verano pasado. T. CASCUDO

El presidente del Club de Vela de Castropol, Javier Gallego, ve muy positiva esta actuación, largamente demandada por los usuarios del puerto. "En verano pueden llegar a fondear en el puerto más de cien embarcaciones, con lo que los pantalanes cubrirían la demanda actual. No obstante, estamos convencidos de que la actuación resultará atractiva para los usuarios y se quedará pequeña pronto. Lo vemos muy positivo porque ahora apenas teníamos nada", señala Gallego, quien agradece el trabajo del consistorio para desarrollar esta iniciativa.

"Los nuevos pantalanes se convertirán en un atractivo turístico para Castropol, que está apostando por un turismo de calidad", añade el presidente del club de vela, entidad que está trabajando también en la defensa del bote de vela latina de la ría del Eo. Por otro lado, la localidad castropolense de Figueras sigue esperando por los planes de ampliación del puerto deportivo.

Vista general de la zona donde se ubicarán los pantalanes.

Vista general de la zona donde se ubicarán los pantalanes. T. CASCUDO

El polígono de Barres toma impulso: tres naves en construcción y varias más en proyecto para la tercera fase del enclave castropolense

En el año 2012, en plena crisis económica, concluyeron las obras de la ampliación más ambiciosa del polígono de Barres, en Castropol. Esta gran superficie de terreno (la tercera fase supuso ir de 110.000 a 275.000 metros cuadrados de suelo industrial) pasó años sin actividad, pero ahora, una década después, vive un momento dulce con la construcción simultánea en tres parcelas y nuevos proyectos en el horno. “El nivel de actividad actual, con los tiempos que corren, es muy positivo”, defiende Francisco José García, presidente de la entidad de conservación de esta área industrial.

En la tercera fase están implantadas una gasolinera, una fábrica de bebidas energéticas y varias naves de Astilleros Gondán, así como las instalaciones de la fábrica de piensos de Comercial Agropres. Y muy pronto, estará a pleno rendimiento la primera nave de Monra Forestal, la pujante empresa castropolense dedicada a la construcción de máquinas para el trabajo en el monte. A su lado, se están construyendo otras dos naves: la que dará cabida a la fábrica de croquetas La Coquetina y otra para la popular ferretería La Canela, que cambiará su ubicación en el pueblo de Barres al área industrial de la localidad.

Políticos visitando hace unos días, el interior de la nueva nave de Monra.

Políticos visitando hace unos días, el interior de la nueva nave de Monra. T. CASCUDO

A finales de 2019 comenzaron las obras de la primera nave de Monra Forestal, que adquirió 15.000 metros cuadrados de suelo en el polígono. El proyecto ha sufrido varios retrasos, pero ya está lista la primera nave, en la que se ubicará el taller de calderería y soldadura. En las instalaciones del centro del pueblo permanecen de momento las oficinas, así como la sección de pintura, montaje y mecanizado. Cuenta su responsable, Ramón Castro, que la implantación en el polígono será paulatina: "Lo guapo era desarrollar el proyecto entero, pero ya solo adquirir el suelo supone una inversión muy importante", afirma. Con todo, la primera nave está lista y ya hay operarios trabajando allí. "Estaremos al cien por cien en breve, pero ahora el problema es la escasez de personal. Necesitamos caldereros y soldadores", añade Castro, que comparte con otras firmas, como los astilleros, el déficit de personal cualificado en estas áreas.

El empresario aplaude que la ocupación de la tercera fase tome velocidad, porque "cuanto más ambiente industrial y actividad, mejor para todos". Con él coincide el hostelero tapiego Santiago Fernández. “Es como cuando te mudas a un edificio nuevo, no es lo mismo que seas el único propietario a que estén ocupados todos los pisos. Que se cubra toda la hilera en la que estás construyendo es lo más bonito”, destaca. Su fábrica de croquetas debe estar lista a finales de año. De hecho, debe certificar el 98% de la obra en noviembre. “Tenemos que cumplir los plazos. Ahora mismo llevamos un mes de retraso por asuntos de la propia obra y sufres al ver que pasan los días”, explica. Su proyecto maneja una inversión que ronda los 800.000 euros, en parte subvencionados con una ayuda europea del plan Leader, con lo que debe ser muy puntilloso con el cumplimiento de los tiempos y la certificación de los trabajos.

Los responsables de la ferretería La Canela, empresa familiar fundada en 1944, adquirieron cuatro parcelas de la tercera fase (casi 4.000 metros cuadrados de terreno) para dar un impulso a un negocio que cuenta con casi un millar de clientes en la comarca Oscos-Eo. Las obras comenzaron en enero y el objetivo es que estén rematadas en julio para, posteriormente, acometer el traslado en el otoño. "La idea es estar abiertos antes de final de año. Necesitamos aumentar y modernizar nuestras instalaciones para dar un mejor servicio a los clientes, a los que agradecemos su confianza. Estamos muy ilusionados con este proyecto", cuenta Mari Nieves Rico, que dirige el negocio junto a sus hijos, cuarta generación de esta firma castropolense. "El polígono tiene bastantes empresas potentes, muchas ya son clientes nuestras. Además, dispone de buenas comunicaciones y fácil acces, por lo que creemos que será positivo el cambio", defiende la empresaria.

Francisco García.

Francisco García. T. CASCUDO

Otro de los futuros inquilinos de esta tercera fase es la empresa de chatarrería y desguace Julio Ron, con instalaciones en Vegadeo y Ría de Abres (Lugo). Ha adquirido 10.000 metros de terreno (son diez parcelas) de la tercera fase y espera poder empezar parte de las obras este año, aunque el fuerte desembolso de esta compra y la situación actual de la economía hace que los responsables se tomen con calma el proyecto. "Mi idea era empezar este año, pero para una empresa pequeña comprar suelo en un polígono industrial supone un esfuerzo muy grande, pues el precio es excesivamente caro. A este esfuerzo hay que añadir los sobrecostes que ahora tienen los materiales, así que no nos vemos con fuerza para hacerlo todo de golpe. Vamos a ir más despacio, porque tampoco tenemos la necesidad de hacer el traslado ya", cuenta Marcos Ron. Con todo, ve con buenos ojos el traslado a un área empresarial. "Para una empresa como la mía, estar rodeada de otras empresas es mejor porque trabajamos con residuos metálicos y nos interesa estar cerca de firmas que los generan", indica.

Por su parte, el presidente de la entidad de conservación de Barres, Francisco José García, aplaude el impulso que está viviendo la tercera fase, donde ya está vendida casi la mitad de la superficie disponible, pero también el buen momento de la primera y segunda, pues ha habido alguna nueva incorporación a naves que se habían quedado vacías. “Cada empresa que se instala y cada puesto de trabajo que se crea da un movimiento al polígono y vida a la zona”, defiende García, al tiempo que lamenta que la administración no ofrezca más facilidades a los empresarios a la hora de poner en marcha nuevas instalaciones. “Estoy muy decepcionado con las administraciones, porque creo que hay cosas que se pueden facilitar y no ser un obstáculo. No se dan cuenta que cada día que un empresario pasa sin abrir su instalación le cuesta dinero. Para muchos, construir una nave es la inversión de su vida y no puede un freno por temas burocráticos”, señala.

El portavoz de los empresarios del área industrial es crítico tanto con las administraciones local y regional como con la Sociedad Mixta de Gestión y Promoción del Suelo del Principado, (Sogepsa), propietaria del terreno sin vender. Denuncia que la tercera fase sigue sin luz pública, algo que califica de "vergonzoso" y también pide que Sogepsa cumpla con su compromiso de entrar en la entidad de conservación y que tome cartas en el asunto sobre el estado de las fincas sin vender. No en vano, en la tercera fase sigue disponible el 49,24% del suelo y esas parcelas pendientes están llenas de maleza, lo que ofrece una mala imagen de la zona.

Consulta aquí todas las noticias de Occidente

Consulta aquí todas las noticias de Occidente

Aspecto de una de las calles de la tercera fase.

Aspecto de una de las calles de la tercera fase. T. CASCUDO

El polígono de Barres se puso en marcha en 2002, así que ya suma más de veinte años de historia. La primera y segunda fase están ocupadas con firmas muy diversas, incluido el parque de bomberos del 112. En 2012, con una inversión de 12,5 millones de euros, quedó lista la tercera fase de la ampliación. En septiembre de 2016 se inauguró una de las obras más reclamadas por los empresarios: el ramal de un millón de euros de inversión que conectó el área con la Autovía del Cantábrico.

El bote de vela latina de la ría del Eo será declarado Bien de Interés Cultural: el Principado inicia los trámites para proteger construcción y navegación

Un bote de vela latina, navegando en la ría del Eo.

Un bote de vela latina, navegando en la ría del Eo. T. CASCUDO

El gobierno de Castropol y las entidades relacionadas con la carpintería de ribera confían en que sea el paso previo a la declaración como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco

Los oficios y saberes relacionados con el bote de vela latina y la práctica de su navegación en la ría del Eo serán Bien de Interés Cultural (BIC). La Consejería de Cultura del Principado inició ayer el expediente para el reconocimiento autonómico de esta carpintería de ribera, paso necesario para llegar a ser declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco, tal y como pretenden el Ayuntamiento de Castropol y las entidades relacionadas con esta actividad.

El Principado informó este jueves de que el proceso para declarar BIC a la vela latina durará al menos dos años por asuntos burocráticos, al ser necesarios informes por parte de la Academia de la Historia, la Universidad de Oviedo y el Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA). Más tarde, tendrá que pronunciarse el pleno del Consejo de Patrimonio.

El club de vela de Castropol y la asociación cultural del bote de vela latina, que suma 201 socios, son las entidades civiles que están detrás de esta declaración. El presidente del club, Javier Gallego, celebró ayer el inicio del expediente: "Estamos contentos, aunque sabemos que todavía hay trámites por hacer", indicó. Para Gallego, este es un gran paso, porque "se protege desde Asturias y de forma institucional la forma de construcción del bote y la práctica deportiva". Además, añadió que se trata de una forma de "promocionar lo nuestro" y destacó que, en un futuro, "también podremos optar a ayudas europeas".

En el proceso para solicitar la declaración como BIC también participó activamente el gobierno de Castropol, a quien Gallego agradeció "su sensibilidad". "Otros colectivos o entidades de Galicia no pueden reivindicar ahora el mismo patrimonio", manifestó el presidente del club local de vela, quien destacó, asimismo, que hoy en día sólo existe un carpintero de ribera, deseando que esta figura de protección "anime a la gente a interesarse por el oficio".

Según el Principado, la práctica de la navegación a vela latina "es un patrimonio intangible, asociado a técnicas y conocimientos transmitidos de generación en generación, que alcanza también a la construcción de botes y aparejos". Además, señala que "la ría del Eo y en ella Castropol como punto principal constituye el área geográfica de referencia en Asturias en relación a la navegación en bote de vela latina". 

El director del RIDEA alaba la historia de la biblioteca de Castropol: "Es de las experiencias más hermosas de España"

Por la izquierda, Francisco Javier Vinjoy, Javier García, Manuela Busto y Ramón Rodríguez. | Fernando Rodríguez

Por la izquierda, Francisco Javier Vinjoy, Javier García, Manuela Busto y Ramón Rodríguez. | Fernando Rodríguez

El Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA) acogió ayer la presentación de la obra "El libro y el pueblo. Un siglo de vida de la biblioteca popular circulante Menéndez Pelayo de Castropol", un trabajo que recoge la historia de esta centenaria institución. El director del Ridea, Ramón Rodríguez, no solo prologa el libro, escrito por la bibliotecaria castropolense Manuela Busto y Javier García Herrero, sino que defiende la labor y trayectoria de la Biblioteca Popular Circulante Menéndez Pelayo, que se puso en marcha en 1922.

RELACIONADAS

"El libro es la crónica de la vida de una biblioteca que fue una de las experiencias bibliotecarias más hermosas de España. La aportación de Asturias al mundo de las bibliotecas en España fue absolutamente fundamental en el siglo XX. Hay un ejemplo urbano excelente que es el de la biblioteca del Ateneo Obrero de Gijón y después está la biblioteca de Castropol, que reúne todas las bondades del sistema bibliotecario asturiano y lo digo sin pudor en el prólogo", subraya el director del Ridea, que además ejerció durante más de treinta años de responsable de la biblioteca de la Universidad de Oviedo.  

Rodríguez considera que Asturias y Cataluña fueron "las dos grandes potencias bibliotecarias" del siglo XX español. "De hecho, en Oviedo, en 1940 se crea el centro coordinador de bibliotecas para ser la cabeza de la red de bibliotecas provinciales y ese modelo lo adopta el franquismo para toda España", añade Rodríguez, encantado con dar a conocer en el Ridea la publicación que repasa la historia de la Menéndez Pelayo.

El libro salió a la luz el pasado diciembre y la acogida, según explica Manuela Busto, está siendo muy positiva. "Según los distribuidores y la editorial el libro está teniendo una acogida muy buena y la gente valora no solo la edición sino la calidad de los contenidos. Se repasa la historia y se incluyen colaboraciones de mucho nivel", apunta Busto. El año pasado, la Menéndez Pelayo planteó una programación especial para conmemorar el centenario y la presentación del libro puso la guinda a meses de gran actividad. "2022 fue muy intenso, pero estamos satisfechos tanto por la acogida de las actividades como por la buena valoración que han recibido por su calidad. Estamos hablando de un centenario y cien años no se cumplen todos los días. La biblioteca de Castropol merece eso y mucho más", añade la profesional, que viajó a Oviedo acompañada del Alcalde, Francisco Javier Vinjoy.

"El libro y el pueblo" es un trabajo coral pues, a la historia recopilada por Busto y García Herrero, se suman diferentes colaboraciones como la de la catedrática de la Universidad Complutense de Madrid, Covadonga López Alonso; el periodista y escritor, Javier Coronado; la directora de la Biblioteca Nacional de España, Ana Santos Aramburu; la presidenta de la Fundación Miguel Delibes, Elisa Delibes; el poeta Luis Alberto de Cuenca, y la jefa del servicio de Archivo y Biblioteca de la Junta General del Principado de Asturias, Josefina Velasco. Asimismo, se incluyen diferentes artículos periodísticos sobre la biblioteca, así como el manifiesto escrito por el escritor Gonzalo Moure en 2021 y que daba respuesta al que, en 1921, supuso la primera piedra de la biblioteca castropolense.

Un remero de Castropol, campeón de Europa de remoergómetro. Otro se alzó con un cuarto y un séptimo puesto.

El gallego Luis Pazos campeón de Europa de remoergómetro

El de Marín es babor en la trainera de Castropol ► Ya en 2009 fue subcampeón de mundo en la prueba celebrada en Boston

Luis Pazos, campeón de Europa de remoergómetro. FACEBOOKphoto_cameraLuis Pazos, campeón de Europa de remoergómetro. FACEBOOK

El remero de Marín, babor en la trainera de Castropol, se proclamó este domingo en París campeón de Europa de remo indoor en la catogoría de 50-54 años. Pazos completó los 2.000 metros en el remoergómeteo antes de las decenas de contrincantes que se dieron cita en la ciudad del Sena.

Ya en 2009 fue subcampeón de mundo en la prueba celebrada en Boston (EE UU). Pazos sigue en el remo, ahora preparando la temporada en que Castropol regresa a la Liga Galega A de Traiñeiras, después de haber ganado ligas en la Liga ACT de traineras y varias banderas de la Concha en clubs como Bermeo o Astillero, además de regatas y títulos con Tirán.

La pasada temporada Castropol ganó todas las regatas de la Liga Galega B y el ascenso de categoría con él a bordo.

   Por su parte otro remero del Club, Angel Obregón Sierra, se alzó con un cuarto puesto en la distancia de  2.000 m y un séptimo en la de 500.

La ría de Ribadeo seguirá siendo también ría del Eo

El ministerio decide que el estuario comparta los dos nombres porque apunta que no hay ninguna normativa que impida que el mismo lugar tenga doble nomenclatura 
Desembocadura de la ría de Ribadeo con Castropol en primer plano y Ribadeo al fondo. JOSÉ Mª ÁLVEZphoto_cameraDesembocadura de la ría de Ribadeo con Castropol en primer plano y Ribadeo al fondo. JOSÉ Mª ÁLVEZ

La ría de Ribadeo se quedará con dos nombres oficiales, ese y el de ría del Eo, tal y como había determinado el Instituto Geográfico Nacional sin atender a la petición de la parte gallega de que ría de Ribadeo sea su único topónimo oficial. Así lo determinó el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que decidió mantener la decisión que había adoptado el Instituto Geográfico Nacional y rechazar los recursos presentados por hasta tres administraciones (Concello, Xunta y Diputación) y los vecinos desde la Plataforma pola Defensa da Ría de Ribadeo.

En su decisión reconocen que ría de Ribadeo es un topónimo históricamente reconocido y válido, pero a la hora de referirse al de ría del Eo apuntan que «cuenta con un peso histórico y un uso que justifican el carácter de uso alternativo que la resolución recurrida reconoce».

Además, añaden que las motivaciones utilizadas para aceptar el término ría del Eo al mismo nivel que ría de Ribadeo están "suficientemente razonadas" bajo su punto de vista y además se encuentran "bien fundamentadas jurídicamente".

Otro aspecto en el que se detienen es una serie de defectos de forma a la hora de presentar las alegaciones por parte de todos los recurrentes, ya que consideran que no es el momento procedimental para aportar la documentación que les hicieron llegar y añaden algo sorprendente al indicar que "no existe una norma española ni internacional que dictamine que haya que referirse de forma unívoca a los accidentes geográficos", por lo que admite que tenga dos nombres.