Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Febrero de 2021.

20210203100310-6fae4493-a240-46bd-8f24-88f.jpg

Viento en popa en Castropol para dar a conocer la vela latina.

Una iniciativa vecinal busca dar a conocer un tipo de navegación que quieren que sea declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Javier Gallego, en el puerto de Castropol, vacío de embarcaciones en invierno.

RELACIONADAS

Once personas figuran en el acta fundacional de la denominada Asociación Cultural del bote de vela latina de Castropol, que está presidida por el empresario naval Álvaro Platero. El proyecto, que nace del Club de Vela local, ha sido presentado ya a la consejera de Cultura, Berta Piñán, y cuenta con el respaldo del gobierno castropolense. “La consejera nos indicó que es una idea que podría tener éxito. La vela en Castropol es muy importante, especialmente en época estival y hay una flota destacada”, defiende el Alcalde, Francisco Javier Vinjoy.

El presidente del Club de Vela y secretario del nuevo colectivo, Javier Gallego, defiende la importancia de estas embarcaciones que sustentan la navegación tradicional. Añade que en Castropol funciona el único astillero de ribera del Cantábrico que construye estos botes: Astilleros Pacho. Precisamente su responsable, Martín González está entre los integrantes del nuevo colectivo.

Calculan que el concejo conserva una flota cercana a las ochenta embarcaciones tradicionales

decoration

Entre los planes de la nueva asociación está también crear una escuela taller que permita rehabilitar la flota local. “No se pretende quitar el trabajo a Martín, sino que no se pierda la tradición porque él es el último maestro”, añade Gallego. Calcula que en el concejo podría haber unos ochenta botes de vela latina, pero solo una veintena siguen saliendo al agua de manera periódica.

“En el total de la ría hay una flota considerable”, añade. Aunque el objetivo fundamental y por el que van a luchar es porque su candidatura reciba el visto bueno de la Unesco, tienen muchos más planes. Otro destacado es crear un museo de interpretación de la vela latina y también impulsar un parque arqueológico subacuático en la ensenada de Arnao. Aunque esta última iniciativa no está directamente ligada con la vela latina, sí con la idea de potenciar el turismo sostenible en el estuario fronterizo con Galicia.

El empujón que necesita la vela latina también requiere de una infraestructura portuaria en condiciones. La localidad castropolense de Figueras cuenta con un puerto deportivo que permite el abrigo de las embarcaciones, algo imposible en la villa de Castropol, que solo dispone de dos pantalanes de temporada que se retiran en invierno. “Sería interesante una infraestructura específica para estas embarcaciones”, dice el Alcalde.

Gallego se muestra más crítico y advierte “dejadez” en los responsables portuarios por la falta de atención que prestan al puerto de la capital de Castropol: “Parece que Asturias acaba en Figueras. Aquí solo tenemos dos pantalanes y eso, pese a tener un sitio natural estupendo para un puerto como es el muelle de La Punta, que proporciona abrigo todo el año”. El nuevo colectivo considera que cualquier mejora portuaria para Castropol deberá estar ligada a la vela latina, es decir, que se deben adaptar los pantalanes a estas embarcaciones, como ocurre en las rías gallegas donde también pervive la tradición.

Castropol, con sus mayores

Publicado: 06/02/2021 11:43 por castropol en Noticias
20210206114346-a56f3d17-dc4e-462f-8119-dc3.jpg

  En la foto, el concejal Julio Martínez, con el material recién llegado.

El Consistorio adquiere camas hospitalarias, andadores, sillas de ruedas y grúas, que cederá a las personas dependientes

T. CASCUDO

“Desde marzo, hemos visto que ha aumentado la demanda. Posiblemente se deba a que, a consecuencia de la pandemia, se da el alta a la gente un poco antes de lo normal. Esto es una sensación mía, pero lo cierto es que han aumentado las peticiones de este tipo de elementos”, precisa Martínez, que quiere que se corra la voz para que este material llegue a quien lo necesite y evitar un gasto adicional en los hogares. “La idea es que la gente sepa que este material está a su disposición, que lo soliciten, porque se concede a todo el mundo por el tiempo que necesiten. Además, se lleva hasta su casa. Es un servicio más que prestamos a los vecinos. Un andador puede ser más o menos asequible, pero las grúas o las camas no lo son tanto e igual no todo el mundo puede hacer frente a ese gasto”, añade.

El Consistorio ha afrontado esta compra con una subvención complementaria del plan concertado de Servicios Sociales, que permite a los ayuntamientos reforzar sus materiales durante la pandemia. El montante total de la ayuda han sido 36.000 euros, de los que 9.000 se han destinado a estos materiales. La aportación también ha servido para comprar artículos de protección frente al covid-19 para los servicios municipales, desde mascarillas o guantes a gel hidroalcohólico.

El edil de Bienestar Social explica que esta ayuda se suma a otras disponibles en el Consistorio. En este sentido, recuerda que, desde que estalló la pandemia, el Ayuntamiento habilitó una ayuda que consiste en el reparto de vales canjeables por alimentos entre las familias con menos recursos. Se hizo una primera edición con cargo a los presupuestos y la que está actualmente en marcha es gracias a una ayuda de Astilleros Gondán. Además, la plantilla del astillero hizo un donativo para sumarse a la campaña solidaria de Navidad por la que se recogen artículos de primera necesidad. Otro de los recursos de los que dispone el concejo es un ropero solidario, que ha vuelto a reabrir al público en las viejas escuelas de Piñera.