Facebook Twitter Google +1     Admin

Castropol, Pueblo Ejemplar de Asturias

El modesto objeto de este Blog, es dar a conocer la Villa de Castropol, a los que todavía no tengan la fortuna de haber estado en ella, y de hacer llegar alguna noticia a los que ya la conocen y a los Castropolenses que se encuentran fuera.
Como las entidades consideradas como mas importantes ya tienen página propia, daremos toda la información que podamos sobre El Corpus y sus alfombras florales, La Cabalgata de Reyes, El Belén Parroquial, Las Fiestas de Santiago y San Roque, etc.
Agradecemos a todos aquellos que quieran colaborar en el blog, que nos envien sus comentarios, fotos, artículos y todo lo que consideren interesante.
Los comentarios se contestarán siempre que sea procedente, y tengan nombre y dirección de correo electrónico, y los que se consideren inconvenientes, se borrarán.
Este blog no se hace responsable delas opiniones vertidas en los comentarios, o los artículos de colaboradores,
Ovidio Vila Pernas

Temas

Enlaces

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2022.

Sobre el homenaje del pasado julio a Melquíades Álvarez en Castropol

por castropol el 02/01/2022 19:19, en sin tema

20220102191855-sin-titulo-2.jpg

 

 

Melquíades Álvarez fue diputado a Cortes por el distrito electoral de Castropol desde 1914, con excepción de la corta legislatura de 1918, hasta que en 1931 se cambió la legislación y las circunscripciones electorales pasaron a ser provinciales. En 1936 Melquíades Álvarez era diputado por la provincia de Oviedo. Y además hasta marzo de 1936 había sido el presidente del Congreso de los Diputados.

En agosto de 1936, durante la Guerra Civil, Melquíades Álvarez fue encarcelado por el gobierno republicano en la cárcel Modelo de Madrid de forma arbitraria e ilegal con la excusa de garantizarle allí su seguridad y sin ser acusado de ningún delito. Y murió fusilado junto con otros presos políticos la noche del 22 al 23 de agosto por los milicianos republicanos en el sótano de la cárcel.

El gobierno de la república estaba presidido por Manuel Azaña y formado por el Frente Popular, una coalición de partidos de izquierdas cuyos principales miembros eran el PSOE, el Partido Comunista de España y la Izquierda Republicana del propio Azaña, además de otros partidos más minoritarios como Esquerra Republicana de Cataluña. Las responsabilidades de ese gobierno en el encarcelamiento y el asesinato de Melquíades Álvarez son claras. Al igual que por los asesinatos del resto de presos políticos fusilados esa noche junto a él.

Durante la guerra hubo muchas más matanzas políticas y religiosas perpetradas por el gobierno republicano. En la de Paracuellos del Jarama murió asesinado Ramón Navia-Osorio, el diputado a Cortes por el distrito electoral de Castropol elegido en 1918. De modo que en los genocidios políticos y religiosos realizados por la izquierda fueron asesinados todos los diputados a Cortes que había tenido el distrito electoral de Castropol desde 1914.

Estos crímenes forman parte de un genocidio político y religioso a gran escala realizado por la izquierda y el bando republicano durante la Guerra Civil de forma organizada y sistemática. En contra de la pretensión de los máximos responsables socialistas, comunistas y del gobierno republicano de achacar siempre todos sus crímenes a unos descontrolados para tratar de eludir sus responsabilidades.

La muerte de Melquíades Álvarez no fue un error, una mera casualidad trágica o desafortunada ni la obra de unos descontrolados. Sino un asesinato político organizado y ejecutado a conciencia. Como pone de manifiesto el hecho de que el Partido Reformista (que al proclamarse la Segunda República había cambiado su nombre a Partido Republicano Liberal Demócrata) venía sufriendo la violencia de la izquierda al menos desde la campaña electoral de las elecciones constituyentes de 1931 en el teatro Campoamor de Oviedo. Con episodios violentos memorables como el envío por parte de los socialistas de pistoleros a Castropol para coaccionar y amenazar a los votantes en las elecciones municipales de 1933 con la protección y connivencia del gobernador civil de la provincia de Oviedo, el radical socialista Alonso Mallol. O el asesinato del exministro y líder en Asturias del Partido Republicano Liberal Demócrata Alfredo Martínez García-Argüelles, tiroteado en el portal de su casa de Oviedo el 25 de marzo de 1936.

Con estos antecedentes de violencia y asesinatos políticos contra el Partido Reformista asturiano, el pasado 24 de julio de 2021 se realizó en Castropol un homenaje a Melquíades Álvarez presidido por los socialistas Adrián Barbón y Francisco Javier Vinjoy, respectivamente presidente del gobierno del Principado de Asturias y alcalde de Castropol.

De entrada, el homenaje a Melquíades Álvarez fue parcial e incompleto, ya que se limitó sólo al reconocimiento de sus gestiones para la construcción de la carretera de La Fuente al muelle. Y además se soslayó que esta carretera se construyó también gracias al trabajo de otros reformistas en el ayuntamiento de Castropol y en la diputación provincial de Oviedo.

En el acto se ocultó deliberadamente el encarcelamiento ilegal de Melquíades Álvarez en la cárcel Modelo de Madrid realizado por el gobierno de la república y su asesinato allí a manos de los milicianos republicanos, así como las responsabilidades en todo ello del PSOE, partido en el que militan los Sres. Barbón y Vinjoy.

Inmediatamente después del acto, los Sres. Barbón y Vinjoy y gran parte de los organizadores y asistentes se desplazaron a Arnao «a poner un ramo de flores en el monolito que se levanta en el "Lugar de la Memoria del Campo de Concentración de Arnao"».

Comparto el reconocimiento de las víctimas del franquismo y la condena de sus crímenes. Pero no que se oculte, no se reconozca y no se condene la violencia ni los asesinatos realizados por los socialistas y la izquierda antes y durante la Guerra Civil. La diferencia de tratamiento, ensalzamiento, consideración y respeto a la memoria de unas víctimas y de las otras es tan manifiesta que los hechos y sus autores se califican moralmente por sí solos.

Estos comportamientos tienen lugar en actos oficiales e institucionales en Castropol por parte de la alcaldía del ayuntamiento y la presidencia del gobierno del Principado de Asturias.

Para terminar de redondear el acto, la actual corporación municipal le concedió a Melquíades Álvarez el nombre de lo que hasta hoy se ha venido llamando Paseo del Muelle. Pues bien, en junio de 1922 el Ayuntamiento de Castropol le

había concedido a Melquíades Álvarez el nombre del tramo de ese paseo entre La Punta y la actual carretera nacional. Y a Vicente Loriente Acevedo el del tramo entre La Punta y el muelle. De modo que de lo que ahora se le ha dado a Melquíades Álvarez, una parte ya la tenía desde 1922 y la otra se le ha quitado a Vicente Loriente. Pero resulta frívolo disertar ahora sobre el nombre de una carretera mientras a su autor no se le reconoce su condición de víctima de la violencia ni en su propio homenaje por parte de los herederos políticos de sus asesinos.

Unos pocos, pero muy poderosos, han arruinado la oportunidad de hacer en Castropol el homenaje completo y decente a Melquíades Álvarez que su memoria merece. Es una pena. Pero mantengamos la esperanza de que algún día lleguemos a verlo.

 

Andrés López-Cotarelo

No hay comentarios. Comentar. Más...

Astilleros Gondán afronta un año que será decisivo para su futuro empresarial

por castropol el 03/01/2022 11:19, en Noticias

PABLO VILLAPOL 

Su oferta para comprar el astillero Barreras de Vigo parece ganar posiciones frente a las de otros competidores como puede ser Armón ▶ El proyecto para ampliar las instalaciones en Figueras supondrá un importante cambio en el método de trabajo en su sede habitual

La empresa Astilleros Gondán afronta el año 2022 no como uno más, sino con enormes expectativas porque no saldrá de él como entró ni por asomo. Para empezar, en poco tiempo se conocerá si la empresa de la localidad asturiana de Figueras, que preside Álvaro Platero, finalmente se hace con una parte del astillero vigués Barreras, con el que compite con otras propuestas como la de Armón. Pero también será cuando se autorice una ampliación de sus instalaciones en Figueras que la van a redimensionar.

Lo más inmediato será conocer si Gondán se hace con una parte importante de Barreras. Barreras es el astillero más grande de España pero hace ya años que se encuentra prácticamente finiquitado y buscando desesperadamente un comprador que revitalice unas instalaciones que emplearon a muchísimos trabajadores en Vigo y que fueron trascendentales para el empleo en esa zona.

Sus contendientes son dos pero según trascendió en los últimos días Gondán coge ventaja sobre Armón y el grupo Marina Meridional. Este proceso está supervisado por una consultora, Kroll.

Pero la situación de Barreras es tan rematadamente mala que incluso aunque Kroll se decante por Gondán, no tendrá la última palabra, ya que será la jueza que tutela el proceso de venta quien determine quién se hace con esas instalaciones.

Por el momento lo que se sabe seguro es que la oferta del astillero que dirige Álvaro Platero ronda los diez millones de euros, que son dos más que la de Armón. Tiene además un ambicioso plan industrial porque incluye la construcción prácticamente inmediata de varias embarcaciones para uno de sus clientes más habituales, Edda Wind, una empresa noruega que le encarga a Gondán con mucha frecuencia embarcaciones especialmente diseñada para trabajar con plataformas petrolíferas en el Mar del Norte. Y en ese campo concreto Astilleros Gondán sí que parece no tener rival porque los contratos para esas embarcaciones caen una y otra vez siempre de su lado.

Pero además hay otro factor importante a favor de la empresa de Figueras, que es que se muestra dispuesta a asumir una parte de la plantilla, aunque no está claro todavía cómo y de cuánta gente se habla. En líneas generales la idea es que se vayan incorporando trabajadores en función de la evolución de la carga de trabajo. Lo que está claro es que si se hace con esas instalaciones la empresa se redimensionará y podrá asumir más carga de trabajo.

AMPLIACIÓN. Mientras tanto, la empresa espera el visto bueno institucional para poder arrancar con las obras de remodelación y ampliación de sus instalaciones en Figueras. La idea es rediseñarlo prácticamente todo, incluidas dos naves que tienen y sobre todo la zona de oficinas. Aseguran que con ello ganarán más espacio e incluso tendrán sitio para más embarcaciones y todo ello sin generar ningún impacto añadido.

Varios colectivos ecologistas presentaron alegaciones a esa ampliación en base a varias cuestiones como su impacto visual, pero es casi seguro que la propuesta de Gondán saldrá adelante.

Eso significará un paso importante más de una firma que no parece detenerse nunca pese a las dificultades que se le plantean, incluso con los históricos problemas de calado de la ría.

No hay comentarios. Comentar. Más...

El sueño de bordear a pie la ría, más cerca gracias al plan turístico de Oscos-Eo

por castropol el 07/01/2022 11:31, en Noticias

La apertura de un tramo de senda entre Castropol e Iramola, principal obra del proyecto de 3,5 millones financiado con fondos europeos

Dos niños, contemplando la ría desde el paseo de Ribadeo, con Castropol al fondo, en el tramo de costa donde se prevé trazar la nueva senda. | T. Cascudo

Dos niños, contemplando la ría desde el paseo de Ribadeo, con Castropol al fondo, en el tramo de costa donde se prevé trazar la nueva senda. | T. Cascudo

El plan de sostenibilidad turística de la comarca Oscos-Eo, dotado con 3,5 millones de euros con cargo a los fondos europeos Next Generation, permitirá dar un paso de gigante en la vieja aspiración del territorio de construir una senda que bordee íntegramente la ría del Eo. Y es que una de las iniciativas estrella de este ambicioso plan es habilitar un nuevo tramo, entre la villa de Castropol y el punto costero a la altura del núcleo castropolense de Iramola. Será la punta de lanza de un proyecto turístico a tres años que potenciará las rutas y los recursos patrimoniales de la comarca más occidental de Asturias.

“Estamos muy contentos porque el plan turístico mejorará nuestra imagen como comarca y esperamos que sea un antes y un después”, resume el presidente de la Mancomunidad y alcalde de Taramundi, César Villabrille, quien subraya como una de “las actuaciones más importantes” por su enorme potencial este cinturón verde de la ría. Ese nuevo recorrido se unirá a otros ya operativos, permitiendo transitar la costa castropolense de Iramola a la playa de Penarronda. Quedaría tan solo pendiente un tramo desde este núcleo al límite con Vegadeo y, como reto de futuro, completar el itinerario en el tramo gallego, donde ya existe otra pequeña senda a las afueras de Ribadeo. “Damos un paso grande en ese reto, dotando a la comarca de un recurso turístico importante. Será una senda ciclable en su mayoría y con zonas de descanso”, dice el alcalde de Castropol, Francisco Javier Vinjoy.

Aunque sobresale esta actuación, son muchas más las propuestas que se detallan en el borrador inicial y que se materializarán en mejoras por los siete concejos de la comarca, con actuaciones conjuntas como una señalización homogénea para todas las sendas del territorio, uno de sus puntos fuertes. Por montante inversor, el segundo proyecto de importancia es la senda de Las Clavelinas, en Vegadeo. Parte de las afueras de la capital veigueña, a la altura del Instituto, y discurrirá paralela a la carretera AS-11, haciendo segura para el peatón la conocida como “vuelta a Piantón”.

Varios ciclistas, el pasado verano, en la senda del ferrocarril de San Tirso de Abres. | T. Cascudo

Varios ciclistas, el pasado verano, en la senda del ferrocarril de San Tirso de Abres. | T. Cascudo

En San Tirso de Abres, la obra estrella será la mejora integral de la ruta del ferrocarril, su senda más popular y polo de atracción de turistas a lo largo del año. Además de darle una capa de zahorra a todo el trayecto en suelo asturiano, renovar las vallas en mal estado y hacer actuaciones de drenaje en los puentes para evitar la acumulación de agua, está previsto construir un paso subterráneo que evite cruzar la carretera N-640 al inicio del trayecto. En los planes santirseños figura también mejorar la zona fluvial de baños y ampliar la senda que parte de este enclave hasta el refugio de pescadores de Xesteira.

En Taramundi se acondicionarán áreas recreativas y se hará una obra de reforma en la casa del agua de Bres, encaminada a la mejora de la fachada y la eliminación de humedades. También se construirá un aparcamiento en Os Teixóis. El soterramiento de líneas eléctricas en el entorno de La Rectoral y la colocación de unas letras con el nombre del concejo a la entrada de la capital son otras de las iniciativas.

Tres turistas en el monasterio de Villanueva. | T. Cascudo

Tres turistas en el monasterio de Villanueva. | T. Cascudo

En los Oscos está previsto tirar de nuevas tecnologías para plantear una visita autónoma a dos joyas arquitectónicas como son el monasterio de Santa María, en Villanueva de Oscos, y el palacio de Mon, en San Martín de Oscos. La falta de personal suele ser un lastre para potenciar las visitas a estos dos inmuebles, así que se buscará una fórmula, ya sea con audioguías o realidad virtual, para que el visitante pueda en cualquier momento del año acercarse a estos recursos tan valiosos. En Villanueva también se va a mejorar el acceso al ecomuseo del pan de Santa Eufemia, mientras que San Martín apostará por mejorar la visita a las minas Carmina y Pena Teixeira con la renovación de la iluminación y los accesos.

Por último, Santa Eulalia de Oscos contempla varias actuaciones como la mejora del molín da Ponte, adquirido hace años y donde será necesario reconstruir el azud para reconducir el agua al enclave, muy cerca de la capital. En el área recreativa de Ferreira están previstas mejoras en el acceso y el entorno, así como construir un nuevo aparcamiento en Pumares que preste servicio a los muchos turistas que realizan la senda de A Seimeira.

No hay comentarios. Comentar. Más...

La Biblioteca Popular Circulante de Castropol / La Semanal

por castropol el 13/01/2022 16:15, en Eventos Biblioteca

20220113161902-sin-titulo-2.jpg

Xabier F. Coronado 

A María Ramona Loriente Penzol, in memoriam

Los promotores de la biblioteca de Castropol trataban de educar la sensibilidad de los aldeanos, conservándoles, y esto es lo esencial y digno de ser notado, el gusto por sus cosas y por su vida rural.

María Moliner

 

Entre las bibliotecas populares que se fundaron en España entre la última década del siglo xix y el estallido de la Guerra Civil, la Biblioteca Popular Circulante de Castropol (bpcc) destaca por su labor y desarrollo. Estos días se cumple un siglo de esta institución asturiana que formó una red de quince filiales que funcionaban de manera autónoma bajo la coordinación de una biblioteca central. La calidad de su acervo y sus publicaciones, la variedad de iniciativas y actos organizados, las relaciones interbibliotecarias que sostuvo, la repercusión alcanzada en la comarca occidental de Asturias y su defensa de la cultura de la aldea, hacen de la red de bibliotecas de Castropol un modelo de institución cultural al servicio del pueblo.

La de la bpcc es una labor reconocida en su época por personalidades e instituciones educativas y culturales, que comenzó en 1921 y fue truncada por el golpe militar contra del gobierno republicano en 1936. Tras su desaparición, durante los años de la dictadura franquista, la historia de la biblioteca de Castropol permaneció oculta, silenciada y condenada al olvido de todos, menos de los habitantes de aquellos pueblos y aldeas que la vieron nacer y establecerse. Una historia que permanecía latente y que no fue recuperada para la memoria cultural colectiva hasta la primera década de este siglo.

Asturias es una región histórica del norte de la península ibérica; en su mapa territorial, Castropol es el concejo (municipio) que ocupa el extremo noroccidental y es cabeza del partido judicial de toda esa comarca. En los años veinte del siglo pasado, Castropol tenía una población que rondaba los ocho mil habitantes, la mayoría vivían dispersos en pequeñas aldeas en la costa y las montañas cercanas. Las ocupaciones mayoritarias de sus habitantes eran la agricultura, la ganadería y la pesca.

Un estudio, publicado por el Museo Pedagógico Nacional, “El analfabetismo en España”, arrojaba cifras sorprendentes: el nivel estatal medio superaba el cincuenta y dos por ciento; entre las cincuenta provincias españolas, Asturias con un cuarenta y cinco por ciento, estaba entre las veinte con menos incidencia y Castropol tenía un 47.5 por ciento de analfabetos entre sus habitantes. A pesar de los altos porcentajes, eran datos que podían considerarse positivos ya que, desde principios de siglo, el analfabetismo había descendido casi un doce por ciento en el país. Este descenso se debía fundamentalmente al incremento del número de escuelas, así como a la proliferación de ateneos obreros y sociedades culturales. En Asturias, desde finales del siglo xix hasta el golpe de Estado militar funcionaron más de 250 bibliotecas populares repartidas por su territorio.

Fundación, organización y publicaciones

Es necesaria una vigorosa acción cultural, que capacite al pueblo para regirse por sí mismo.

Por Nuestra cultura

En octubre de 1921, el periódico local, Castropol, publicó en su primera página un manifiesto titulado “Por Nuestra Cultura” (año xvii, núm. 595). El texto, firmado por ocho jóvenes estudiantes del concejo, denunciaba la alarmante situación cultural que se vivía en la comarca y, para enfrentar esa realidad, anunciaban la “iniciativa de crear una Biblioteca Popular Circulante –lo único realizable, por hoy, en nuestro pueblo– con el fin de fomentar la propagación de la cultura”. Este manifiesto supuso el inicio de una aventura cultural que cuajó el 2 de marzo de 1922 con la inauguración de la Biblioteca Popular Circulante.

En sus estatutos, la bpcc se organizaba bajo la dirección de un Patronato de once miembros que establecieron las reglas de funcionamiento de la entidad. El cargo de patrono era un trabajo de servicio a la comunidad y se formaban tres comisiones para dirigir los destinos de la biblioteca: selección y adquisición de libros, propaganda cultural y la encargada del local. Entre los miembros del patronato, Vicente Loriente Cancio fue quien más se involucró en el proyecto, convirtiéndose en el organizador y coordinador de la biblioteca durante sus quince años de existencia.

A partir de mayo del año ’27, se disolvió el patronato y la biblioteca de Castropol se convirtió en una asociación cultural integrada por socios fundadores –los antiguos miembros del Patronato– y socios protectores, que contribuían con cuotas a su mantenimiento. La entidad pasó a ser regida por una Junta Permanente y Loriente Cancio ocupó el cargo de secretario de la Junta hasta su disolución, en julio del ’36. Con este cambio organizativo, los responsables de la biblioteca pretendían evitar intromisiones a su labor pues se vivían los años de la dictadura del general Primo de Rivera (1923-1930).

Desde su fundación, la bpcc funcionó con un reglamento que señalaba sus características: un espacio de lectura y consulta de carácter gratuito, sin requisitos previos para acceder al local o disfrutar del préstamo de libros, con libre acceso de los usuarios a los anaqueles y el derecho de todos los vecinos a beneficiarse de sus servicios.

Los estatutos de la biblioteca planteaban una financiación basada en tres cauces: solicitar donativos a entidades públicas y privadas, aceptar cuotas de sus socios y abrir suscripciones populares. La mayor parte de los ingresos fueron aportaciones recolectadas entre los emigrantes de la comarca, remesas procedentes de países americanos, sobre todo de Cuba. Los organismos oficiales –locales, regionales o estatales– apenas alentaron el proyecto cultural de la biblioteca de Castropol. Entre las excepciones hay que señalar el apoyo recibido, desde la proclamación de la República (1931), por parte del Patronato de Misiones Pedagógicas, una ayuda en forma de libros y materiales didácticos nunca a nivel económico. La falta de apoyos de organismos oficiales propició su condición independiente.

La bpcc se inauguró con un fondo bibliográfico de 158 volúmenes que se fueron incrementando a lo largo de los años, según un criterio marcado por las características sociales de la comarca y los objetivos de la entidad. Así, se fueron integrando secciones diferenciadas para satisfacer las necesidades culturales y profesionales de los usuarios: sección de agricultura, ganadería y pesca; sección de literatura; biblioteca del maestro; biblioteca infantil; sección asturiana; sección de música.

A partir del verano de 1925, el Patronato de la biblioteca planteó la necesidad de crear una red de filiales con el objetivo de llevar los libros a todos los rincones del concejo. Durante los diez años siguientes se abrieron un total de quince bibliotecas en pueblos y aldeas de la comarca occidental de Asturias. A medida que la red de bibliotecas de Castropol se implantaba, el número de usuarios y lecturas se fueron incrementando. En su primer año de funcionamiento se realizaron mil trescientos préstamos de libros, y en sus últimas estadísticas la cifra estaba cercana a nueve mil en todas las bibliotecas. Del mismo modo, el número de obras fue creciendo gracias a las adquisiciones y donaciones recibidas. En 1936, el fondo bibliográfico de la biblioteca central estaba próximo a los cinco mil volúmenes. A esta cifra hay que sumarle el acervo existente en el conjunto de las sucursales de la red, que puede estimarse cercano a los cuatro mil libros.

Las bibliotecas filiales se formaban con un mínimo de cien volúmenes de fondo inicial propio. La biblioteca central se encargaba de circular libros, con el propósito de ampliar la oferta de lectura a los usuarios. Los lotes se renovaban cada tres meses y eran completados en función de las solicitudes que los lectores hacían a los responsables de cada filial. La biblioteca de Castropol estableció la figura del delegado o agente bibliotecario en los pueblos y aldeas donde no había una sucursal; los delegados portaban un índice de libros y recogían las peticiones de los vecinos interesados en leer. De esta manera los delegados realizaban un servicio de préstamo ambulante y autónomo.

Cada biblioteca de la red funcionaba de manera autónoma, dirigida por una sociedad de lectores. Como ejemplo, la sucursal abierta en 1934 en La Veguina (concejo de Tapia de Casariego), todos los vecinos pagaban una cuota anual para asegurar la subsistencia de la biblioteca; así se convertían en socios protectores al asegurar el mantenimiento de un local propio y la compra de libros. La red de bibliotecas se coordinaba a través de asambleas anuales a las que acudían los responsables de cada una de ellas. En las asambleas, que también estaban abiertas a los usuarios, se presentaban ponencias y se discutían los problemas planteados por los asistentes. Además, existía un Comité interbibliotecario que se reunía trimestralmente con los miembros de la Junta Permanente para tratar los temas relativos al funcionamiento de la red. A través de las diferentes reuniones y asambleas se fue perfeccionando un procedimiento de coordinación que es modelo para quienes se dedican a organizar sistemas bibliotecarios.

A lo largo de su historia, la bpcc tuvo siempre a su disposición un medio impreso para comunicarse con sus lectores y, a través de sus páginas, se puede seguir la historia de la biblioteca. En los primeros años, el decenario Castropol divulgaba los asuntos de la biblioteca. A partir de 1924 editaron su propio boletín, El Libro y el Pueblo, del que salieron cuatro números. En octubre de 1929, los integrantes de la Junta Permanente comenzaron a publicar un medio de información general, El Aldeano. Este periódico quincenal se convirtió, hasta su desaparición en 1933, en el medio de expresión de la biblioteca.

El boletín más profesional editado por la entidad asturiana llevaba el nombre de La Biblioteca, apareció en 1934 y se llegaron a imprimir cinco números hasta su cierre, dos años después. La biblioteca de Castropol también publicó libros, índices bibliográficos, reglamentos, impresos, carteles de propaganda cultural y anuncios de actividades.

Vasconcelos en la Biblioteca Popular Circulante

Nos recibieron los amigos de Castropol y en lancha nos transportaron al salón de la conferencia, que estaba lleno de un público interesado en libros y en ideas.

José Vasconcelos

A lo largo de su historia, la biblioteca de Castropol organizó grupos de trabajo comunitario a los que todos los vecinos eran invitados a participar. Unos estaban orientados a recabar datos sobre lenguaje, folklore y demás manifestaciones de la cultura autóctona; otros a realizar siembras comunitarias de experimentación agrícola; alrededor de la biblioteca también se formaban colectivos de teatro, títeres, coros, etcétera. Es de remarcar el número y la calidad de actos culturales organizados por los responsables del proyecto: ciclos de conferencias, conciertos, lecturas, exposiciones, teatro, títeres, proyecciones cinematográficas, premios musicales, excursiones y fiestas, se sucedieron en los salones del casino y la biblioteca central, en las sedes de las sucursales de la red o al aire libre en pueblos y aldeas de todo el occidente asturiano.

Uno de aquellos actos tuvo relación directa con México: en 1932, José Vasconcelos visitó la bpcc durante sus meses de exilio asturiano. Tras llegar a España procedente de París, después de la trágica muerte de Antonieta Rivas Mercado, el educador y político mexicano vivió en Somió, una aldea cercana a Gijón, donde rentó una quintana y se dedicó a trabajar la tierra y criar animales, pero sobre todo aprovechó la tranquilidad para escribir. Vasconcelos relata este período en su libro de memorias El Proconsulado (1939): “Me tenía tomado el tiempo la preparación del Ulises y el estudio de los temas de la Estética. También en esos días juntaba el material del volumen que titulé La sonata mágica.”

A pesar de su aislamiento, el escritor mexicano dio dos conferencias en el Ateneo de Gijón y asistió a otros actos culturales: “de ciertas actividades públicas de la misma Asturias no podía eximirme del todo y así fue como acepté pronunciar el discurso de inauguración del monumento a Jovellanos en Puerto Vega.” La invitación incluía una visita a la biblioteca de Castropol. El maestro de América aceptó el paquete completo y en homenaje a Jovellanos pronunció un discurso sobre la hispanidad, que fue reseñado en todos los periódicos de la región y que en México se publicó hace pocos años (Biblioteca de México, núm. 111, 2009).

Al día siguiente, Vasconcelos continuó viaje hasta Castropol, donde fue recibido por Vicente Loriente y demás miembros del grupo responsable de la biblioteca. Visitó la central y algunas filiales de la red y dio una conferencia sobre las bibliotecas americanas y su lucha por difundir la cultura. Durante su visita, José Vasconcelos fue nombrado presidente honorífico de la biblioteca de Castropol:

Concertamos una visita a Castropol, donde existía un simpático grupo intelectual dedicado al trabajo de difusión de bibliotecas y de intercambio con la América española. Presidía dicho grupo don Vicente Loriente, joven historiador […] Aun siendo cada uno de procedencia un tanto diversa, advertíase en todo el círculo de Castropol una liga como de parentesco espiritual muy firme […] Años después, una monografía erudita y comprensiva de Vicente Loriente me sirvió de documento para el capítulo de mi Breve historia de México sobre los descubrimientos.

Una de las inquietudes de la bpcc era establecer contactos con otras bibliotecas y colectivos culturales, algo que era imprescindible dado su aislamiento geográfico. Esta necesidad quedó satisfecha con el intercambio de información y publicaciones que los coordinadores de la biblioteca de Castropol realizaron con otras bibliotecas: en España con la totalidad de las entidades bibliotecarias asturianas, así como la mayoría de las bibliotecas populares catalanas y de otras regiones de la península; en los países europeos sostuvo relaciones con bibliotecas de Portugal, Checoslovaquia y varias bibliotecas francesas. Durante su visita, Vasconcelos les facilitó contactos con el Departamento de Bibliotecas de la Secretaría de Educación de México y algunas bibliotecas que había visitado en Colombia, Ecuador y Perú.

Conclusión

El personal que sirve la Biblioteca de Castropol y las sucursales, se compone de personas abnegadas guiadas por su amor a la cultura.

Juan Vicens

Durante el II Congreso Internacional de Bibliotecas y Bibliografía, celebrado en 1935 en España, Vicente Loriente Cancio ocupó el cargo de vicesecretario general del congreso y secretario de la sección de Bibliotecas Populares en representación de la Red de Bibliotecas de Castropol. A raíz de los contactos realizados con otras instituciones culturales surgió el proyecto, impulsado por la biblioteca de Castropol, de crear una Federación de Centros de Cultura Popular, abierta a las agrupaciones de todo el país. El propio Vicente Loriente Cancio escribía en el boletín La Biblioteca: “El propósito es articular una organización lo suficientemente elástica para que, dentro de una absoluta libertad de movimientos para cada entidad, éstas disfruten de todos los beneficios que se derivarían, no ya del conocimiento y apoyo mutuos, sino de una activa colaboración en lo referente a labor bibliotecaria, conferencias y exposiciones, cine educativo, etc.”

La importante labor cultural que la biblioteca de Castropol venía desarrollando durante más de catorce años quedó truncada con el estallido de la Guerra Civil. A los pocos días del golpe militar, las tropas facciosas del ejército penetraron en Asturias. Una de las primeras localidades ocupadas fue Castropol, la biblioteca se cerró y sus responsables fueron perseguidos.

A grandes rasgos, esta es la historia de la bpcc y su red de bibliotecas filiales, un organismo que desarrolló un proyecto cultural dirigido a toda la comunidad, sin distinción de clases sociales o ideologías. Una historia que fue posible gracias a la participación de hombres y mujeres entregados a una labor educativa y solidaria para preservar y expandir la cultura de la sociedad rural en que vivían.

Concluimos con la valoración de dos especialistas en bibliotecas que conocieron el trabajo de la biblioteca de Castropol. La filóloga y bibliotecaria María Moliner opinaba que “la ejemplaridad de la Biblioteca de Castropol está en la desproporción enorme entre sus medios y su obra, que demuestra lo que pueden conseguir el entusiasmo y la iniciativa particulares cuando no son producto de un esnobismo sino de aspiraciones colectivas que encuentran a los hombres que saben concretarlas y realizarlas.”

Por su parte, Juan Vicens, responsable de bibliotecas del Patronato de Misiones Pedagógicas durante la República, escribió:

Entre las bibliotecas no oficiales hay una verdaderamente extraordinaria, la Biblioteca del Concejo de Castropol. No necesito descubrirla, puesto que se ha hablado de ella en diversas publicaciones, entre ellas en Bibliothéques Populaires et Loisirs Ouvriers, del Instituto de Cooperación Intelectual de la Sociedad de Naciones. La Biblioteca Popular Circulante de Castropol, la más moderna de las bibliotecas populares, merece ser conocida en todos los lugares porque constituye un ejemplo.

Hay 2 comentarios. Más...

Controversias

por castropol el 14/01/2022 11:28, en Colaboraciones

6 de Enero del 2022 - Antonio Valle Suárez (Castropol)

En toda la vieja Europa, donde se encuentran España, Asturias y mi pueblo, ocurre lo mismo con respecto a temas laborales de casi todas las profesiones. Sobre todo, en las más solicitadas.

Si tienes una fuga en tu baño o cocina, date por ahogado, si es que persistes en no marcharte de casa. Al fontanero lo llamarás inmediatamente y si tienes suerte se puede poner al teléfono para decirte: “Mira, hasta la próxima semana no tengo un hueco aunque se caiga el mundo”. ¿Qué me dices si a los automáticos que controlan la electricidad en tu casa les da por bajarse constantemente? Pues el chispa, si es que lo localizas, te contestará algo que, traducido, querrá decir que comerás durante una semana pan, galletas y latería hasta que pueda venir a arreglarte el cortocircuito originado por la vitro. Y si viene un viento veloz del Sur, como el que tenemos estos días, y te arranca una ventana, como a mí me pasó, ¿qué haces? Llamar al carpintero, claro. Si tienes la suerte de localizarlo, en principio respirarás, para desesperarte después cuando te diga, por ejemplo, que está trabajando en una cafetería que pretenden abrir para el año nuevo que viene y que... si quies arroz, Catalina.

Todas estas palpables meditaciones me las despertó y puso en marcha hoy a primera hora mi consuegro de Granada, contándome lo que le estaba sucediendo. Es muy mayor Rafael, ronda ya los 90, pero tocante a pundonor y empuje pocos jóvenes le ganan, rompiendo ese viejo dicho popular de que los andaluces son desertores del arado, aunque después de lo que les voy a contar permítanme que casi no lo dude. Hasta que lo respetó la salud iba al huerto de sus cien olivos al frente de una cuadrilla de temporeros, trabajando toda la jornada codo con codo a su lado. Para después él mismo guiando su tractor llevar el fruto a la almazara de la cooperativa para transformar el fruto verde en oro líquido. Todos los años y desde hace unos cuantos me hace llegar cuatro garrafas de aceite de oliva virgen extra, acompañadas de una nota en la que no falta su dicharachera gracia. Todo parece apuntar que probablemente no me regale más, pues hoy me contó que lo había llamado Juan, el guardés de su finca, que le ayuda desde toda la vida a cuidar los olivos. Entristecido le dijo que, como todos los años, llevaba días intentando reclutar gente para la recogida de la aceituna y que no había conseguido encontrar a nadie, y que para hacerlo él solo y su mujer (ambos jubilados) les iba a resultar una labor harto imposible.

La salud precaria de mi consuegro le amenaza cada día, pero, conociéndolo, lo ocurrido hoy me temo que le pase una factura tan grande que será incapaz de digerir.

¿Cómo es posible que un gran país como es el nuestro, con demanda de tantos oficios y profesiones, ofrezca una tasa de desempleo del 35,4% en Asturias, entre jóvenes de entre 20 y 24 años, y mi ventana sin arreglar?

Tampoco se comprende cómo es factible que pueda ocurrir en Andalucía, donde esa misma ratio es del 39%, y que las aceitunas de mi consuegro Rafael estén pasándose de maduración en el árbol, esperando por quien probablemente no vendrá a recolectarlas... ¡Algo está fallando en medio de tanta controversia!

No hay comentarios. Comentar. Más...

Abriendo camino a la orilla de la ría del Eo

por castropol el 17/01/2022 11:24, en Noticias

Castropol incorporará un tramo de algo más de siete kilómetros de ruta a los dos paseos ya operativos que bordean el estuario

Panorámica de la ría del Eo.

Panorámica de la ría del Eo.

Recorrer a pie todo el perímetro de la ría del Eo es, de momento, misión imposible. Al menos, siguiendo senderos acondicionados para el peatón. Existen dos tramos que permiten ya soñar con esta posibilidad: en el lado gallego, está la ruta que une el faro de Isla Pancha con el molino de mareas de As Aceas, de unos cinco kilómetros y medio; en el lado asturiano, la senda de Castropol a Figueras, de unos cuatro kilómetros. Con todo, aún quedando trabajo por delante, el plan de sostenibilidad turística de Oscos-Eo, que se pondrá en marcha este año, permitirá dar un gran paso y sumar, como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, un nuevo trayecto en suelo castropolense. Medirá algo más de siete kilómetros, entre la villa de Castropol y punta de Cabana.

El plan turístico, que se desarrollará entre este año y 2024, destinará su principal partida (1,3 de los 3,5 millones que contempla) al proyecto del “Cinturón verde marítimo de Castropol”, que busca hacer transitable la costa entre la playa de Penarronda y punta de Cabana, a la altura del núcleo de Iramola, uniendo tramos ya habilitados con otros de nueva creación. La principal actuación será la apertura de un nuevo itinerario, de algo más de siete kilómetros. Este trayecto cuenta con un proyecto elaborado por el Principado en 2011, que ahora es necesario revisar y adaptar.

El citado documento recoge tres fases de actuación: la fase 1, de 2.432 metros, discurre entre la villa de Castropol y A Regueira; la fase 2, de 1.927 metros, une A Regueira con Salías de Granda y, la tercera, de 2.822 metros conecta Salías de Granda con Punta de Cabana. Para materializarlo, hará falta expropiar algo más de 11.000 metros cuadrados de terreno. Esta tarea deberá afrontarla en solitario el Consistorio castropolense y poner los terrenos a disposición de los gestores del plan turístico comarcal.

La técnica de turismo de Castropol, Reyes Pérez, explica que el proyecto original del cinturón verde se incluyó en el plan de sostenibilidad que presentó en solitario en su día el Consistorio castropolense. Sin embargo, no logró financiación, algo que sí ha ocurrido con la propuesta comarcal donde se retoma esta iniciativa, aunque adaptada y renunciando a algunas ideas que la encarecerían. “La idea inicial era englobar en la senda nuestros principales recursos turísticos”, señala.

Una vez esté listo el nuevo tramo costero, se conectará a la senda entre Castropol y Figueras, que transcurre pegada a la ría en casi todo su trazado y que destaca por la singular belleza del paisaje. Este trayecto lleva años operativo, aunque presenta un estado de conservación deficiente en algunas zonas. Por ejemplo, parte del mobiliario urbano en forma de vallas o zonas de descanso está deteriorado y también hay problemas con algunas pasarelas de madera especialmente resbaladizas.

“El reto es hacer todo el recorrido por la ría, pero el cinturón verde es dar un paso”, señala Vinjoy

decoration

La técnica de turismo local explica que, entre los planes del Ayuntamiento, está estudiar una posible alternativa al trazado en la localidad de Berbesa, pues actualmente hay que desviarse hacia el pueblo y caminar varios metros por carretera. También se buscarán soluciones para los tramos de escalera existentes pues, el objetivo es lograr que toda la ruta sea ciclable.

Una vez en Figueras se emprende el camino hacia el entorno de Arnao, donde ya existe un tramo de senda en la punta de La Cruz, pero hay varios puntos que desvían al paseante hacia carreteras y que serán objeto de estudio para intentar buscar alternativas por el borde litoral. Lo mismo ocurre en el último tramo, entre Arnao y Penarronda, donde el objetivo es lograr el tránsito paralelo a la costa y permitir la visita a enclaves como la punta del Corno o el castro del mismo nombre. El proyecto del “Cinturón verde” incluye, además de la mejora y ampliación de los itinerarios peatonales, la creación de once áreas de descanso para disfrutar de las vistas de la ría y la costa de Castropol. “Supondrá dotarnos de un recurso turístico muy importante. Está claro que el reto es lograr bordear íntegramente la ría, pero con este cinturón damos un paso y es una buena oportunidad para hacer algo grande”, señala el Alcalde de Castropol, Francisco Javier Vinjoy.

Para completar la margen asturiana de la ría, restaría afrontar el último tramo en suelo castropolense, en concreto entre la punta da Cabana y el muelle sur de Castropol. Serían entre tres y cuatro kilómetros para los que aún no hay un proyecto definido. En la zona portuaria donde se ubica la delegación de fibra de Astilleros Gondán, el paseo enlazaría con la conocida como senda del muelle, un itinerario de poco más de trescientos metros que Vegadeo estrenó a principios de 2019 para mejorar la principal entrada a la capital del concejo desde Asturias. Fue ejecutado con cargo a los fondos de Pesca y permitió a los veigueños vislumbrar otro proyecto en tramitación: el plan de recuperación de la Marisma de Vegadeo. Este documento contempla la construcción de itinerarios peatonales para disfrutar de la zona de la desembocadura de los ríos Suarón y Monjardín y haría transitable la fachada marítima de Vegadeo.

“La senda de la ría, unida a la del ferrocarril, será de las más bonitas de España”, dice Suárez Barcia

decoration

A partir de aquí, la pelota caería en suelo gallego, donde siguen sin ser transitables los aproximadamente 6,9 kilómetros que salvan la distancia entre la localidad de Porto (Ribadeo) y el molino de As Aceas. El alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez Barcia, suspira cuando se le pregunta por el plan para bordear la ría y expone que el tramo que tienen abierto salió adelante gracias a un trabajo “de artesanía y cabezonería”. Explica el regidor ribadense que fueron necesarios diez años de gestiones y rascar fondos de diferentes organismos para completar el paseo hasta As Aceas, que ahora es una de las joyas naturales del concejo ribadense.

Suárez indica que pieza clave para continuar sería lograr materializar la senda verde del ferrocarril, que recupera el viejo trazado del tren minero entre A Pontenova y Ribadeo. Aproximadamente un tercio de la ruta, la que discurre por el municipio asturiano de San Tirso de Abres y parte del vecino concejo lucense de A Pontenova, ya está lista y el resto de la actuación forma parte del proyecto que el Ministerio presentó en 2011 con un presupuesto de 5, 5 millones de euros. La citada senda discurre paralela a la ría en su tramo final y, apunta el regidor ribadense, que según el trazado diseñado en su día solo quedaría pendiente acometer en torno a un kilómetro de trayecto hasta llegar a As Aceas.

“La incógnita es el tiempo que se va a tardar en hacerlo pero yo creo que, tanto el recorrido alrededor de la ría como la senda del ferrocarril, se harán realidad y será una de las rutas más bonitas de todo el Estado”, sentencia Suárez y con él coinciden sus colegas asturianos convencidos del potencial del estuario que une Asturias y Galicia.

 

Hay 3 comentarios. Más...

“Si adquirimos Barreras podremos hacer muchos más barcos que ahora”

por castropol el 18/01/2022 10:43, en Noticias

ÁLVARO PLATERO Presidente de Astilleros Gondán

“Por supuesto que mantendremos los planes para ampliar el astillero de Figueras” | “Queremos replicar en Vigo el modelo de Gondán”

Álvaro Platero, en las instalaciones de Gondán en Figueras (Castropol). | Miki López

Álvaro Platero, en las instalaciones de Gondán en Figueras (Castropol). | Miki López

Álvaro Platero (Castropol, 1960) preside Astilleros Gondán, grupo que compite con el también asturiano Armón por la adquisición de Hijos de Barreras en Vigo (Galicia). En esta entrevista expone los pormenores de su propuesta y confirma el propósito de Gondán de compatibilizar, en su caso, la integración del astillero gallego y la expansión de las instalaciones castropolenses de Figueras.

–El informe remitido por la consultora Kroll al juzgado incide en lo siguiente respecto a la propuesta de Gondán: “Prevé el inicio de la actividad en Barreras en octubre de 2022 con fabricación de acero y no sería hasta febrero de 2023 que se iniciaría la construcción en grada”. ¿Es correcto? ¿Cuándo estaría en disposición de arrancar?

–No es correcto. Lamentablemente desconozco el contenido del informe de Kroll y la interpretación que han realizado de la información que les suministré. Ese dato se puede referir a la planificación de los barcos que vamos a construir en Gondán en Figueras, pero en ningún caso a los tiempos previstos para Barreras. Estamos en condiciones de empezar a construir barcos inmediatamente, en cuanto las instalaciones y el equipo estén listos. Tenemos mucha cartera de pedidos, y estamos perdiendo contratos por no poder construirlos en el plazo requerido, ya que en Figueras nuestras instalaciones no dan para más.

–¿Qué plazo, aproximado, prevé para alcanzar un nivel de actividad óptimo en los talleres de chapa y gradas?

–El mínimo que sea posible. Va a depender del estado en el que nos encontremos las instalaciones, de lo que tardemos en acometer algunas inversiones, porque tenemos previsto invertir alrededor de 8 millones de euros, y del tiempo que tardemos en formar el nuevo equipo. En este sentido, hará falta al menos la misma cantidad de personal que en Gondán Figueras, donde somos 380 trabajadores. Barreras es más grande y necesitará más, pero hay que empezar poco a poco, hasta coger el ritmo de máxima capacidad.

–Ha afirmado que lo fundamental para poner en marcha un proyecto así es el equipo. Al margen del mantenimiento de la plantilla, ¿cómo replicarían el modelo Gondán en Vigo? ¿Con una delegación de su equipo trasladada a Galicia durante un tiempo o de forma permanente?

–Nosotros intentaremos replicar el modelo Gondán, porque está demostrado con la experiencia de muchos años y muchos barcos construidos, que es un modelo que funciona. Ambos astilleros serán independientes, aunque colaborarán mucho, y compartiremos sinergias, pero está claro que hay que hacer un equipo propio en Vigo, no es viable dirigir un astillero a distancia. Cada astillero tendrá su gente, pero los directores de Vigo vendrán a Figueras y los directores de Figueras vendrán a Vigo. Cuando sea necesario y más al principio. Además, ahora, puedes estar conectado a diario, sin tener que estar físicamente en todos lados.

–¿Los cuatro buques de Østensjø, de la que aportó una carta de intenciones en el proceso, serían para hacer en Vigo?

–Me temo que ese dato, al igual que otros que se han publicado estos días como el valor de la carga de trabajo estimada para el futuro, también es erróneo. Gondán informó detalladamente de los contratos que teníamos firmados y de las ofertas en las que estamos trabajando, tanto las de Østensjø como muchas otras, con tanta probabilidad de éxito o más que las de Østensjø. Si adquirimos Barreras, podremos cerrar muchos más barcos que los que tenemos ahora, porque, como le decía, estamos perdiendo contratos por no poder hacerlos en el plazo requerido. Mi idea es arrancar en Barreras con buques que ya están firmados. Y, efectivamente, alguno de los barcos de Østensjø, podría empezarse cuanto antes en Vigo, en cuanto estemos preparados.

–En caso de adjudicarse Barreras, ¿mantendría el proyecto de ampliación del astillero asturiano de Figueras?

–Por supuesto, la primera parte de las obras de ampliación de Figueras ya está en marcha, y para la segunda fase se necesitan trámites urbanísticos complejos y que requieren más tiempo.

–¿Prescindiría de la marca Barreras?

–(Ríe) No sé. No hemos llegado a ese punto, ojalá llegue el momento de planteárselo. Es una marca con mucha tradición en Galicia pero, por otro lado, necesitamos que se vea claramente que pertenecería al grupo Gondán, que tiene un prestigio comercial muy importante… A ver si encontramos una solución que satisfaga a todos.

–El sector apunta, casi de forma unánime, la relevancia para toda la industria que tendrá la reactivación de unas instalaciones como las de Barreras...

–Sin duda. Barreras ha sido muy importante para Galicia y para el sector naval. Necesitamos que vuelva a serlo. Para mí es una gran responsabilidad dar este paso y optar a hacerme cargo de este astillero, del que dependen muchas familias. Pero, por otro lado, contamos con experiencia suficiente. En el occidente asturiano, Gondán es una empresa clave de la que dependen muchas familias, y me atrevería a decir, que una comarca entera. Para todo el sector naval, para Galicia, es imprescindible que Barreras vuelva a funcionar y vamos a poner todo de nuestra parte para que, en caso de que sea nuestro, así sea.

No hay comentarios. Comentar. Más...

SEGUIMOS CON DAÑOS Y DESTROZOS

por castropol el 22/01/2022 11:06, en Colaboraciones

20220122110758-sin-titulo.jpg

Foto de 2021

 

El pasado 16/12/2021, se publicó en este blog una breve secuencia gráfica sobre el alcance del boquete que se había abierto en la curva de la “Punta”, debido al fuerte empuje del mar en los días de temporal.

Parece que en esta ocasión,  Puertos del Principado, no se demoró demasiado para acometer los trabajos de reparación, que comenzaron hace unos días y que según se ve caminando por el paseo, se van a extender también a la totalidad del muro entre ese punto y la zona de la Fuente, incluyendo la conocida como “rampa de Guerra”, que estaba muy destrozada.

 Al hilo de lo anterior y porque me parece importante y preocupante, voy a seguir con el progresivo derrumbe, que cualquiera que camine por el ahora Paseo de M. Alvarez, puede ver en la parte trasera del recinto habilitado para los perros.

En la primera fotografía (2003), se pueden observar parte de los trabajos de consolidación, que tuvieron su origen en el gran desprendimiento de la Mirandilla (1999). Limpieza y saneado, introducción de barras metálicas, con una longitud superior a los 10m,  y a las cuales se sujetaba una red metálica, que se fijaba con una tuerca atornillada a dichas barras.